La UAL gana el segundo premio en la competición Fishackathon Cádiz 2018

0
1140

El Fishackathon es un evento en el que 52 ciudades de todo el mundo buscan soluciones tecnológicas para los mares durante dos días seguidos. En la competición participaban 42 concursantes distribuidos en 9 equipos de diferentes universidades españolas.

El equipo formado por Ana Belén Castaño del Grupo «Teoría de Aproximación y Polinomios Ortogonales», Helena Palenzuela del centro de investigación matemática CDTIME y Gustavo Rosell estudiante de un máster en Bioinformática han ganado el segundo premio en el Fishackathon 2018, celebrado en Cádiz el 10 y 11 de febrero.

El Fishackathon es un evento en el que 52 ciudades de todo el mundo buscan soluciones tecnológicas para los mares durante dos días seguidos. La Universidad de Cádiz, el Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI-Mar) y la Embajada de los Estados Unidos de América en España, con la colaboración del Instituto Español de Oceanografía, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Santander Universidades, HackerNest (entidad internacional sin ánimo de lucro del campo de la tecnología), la empresa Marine Instruments y la organización WWF (World Wildlife Fund) han organizado este encuentro por primera vez en España.

En la competición participaban 42 concursantes distribuidos en 9 equipos de diferentes universidades españolas. El jurado decidió que el segundo premio, dotado con 1.000 euros y patrocinado por Marine Instruments, fuera para el equipo almeriense “Zeus Faber”, que diseñó un algoritmo que permite al mayorista conocer el riesgo de que su compra proceda de una pesca IUU (Illegal, Unreported and Unregulated), es decir, de una pesca no regulada y perjudicial tanto desde el punto de vista ecosistémico como del económico. Además, esta aplicación puede de gran utilidad para la administración pública, ya que le permitiría llevar un mayor control de este tipo de pesca. Un objetivo importante que planteó el equipo fue usar esta aplicación como base para la creación de un sello de calidad, denominado FAQ (Fishing Activities Quality), que garantice al consumidor que su compra proviene de una pesca sostenible y no IUU.