La UAL lidera un proyecto para reutilizar los lodos de la industria del mármol

0
780

Junto a la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía, financia un proyecto para estudiar los lodos producidos en las actividades de corte y mecanización. El objetivo es estudiar sus características para proponer su reutilización, evitando su posible impacto medioambiental y dándoles un valor añadido que contribuiría a la economía de la zona

Con un importe de 22.500 euros y una duración de un año, con posibilidad de ser prorrogado, se ha firmado un proyecto entre la Universidad de Almería y la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía que pretende reutilizar los lodos producidos en la industria del mármol en Macael, dándoles una segunda vida, reduciendo su impacto medioambiental y mejorando la economía de la zona.

El proyecto de investigación “Revalorización de lodos provenientes de la industrial del mármol en Macael: REMAR”, pertenece a la convocatoria de ayudas UALtransfierE-2023 y está dirigido por Antonio Romerosa y Franco Scalandra, profesores titulares del Departamento de Química y Física de la UAL. Ambos pertenecen al grupo de investigación (FQM-317).

Se trata de un nuevo paso por parte de la Universidad de Almería en transferir conocimiento a las empresas, que redunde en un beneficio económico y social para la provincia, tal y como ha explicado José Antonio Sánchez, vicerrector de Política Científica. “Nuestra apuesta por la transferencia es muy sólida con el objetivo de que la sociedad se sienta cada día más vinculada a la UAL en el desarrollo económico. La investigación científica básica es crucial, pero tenemos que ir hacia un nivel de desarrollo más alto que nos haga llegar a las empresas y, por ende, a la sociedad en general. Este proyecto, financiado entre la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía y la UAL, busca dentro del contexto de economía circular aprovechar los desechos de la industria del mármol como recursos”.

El objetivo es hacer un mapeo de cómo son los residuos, cómo evolucionan en función de su composición, calidad y si son o no contaminantes. Esto requiere una alta capacidad de caracterización de estos materiales y análisis de los datos.

Para el presidente de la Asociación del Mármol de Andalucía, Jesús Posadas Chinchilla, esta colaboración con la Universidad de Almería impulsará a las empresas de este sector, “el tercero en importancia en la provincia de Almería” y a las canteras, a través de la transformación de los miles de toneladas de lodos que se generan cada año. “Con este proyecto se pretende realizar un ‘mapa’ de subproductos resultado de la actividad industrial del mármol donde se identifique la fuente, cantidad y composición de los restos generados. Mediante este mapa, se podrá conocer la realidad de la producción industrial en la Comarca de Macael, que es la etapa indispensable para proponer cómo poder reciclar dichos restos, haciendo que la producción industrial del mármol de Almería sea más sostenible y económica y contribuyendo, así, a una economía circular”.

En este sentido, Posadas ha destacado la gran concienciación que existe entre las empresas de la industria del mármol en cumplir con esta obligación, recogida en una orden de la Consejería de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, que se publicará en breve.

La voluntad de la UAL es la de colaborar estrechamente para solucionar los problemas que puede tener nuestra provincia, en este caso con el estudio de los materiales del lodo de las canteras para que tenga un mayor valor económico y utilidad que repercuta en el desarrollo de la provincia.

“Hemos visto una necesidad imperiosa de dar una solución a todos los residuos que se generan de mármol y piedra natural. Son muchas toneladas al año que se almacenan sin ningún uso ocasionando un gran gasto y sin ofrecer ningún tipo de servicio. Es aquí donde la ciencia, en este caso la química, puede ayudar porque podemos convertir este problema en un beneficio que puede solucionar otro tipo de problemas y contribuir económicamente al mantenimiento de las empresas y de la comarca donde se produce”, ha destacado Antonio Romerosa, codirector del proyecto.

El mapeo que se va a realizar de los residuos ayudará a arrojar luz sobre cómo se podrán reutilizar en el futuro. “Ahora mismo no se sabe qué hacer con ellos, salvo acumularlos. Gracias a este proyecto vamos a saber cuáles son realmente peligrosos -y, por tanto, darles un tratamiento especial-, aquellos que no son peligrosos, -pero que económicamente no son viables para su reutilización- y los que, a lo mejor estamos tirando y sí que pueden ser reutilizables y además de una forma muy positiva: tanto para solucionar problemas como para un beneficio económico”, ha apuntado Romerosa.

El codirector está convencido de que resultados van a ser muy positivos y van a ofrecer una visión muy clara de cómo son esos residuos y de cómo usarlos, “para, en definitiva, el beneficio de todos, que es el fin de la Universidad de Almería. Ahora mismo se están usando de forma incorrecta y hasta que no se sepa su composición no sabremos su mejor uso, pero la mayoría serán inertes y se podrán ser reutilizados sin problema”.