El Pabellón de Historia Natural de la UAL empezará a recibir público a partir del 3 de julio

0
1902

Con horario de lunes a viernes, de 10.00 h a 14.00 h y entrada gratuita, durante el mes de julio los almerienses podrán visitar este nuevo museo que ha sido inaugurado por el rector de la UAL el pasado viernes.

Más que enorme es el deseo de los almerienses de visitar el interior del recién inaugurado Pabellón de Historia Natural de la UAL. Así pues en el mes de julio el horario de apertura será de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas, con entrada gratuita para todos los públicos. Este espacio museístico permanecerá cerrado durante el mes de agosto y del 1 al 10 de septiembre. Abrirá nuevamente sus puertas el 11 de septiembre, con horario de 10.00 a 14.00, de lunes a viernes. A partir de esta fecha el coste de la entrada será 3 euros, y gratis para niños hasta 12 años. Las visitas guiadas y para grupos se han de realizar previa reserva a través del correo cecoual@ual.es.

En el Pabellón de Historia Natural se pueden encontrar unos 1.500 ejemplares expuestos de fauna, plantas y minerales. Sólo una muestra de todo lo que atesora el Centro de Investigación de Colecciones Científicas de la Universidad de Almería que seguirá dotándolo de contenido con exposiciones fijas e itinerantes.

Las exposiciones que se muestran en el Pabellón de Historia Natural son en muchos casos el resultado de investigaciones, del material que se usa para investigar y que se ha de conservar para que cualquier investigador en el futuro pueda volver a hacer uso de ello.  Además, es un espacio para la divulgación y la transferencia del conocimiento de todos esos proyectos de investigación, “algo en lo que la UAL lleva años trabajando con la visita de los centros educativos como de toda la sociedad a través de talleres y charlas, por lo que este ‘museo’ va a gustar especialmente a los jóvenes”, asegura el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez.

El nuevo edificio está situado frente al Edificio Científico Técnico V. Dispone de una superficie de 868 metros cuadrados con planta baja y primera planta. El exterior del mismo está formado por una estructura de pórticos, que permitirán el crecimiento de distintas especies vegetales en altura y trepadoras, favoreciendo también la anidación de aves y  la biodiversidad de la zona.