La Universidad de Almería colabora con los objetivos del anteproyecto de ley andaluza para frenar la obesidad

0
1804

El grupo de investigación “Ciencias de la Salud”, de la Universidad de Almería, lleva a cabo estudios comparativos en colegios almerienses para demostrar que se puede comer de forma saludable entre los más pequeños.

El grupo de investigación “Ciencias de la Salud” compuesto, mayoritariamente, por profesorado de la Facultad de Ciencias de la Salud, de la Universidad de Almería, desarrolla una serie de intervenciones en colegios para implantar hábitos de vida saludables. El decano de la Facultad, el profesor e investigador del Área de Enfermería, Gabriel Aguilera Manrique, señala que “la investigación surge a través de los masters y luego tesis doctorales, gracias a los cuales se están haciendo estudios comparativos en los colegios para demostrar a la población que otra forma de comer es posible”.

Un trabajo en el que los padres juegan un papel primordial “estamos obteniendo buenos resultados pero es un muro difícil de derribar porque está todo muy implementado para que la persona coma mal. Es mucho más fácil comer mal que bien”.

La Facultad de Ciencias de la Salud, a través de diferentes campañas informativas y los trabajos del grupo de investigación “Ciencias de la Salud”, apuesta por una dieta saludable entre los más pequeños “se trata de prevenir alimentos hipercalóricos como las chucherías, la bollería industrial, los zumos o los batidos. Nuestra alternativa es que se sustituyan las chuches por frutos secos o trocitos de fruta, el chocolate por cacao puro y los zumos o batidos por agua y zumos naturales,  lo que se pretende es que el niño no ingiera calorías vacías y que ingiera nutrientes”.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud recomienda a la población que mire la composición de los alimentos hipercalóricos y que deseche este tipo de alimentos por su gran cantidad de calorías y grasas malas obtenidas de productos artificiales, que pueden provocar enfermedades como la obesidad o la diabetes “hay que poner medios, como la dieta y el ejercicio, pero además una de las líneas de investigación que tenemos es la entrevista motivacional del paciente, hay que implicarse con él, no se le puede decir solo que coma bien y haga ejercicio, porque las variables de cada persona son diferentes, hay que contextualizarse a la vida de cada persona, para ayudarle a adquirir un estilo de vida saludable. No valen las recetas estándar”.

Actualmente el 19% de los adultos andaluces y el 23% de los niños andaluces tienen obesidad “unos datos preocupantes, fruto de un estilo de vida poco saludable. Desde el grupo de investigación se ahonda en toda esta problemática. Utilizamos mucha tecnología para difundir el estilo de vida saludable como apps, dispositivos electrónicos, queremos estar más cerca de la persona, hay que seguir estudiando los problemas de la sociedad, aportando alternativas para combatir las cifras preocupantes de la obesidad”.