La UAL usa su potencial en el Ciclo Integral del Agua para un curso de verano sobre desalación y regeneración

0
229

Enmarcado en la Cátedra Aqualia, unión de fuerzas entre esta empresa y la Universidad de Almería, este seminario estival reúne hasta el jueves los ámbitos académico, productivo y administrativo en la búsqueda multidisciplinar e integral de “soluciones y alternativas para optimizar al máximo la gestión de un recurso tan limitado” como el hídrico.

El curso de verano ‘Nuevas fuentes de agua: desalación y regeneración hacia la sostenibilidad del ciclo integral del agua’ presenta tres días intensos, con ponencias teóricas en el Colegio Oficial de Aparejadores y salidas de campo, de un alto nivel y con plena ocupación de las plazas ofertadas. En ese sentido, el vicerrector de investigación de la UAL, Diego Valera, ha lanzado un mensaje muy claro: “Sin agua, no hay futuro y, por eso, son tan oportunas y necesarias estas llamadas a la reflexión compartida”. Así ha dado por inaugurado el Curso de Verano titulado ‘Nuevas fuentes de agua: desalación y regeneración hacia la sostenibilidad del ciclo integral del agua’. Hasta llegar a ese punto ha dejado claro que “esta temática es una línea de investigación prioritaria de la Universidad de Almería”, ha ensalzado la figura de uno de sus directores, José Antonio Sánchez Pérez, “uno de nuestros investigadores más importantes”, y ha destacado la importancia de la colaboración público-privada. Lo ha hecho junto a Margarita Cobos, concejala de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Almería, Lucas Díaz, director de Aqualia Andalucía, el propio catedrático Sánchez Pérez y José Vicente Colomina, gerente del Servicio Municipal de Aguas de Almería, a su vez codirector del curso.

Valera ha insistido en que “estamos en una universidad especializada” en esta materia, “como no puede ser de otra manera al encontrarnos en la zona de España de menor pluviometría, donde el recurso hídrico está muy presionado, con un elevado déficit”. Es cierto que se ha avanzado mucho y que Almería “se ha convertido en un buen ejemplo de colaboración público-privada”, pero aun podemos avanzar más y este curso lo demuestra”. Es, en todo caso, un reflejo de que “la UAL ha realizado una apuesta clara por la investigación en todo lo relacionado con el talón de Aquiles del desarrollo socioeconómico de Almería, para que esta tierra no frene este desarrollo”.

En esa labor se ha encontrado el apoyo de la Cátedra Aqualia del Ciclo Integral del Agua, con la que se ha hecho realidad además esta propuesta formativa estival que reúne durante tres días los ámbitos académico, productivo y administrativo en una búsqueda multidisciplinar e integral de “soluciones y alternativas para optimizar al máximo la gestión de un recurso tan limitado” como el hídrico. Los organizadores han logrado reunir a “expertos del máximo nivel, con dilatada experiencia y de reconocido prestigio nacional e internacional, tanto en el ámbito industrial y empresarial, como académico y de la gestión pública”. De hecho participan cinco grupos de investigación y dos centros de referencia de la UAL, como son el Centro de Investigación de la Energía Solar – CIESOL, y el Centro de Investigación Mediterráneo de Economía y Desarrollo Sostenible – CIMEDES.

Por su parte, Margarita Cobos, concejala de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Almería, ha felicitado la celebración de este encuentro en el marco de los Cursos de Verano de la UAL, agradecimiento extensivo a Aqualia, reconociendo la relevancia e importancia que el agua tiene en nuestra provincia, así como la dependencia de ésta en el presente y en el futuro económico de Almería. “Nuestra ciudad fue ya pionera en la desalación, teniendo una de las primeras desaladoras del país, y que ahora lo siga siendo respecto al conocimiento de las mejores técnicas en cuanto a la desalación es importante”, ha manifestado para añadir que “el Ayuntamiento, como no puede ser de otra manera, seguirá apoyando este tipo de iniciativas, en la línea de la política que mantenemos respecto al agua, apostando por la desalación y la regeneración hacia la sostenibilidad del ciclo integral”. Ha dicho como colofón que “queremos una Almería rica en conocimiento y en materia de desalación, todo ello en el objetivo de que nuestra ciudad y la provincia tengan el agua que precisa, esqueleto principal del desarrollo económico de esta tierra”.

En cuanto a Lucas Díaz, director de Aqualia Andalucía, ha puesto el foco en que “las líneas de investigación de la Cátedra Aqualia son estratégicas hoy en día en cualquier punto del país”. Particularizando en Almería, una provincia con gran emergencia hídrica, “nos vemos en la obligación de ser pioneros en eficiencia, y en ese sentido me gustaría destacar dos proyectos que Aqualia está desarrollando aquí y que van a contribuir a paliar este estrés hídrico y a mejorar la sostenibilidad: la desaladora Mar de Alborán, que aportará 20 hectómetros cúbicos de agua al año a la agricultura, y el proyecto Life Ulises, que se desarrolla en la depuradora El Toyo y que es un proyecto de innovación que permitirá regenerar agua residual tratada y obtener otros productos de alto valor añadido, todo un ejemplo de economía circular”, de modo textual.

José Antonio Sánchez Pérez ha puesto en valor que este curso de verano se haya diseñado “en el marco de la Cátedra Aqualia del Ciclo Integral del Agua, que materializa la colaboración existente entre la Universidad de Almería y la empresa en investigación, difusión y transferencia de la investigación en materia de agua”. Ha desvelado que “este año pareció particularmente interesante tratar las nuevas fuentes de agua, especialmente en esta provincia, por su clima, pero por una circunstancia que se da cada vez más en la cuenta mediterránea y países de otras zonas, que es la creciente escasez de agua debido al cambio climático”. Situando las claves, “se va a hablar de desalación, regeneración y reutilización, trayendo expertos de toda España en diferentes ámbitos, el académico, de la administración y de la empresa, que nos pueden ilustrar sobre las cuestiones más relevantes, y por ello se cubrirá un abanico amplio de temas de interés social”. Este curso manda “un mensaje claro a la sociedad, y es que la UAL está a su lado, luchando día a día para mejorar su aportación a la misma”, en su caso “en calidad del agua y su acceso universal al agua”.

Francisco Urquijo, director de la IDAM Mar de Alborán, en Cabo de Gata, ha sido ocupado parte de la mañana en dos planos, uno teórico, explicado con detalle el proyecto de rehabilitación de la planta en una conferencia bajo el sobrenombre de ‘Un nuevo futuro’, y uno práctico, puesto que los inscritos han tenido la ocasión de visitarla como una de las actividades de campo incluidas en el programa. Urquijo ha puesto de manifiesto que “participar en estos Cursos de Verano de la UAL es una gran oportunidad de explicar el proyecto de rehabilitación de la planta, que va a realizar a la provincia un aporte de 20 hectómetros cúbicos al año”. A nadie escapa que “es muy necesario para el campo”, y ello hace que desde Aqualia se esté “muy ilusionados con él, avanzando en él y este año ya empezar a producir agua”, superando “una serie de imponderables externos a nosotros”, ha dicho textualmente a tenor de las dificultades que se han sucedido. Su apuesta, “binomio de lo público y lo privado como base”.

Ha especificado que “se está remodelando parte de la planta para adaptarla a las nueva tecnología, sabiendo que llevaba parada diez años, y lo que se quiere es hacer todas las innovaciones posibles para que el agua que se produzca sea un agua con todas las garantías de calidad a muy buen precio”. Nuevo futuro, tal y como ha titulado su ponencia, habla de optimismo y de vanguardia tecnológica aplicada a la IDAM: “Si queremos poner agua en el mercado debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías, porque además este tipo de producción requiere un consumo energético alto, y ahí es donde estamos poniendo toda la carne en el asador; queremos trabajar reduciendo al máximo el consumo energético para producir esta agua”. Se ha mostrado satisfecho con la forma y composición del curso, “se está tratando no solo investigación, la relación de las empresas con la universidad, sino que se está dando una visión global muy completa”.