La UAL otorga el Premio a la Excelencia Investigadora al doctor en Ciencias Físicas y profesor Fernando Sánchez

0
216

El Vicerrectorado de Investigación e Innovación valora el alto impacto internacional que ha dado a la Universidad de Almería la aportación de este científico, especialista en variabilidad climática y climatología histórica, a un estudio que analiza el último medio milenio de inundaciones en Europa, fruto de la colaboración entre 34 grupos de diversos países.

Fue el pasado mes de julio, en concreto el día 22, cuando ‘Nature’, la más prestigiosa revista científica en su rama del conocimiento de todo el mundo, publicó un trabajo titulado ‘Current European flood-rich period exceptional compared with past 500 years’. La Universidad de Almería se enorgulleció en su momento de haber participado en una investigación de tan alto nivel e interés, y de tan importante repercusión, y a la vuelta del parón veraniego lo dio a conocer, destacando a la persona en la que recaía el mérito. Fue Fernando Sánchez Rodrigo, doctor en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada y profesor del Área de Física Aplicada del Departamento de Química y Física de la propia UAL. Ahora, en el momento de fallar uno de sus más relevantes galardones, el Vicerrectorado de Investigación e Innovación lo ha tenido en cuenta y ha decidido otorgarle su Premio a la Excelencia Investigadora 2020, dotado con 18.000 euros.

Este reconocimiento, que pretende precisamente promover la máxima calidad en la investigación desarrollada desde el seno de la Universidad de Almería, procura potenciar la publicación de trabajos en revistas de muy alto impacto y relevancia internacional, como es el caso. Cumpliendo esa premisa, el vicerrectorado ha valorado la referida reciente publicación en ‘Nature’, fruto de un proyecto internacional coordinado por la Universidad Tecnológica de Viena en el que han participado más de una treintena de grupos de investigación de toda Europa. Su identificador digital es https://www.nature.com/articles/s41586-020-2478-3, a través del que se puede acceder al contenido íntegro de un trabajo que analiza los periodos de inundaciones en el ‘viejo continente’ en los últimos 500 años, con la aportación añadida y de enorme relevancia de que Europa está actualmente sufriendo uno de los ciclos con más inundaciones de ese medio milenio que se ha estudiado.

Es preciso destacar que Fernando Sánchez Rodrigo pertenece al grupo ‘Recursos energéticos solares, climatología y física de la atmósfera’ (TEP165) de la UAL, así como que su trabajo de investigación está centrado en el campo de la variabilidad climática y de la climatología histórica. Contextualizado de ese modo, se puede entender que su aportación ha sido idónea para los fines que han marcado este trabajo conjunto de colaboración continental. En ese sentido, el Vicerrectorado de Investigación e Innovación ha destacado la labor de posicionamiento internacional que los investigadores hacen por la Universidad de Almería, consiguiendo “publicaciones en revistas de extraordinario impacto científico, como la recogida en la revista ‘Nature’, que a su vez reconocen el excelente trabajo realizado por los grupos de investigación de la UAL”. De ahí el nombre de Excelencia Investigadora al premio que en esta 2020 recae en el doctor Sánchez Rodrigo.

Más allá de la mera publicación, este vicerrectorado ha puesto el foco en las grandes aportaciones científicas que el galardonado y el resto de participantes han realizado con el estudio de referencia, como que “las inundaciones actuales tienen características distintas a las del pasado”. De acuerdo con Fernando Sánchez, las condiciones hidrológicas del presente son “muy diferentes, con la covariabilidad de temperaturas y precipitaciones, y sus modificaciones, así como con su intensificación o debilitamiento debidos a la dinámica atmosférica, pudiendo ser un aspecto clave para el entendimiento de estos procesos”. Los autores han generado una nueva base de datos que incluye la datación exacta de casi todos los eventos de inundación recogidos en fuentes escritas, siendo el primer estudio en evaluar los períodos históricos de inundación para todo un continente, con tanto detalle, durante cinco siglos.

Esta investigación plantea, por último, el uso de herramientas para la evaluación del riesgo de inundaciones que capturen los procesos físicos involucrados, además de estrategias de gestión que incorporen los cambios recientes en el análisis del riesgo, algo que resulta de especial interés en la actualidad al contemplarse que la tendencia general de inundaciones abundantes continúa aumentando, así como que causan anualmente daños por valor de más de 100 mil millones de euros. Es más, el equipo de autores ha resaltado que la gestión de inundaciones debe adaptarse a estas nuevas realidades porque, independientemente de los esfuerzos necesarios para mitigar el cambio climático, los efectos de este fenómeno se van a continuar viendo en las próximas décadas.