La UAL debate sobre los beneficios del ejercicio físico en la obesidad

0
349

La práctica de deporte ayuda a las personas con obesidad a contrarrestar los efectos negativos del sobrepeso. 6 de cada 10 personas tienen problemas de peso u obesidad en España. Expertos y profesionales de diferentes centros de investigación han dado a conocer los tratamientos y herramientas para la prevención de esta patología.

La Universidad de Almería ha acogido, del 1 al 2 de junio, la Jornada sobre ‘Ejercicio Físico y Obesidad. ¿Qué nos dice la ciencia?’ en la que investigadores y profesionales de la Universidad de Almería, del Hospital Torrecárdenas y de otros centros de investigación han mostrado la realidad científica más actual sobre el binomio obesidad y ejercicio físico.

La Jornada ha sido un éxito de participación según ha destacado su director, Enrique García “estamos muy satisfechos del alcance de la Jornada, queríamos transmitir desde un punto de vista divulgativo el conocimiento científico más reciente sobre ejercicio físico y obesidad; y nos han acompañado profesionales del Hospital Torrecárdenas, personal docente, alumnos y público interesado en este tema”.

Según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad 6 de cada 10 personas tienen problemas de sobrepeso u obesidad en nuestro país. El porcentaje de afectados por obesidad mórbida o índice de masa corporal (IMC) por encima de 30 afecta a 2 de cada 10 personas “la tendencia global no es muy halagüeña porque mientras que en 1975, hace 40 años, los niveles de obesidad mórbida eran casi inexistentes a nivel mundial, hoy tenemos decenas de millones de personas con un IMC por encima de 35 o 40 lo que les ocasiona graves problemas de salud”.

La obesidad es una patología de origen multifactorial “hay un desequilibrio entre la ingesta y el gasto que está influenciado por factores genéticos, de comportamiento, culturales o factores relacionados con ciertos hábitos como que cada vez dormimos menos, el estrés, el diseño de las ciudades (cogemos el coche para todo), trabajos más sedentarios, retraso en la edad en la que somos padres, arranques de embarazo con obesidad, etcétera”.

Los expertos señalan que la condición de obesidad no define a la persona y que, pese a ella, se puede hacer ejercicio físico e incluso estar en forma “el deporte es muy importante pero no es suficiente. Hay que hacer un enfoque multidisciplinar del ejercicio físico y la alimentación y un cambio brutal en el estilo de vida: moverse más, comer mejor o gestionar mejor las emociones; pese a que una persona tenga obesidad puede hacer ejercicio y mantenerse en forma, aunque no pierda peso puede contrarrestar el efecto negativo y perjudicial de la obesidad”, concluye el director de la Jornada, Enrique García.

‘Ejercicio Físico y Obesidad. ¿Qué nos dice la ciencia?’ finaliza esta tarde, a partir de las 16:00 horas con la ponencia ‘Estudios MOVI, prevención de la obesidad infantil: aciertos, errores y lecciones aprendidas’ y con el resumen y conclusiones, desde las 17:00 horas en la Sala de Conferencias de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería.