Bajo el título de ‘Tú también eres astrónom@’, llega a su cuarta edición teniendo como principal atractivo “el uso por parte del alumnado de instalaciones profesionales”, en concreto el telescopio de 1.23 de Calar Alto para observación nocturna, y la participación de dos científicas de gran prestigio, Anamarija Stankov, de la ESA, y Sara Cazzoli, del IAA

Ha quedado inaugurado otro de los más consolidados de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería, con formato taller y referente claro en el ámbito mundial para cualquier persona no experta que esté interesada en la Astronomía. De hecho, ‘Tú también eres astrónom@ IV’ tiene caras conocidas entre su alumnado porque repiten de una edición a otra solo por tener la oportunidad de realizar una observación con el telescopio de 1.23 metros de Calar Alto. Plazas limitadas para garantizar la plena satisfacción de la experiencia, ha sido presentado por Amalia Magán, directora de los Cursos de Verano, junto a sus codirectores, Antonio Puertas, catedrático de Física Aplicada del Departamento de Química y Física de la UAL, y Jorge Iglesias, Científico Titular del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

Amalia Magán ha contextualizado esta propuesta, “forma parte de las bodas de plata de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería, este año con un programa de 24 seminarios repartidos en once sedes por toda la provincia, un récord, llegando a unos 300 ponentes y 700 alumnos, más el medio centenar de entidades colaboradoras”. Día cargado este miércoles, “once cursos a la vez en siete localidades diferentes”, no solo que se hayan mantenido, sino incluso que se hayan aumentado las cifras, se debe sin duda “al éxito obtenido en ediciones anteriores”, con mención especial para ‘Tú también eres astrónomo’: “Llega a su cuarta edición, como siempre, agotando muy rápido sus plazas de matrícula y siendo el único taller de astronomía en la Europa continental que permite a sus alumnos hacer uso de instalaciones profesionales”.

La directora de los Cursos de Verano ha destacado como muestra de su aceptación su “alumnado fiel”, ya que “hay repetidores en esta edición respecto a la anterior”. Ha añadido que “este taller es una apuesta decidida de la Universidad de Almería por abrirse a su entorno, acercando la astronomía y la astrofísica a la sociedad, gracias a la colaboración del Observatorio de Calar Alto y del Instituto de Astrofísica de Andalucía”. De hecho, “representa una gran oportunidad, la de hacer uso de sus telescopios durante las sesiones prácticas nocturnas, con la garantía de un trato personalizado en la interacción y el aprendizaje”. Ha felicitado a los dos directores “por seguir apostando por la calidad” y al alumnado “por el respaldo y el entusiasmo”, deseándoles que tengan el mejor aprovechamiento y que disfruten “de esta experiencia única”.

Jorge Iglesias, “en representación del Instituto de Astrofísica de Andalucía, centro de investigación del CSIC – Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que en 2025 cumplirá sus 50 años de historia”, ha explicado además que “es el centro de referencia del Observatorio de Calar Alto, lo que quiere decir que gestiona parte de los proyectos tanto científicos como tecnológicos que allí están desarrollándose o se han desarrollado”. La colaboración con la Universidad de Almería, “un orgullo”, se extiende ya desde hace unos años “en un número bastante grande de actividades de todos los niveles, desde divulgación hasta un poco más científicas en el Aula de Astronomía, exposiciones de astrofotografía y dibujo astronómico, tertulias astronómicas… y en estos cursos de verano, e incluso con la Universidad de Mayores”.

Entre los proyectos y desarrollos científicos y tecnológicos del IAA en Calar Alto, ha mencionado el del “instrumento TARSIS, de próxima generación para el telescopio de tres metros y medio del Observatorio”, y lo ha hecho para desvelar “con mucho gusto que involucra también a la Universidad de Almería”. Como nota muy destacada, ha subrayado que “se brinda la posibilidad al alumnado del curso de disfrutar de la visita a las instalaciones del Observatorio de Calar Alto, lo que defino en una palabra como ‘inolvidable’, y además la oportunidad única en Europa y casi en el mundo de observar a ojo con un telescopio profesional de más de un metro de diámetro”. Así, “el formato del curso funciona”, porque “la estrella no es una persona, es el telescopio de 1.23 metros, el único que hay en Europa y solo hay otro en EEUU de ese tamaño por el que se puede mirar a ojo”.

Antonio Puertas ha sumado a esa observación el resto de elementos que componen la propuesta formativa que dirige junto a Iglesias, muy completa: “Tenemos talleres de ciencia ciudadana, de software científico y de observación con binoculares, con ojo desnudo o con cámara”. Esa es la parte que se mantiene de manera permanente, siendo la novedad año tras año los expertos que vienen a dar una visión científica sobre esta temática, y que en la cuarta edición son “Anamarija Stankov, jefa de misión la ESA, Agencia Espacial Europea, una ‘top level’, y Sara Cazzoli, investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía, quien nos hablará sobre galaxias, también de máximo nivel en su campo”. Ha manifestado que “se ha dado con la fórmula”, puesto que “lo que se imparte está muy consolidado, pero hay alumnos que repiten porque les gusta y porque disfrutan, sobre todo de la noche de observación”.

También ha coincidido con la definición de “oportunidad única” a ese respecto, “al lado de especialistas y técnicos de primer nivel al lado”. Puertas ha mostrado su satisfacción por el hecho de que este curso es “de los primeros que se llenan y agotan matrículas”, y además “se queda gente en lista de espera”. A ese respecto ha explicado que la limitación de las plazas es la obligada por motivos de logística en la visita a la Cúpula Almanzor de Calar Alto: “Hacemos dos grupos porque no cabe más gente, y si hiciéramos esos grupos más grandes, al final se disfrutaría menos la observación con el telescopio”. Ese momento tan esperado tiene un contenido de interés intercalado, arrancándose el curso con José Francisco del Águila, de la Asociación Orión, dando una “introducción a la observación astronómica”, como él mismo ha comentado: “Ha sido una ponencia sobre conocimientos básicos, viendo el material, los objetos que se pueden ver y la orientación del cielo, cómo funciona el movimiento celeste”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here