El rector reivindica a la Junta financiación, infraestructuras y nuevos títulos

0
416

El consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, ha visitado al nuevo equipo de gobierno de la Universidad de Almería como primera toma de contacto entre ambas instituciones y para sentar las bases de futuras acciones

La primera visita institucional a la Universidad de Almería con el nuevo equipo de Gobierno del consejero de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, José Carlos Gómez Villamandos, ha servido para conocer las inquietudes del rector, José J. Céspedes Lorente, de cara al futuro. En el encuentro se han planteado diferentes cuestiones como el nuevo modelo de financiación, futuras infraestructuras y la creación de nuevos títulos.

“Para la Universidad de Almería es un motivo de satisfacción que nos visite el consejero porque estamos en un momento de cambio legislativo, en el que se ha definido un nuevo modelo de financiación y creo que es importante conocer de primera mano cuáles son los planteamientos de la Consejería y, por nuestra parte, poner sobre la mesa las cuestiones específicas que se plantean en el campus de la Universidad de Almería de cara al futuro”, ha expresado el rector.

En la reunión mantenida, José Céspedes ha hablado con el consejero de temas relacionados con las infraestructuras del campus, “tanto su gestión como la creación de nuevos edificios, especialmente el destinado al Grado de Medicina, así como la creación de nuevos títulos a propuesta de los centros y facultades, así como cuestiones relacionadas con la financiación de todas estas actividades”.

Sobre infraestructuras se ha planteado “por un lado, la habilitación o rehabilitación de espacios, que serían planteamientos a más corto plazo y, por otro, la construcción de nuevos edificios, que sería algo a largo plazo puesto que habría que elaborar el proyecto y buscar vías de financiación que involucrarían tanto a esta Consejería como a otros organismos de la Junta de Andalucía”.

Por su parte, el consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, ha explicado que el objetivo de la visita es “conocer cuáles son sus proyectos e inquietudes para estos seis años que tiene de mandato José Céspedes e ir planificando esa colaboración”.

Además, ha dado a conocer algunos detalles del presupuesto con el que contará la UAL.  “Con el nuevo modelo de financiación, las universidades no sólo saben lo que van a tener este año, sino que van a saber a final de año lo que van a tener al año siguiente. Aunque no está cerrada la cuantía total, la Universidad de Almería tienen asegurados 89 millones de euros, que son 3,7% más de lo que de lo que recibió el año pasado. A partir de ahí, se suman otras partidas económicas como son los 2.800.000 euros para investigación y también la cuantía específica del Programa cultural del sistema universitario público andaluz, un proyecto denominado Wallada que viene a sustituir el proyecto del programa Atalaya, que supone una inyección económica de un millón y medio para todo el sistema, 155.000 euros para Almería”.  

También, el consejero ha asegurado que se está trabajando con las universidades para autorizar el uso de los remanentes, unos 10 millones en el caso de la UAL, en la cesión del Hospital Provincial o la construcción del edificio para Ciencias de la Salud. “Estamos todos trabajando en la misma línea para hacer del sistema universitario público andaluz un sistema fuerte que sea referente a nivel a nivel nacional y a nivel internacional”.

Sobre la propuesta de nuevos títulos propuestos por el rector, el consejero ha agradecido que se ajuste a la realidad y contemple muchos títulos interuniversitarios, “lo cual pone de manifiesto el espíritu de colaboración que tienen nuestras universidades y que hace todavía más fuerte al sistema”.

Por último, se ha referido a la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación y de la Ley Universitaria para Andalucía. “Son leyes que se harán contando con el consenso del sistema universitario. Ambas tienen que tener la suficiente flexibilidad para que puedan perdurar en el tiempo y, sobre todo, que sirvan para que las universidades y el sistema I+D+i se proyecte hacia el futuro. Tienen que dar las herramientas a las universidades para que ellas decidan su futuro”.