Inaugurado el XXII Festival de Música Renacentista y Barroca de Vélez Blanco

0
464

Las instituciones organizadoras y colaboradoras confirmaron su compromiso futuro con un certamen “que da prestigio internacional a la localidad, su comarca y la provincia” y que convierte la localidad esta semana en la “capital de la música renacentista y barroca”.

El grupo Anacronía ha inaugurado en la noche del sábado 22 de julio el Festival de Música Renacentista y Barroca de Vélez Blanco (FestiMUVB), que este año cumple su 22ª edición, con una recreación de las grandes veladas de conciertos en el Londres del XVIII.

Antes de ello, fueron las instituciones organizadoras y colaboradoras la que llevaron a cabo el acto de presentación. Por parte de la Universidad de Almería intervino la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria, María del Mar Ruiz, quien que reafirmó su compromiso con Vélez Blanco porque, entre otras cosas, “desde la Universidad de Almería tenemos la obligación de proteger y fomentar la cultura” y, aseguró, “este festival es un gran ejemplo en este sentido”.

Por su parte, la alcaldesa de Vélez Blanco, Ana Mª López López, recordó el prestigio que el festival aporta “desde el punto de vista cultural y turístico al pueblo y a toda la comarca” y, por tanto, dijo, “el ayuntamiento seguirá apoyándolo”.  La directora, Cándida Martínez, explicó que, “tras 22 años, la celebración de este festival convierte a Vélez Blanco en capital de la música renacentista y barroca” gracias a su recorrido y a los excelentes conciertos y cursos que permiten aprender de los mejores maestros y maestras”.

María López Fernández, consejera del grupo CAJAMAR, quiso dejar constancia del apoyo de su entidad “a este festival con el que colaboramos desde hace 20 años, entre otras cosas porque tenemos un fuerte compromiso de apoyo social a este territorio”. También el diputado provincial José Antonio García Alcaina, recordó que “este acontecimiento cultural trasciende del pueblo y permite darlo a conocer en todo el país y favorecer este orgullo almeriense”. José Vélez, delegado territorial de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Almería, y profundo conocedor del festival por ser profesor desde hace años, reconoció que “lo que ocurre aquí, no ocurre en otros sitios gracias al elenco de artistas de primer nivel”. Además, dijo, “este festival ha sido modelo para muchos otros en la provincia, de modo que ahora Almería tiene gran calidad en festivales”.

También asistió Manuel Acosta Seró, vicerrector de Formación Permanente y Extensión Universitaria de la Universidad Internacional de Andalucía, quien recordó “que este acontecimiento es la colaboración que más se prolonga en el tiempo en la UNIA, algo que puedo asegurar que continuará en el futuro”. El gobierno de España tuvo como representantes a José María Martín, subdelegado en Almería, quien manifestó que “este festival no es solo una suma de conciertos, sino mucho más” y, además, “permite poner el foco cultural en esta comarca durante unos días”, aseguró. Por su parte, Fernando Martínez López, secretario de Estado de Memoria Democrática, agradeció el “esfuerzo conjunto de todas las instituciones, porque poner en marcha este festival cada año requiere muchas complicidades y sinergias”. Martínez, que agradeció el compromiso de todos ellos con el futuro del festival,  recordó que el gobierno apoya esta semana musical porque “obedece sin duda a la idea de extender la cultura y la educación en lugares donde no es fácil que llegue y, de hecho, durante décadas no ha llegado”.

El grupo Anacronía llevó al claustro del convento de San Luis el programa El clásico continuo: la sociedad Bach-Abel en una interpretación especialmente interesante, repleta de matices, de compenetración entre los cinco instrumentistas de la formación y con una musicalidad extraordinaria que el público agradeció con numerosas ovaciones.

Antes del concierto, el festival celebró un breve acto de inauguración en el que estuvieron representantes de todas las instituciones participantes que quisieron confirmar su compromiso con este acontecimiento musical que, repitieron todos, tiene cada vez más prestigio y que, durante la última semana de julio convierte a Vélez Blanco en “la capital de la música renacentista y barroca”, como afirmó Cándida Martínez, directora del festival.