La UAL se consolida como un espacio más abierto y accesible con el ‘Campus Inclusivo, Campus sin Límites’

0
1098

La institución organiza por tercer año consecutivo este campus en el que participan 20 estudiantes de 4º ESO, Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio, 12 con discapacidad y 8 sin discapacidad. 

La Universidad de Almería ha acogido este martes, 5 de septiembre, la presentación institucional del ‘Campus Inclusivo, Campus sin Límites’ que este año como novedad es interuniversitario y está organizado por la UAL en colaboración con la Universidad de Granada. En él que participan 20 estudiantes de 4º ESO, Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio, 12 con discapacidad y 8 sin discapacidad. Los seleccionados tienen la oportunidad, hasta el próximo día 12, de conocer los recursos de apoyo y las diferentes titulaciones de ambas universidades.

El acto ha contado con la presencia del rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez; el secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Jorge Sainz; la vicerrectora de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Granada, Teresa Ortega; la comisionada para Universidad de la Fundación ONCE, Isabel Martínez y la delegada del rector de la UAL para la Diversidad funcional, Pilar Sánchez.

El rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, ha agradecido la confianza que la Fundación ONCE, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la Fundación Repsol han depositado en esta institución para apostar por la lucha por una mayor presencia de los estudiantes con discapacidad en las aulas universitarias.

Carmelo Rodríguez ha señalado que la calidad docente y la innovación, “deben ir dirigidas a la totalidad de los estudiantes. La calidad debe ser un fin en sí misma, la inclusión debe ser, de forma paralela, un fin en sí mismo”. Y ha destacado la importancia de abrir las puertas de la Universidad a todas las personas y poder dar así la oportunidad de estudiar y una salida profesional a las personas con discapacidad. El rector ha asegurado que seguirán trabajando para que “la Universidad de Almería sea un entorno adaptado, accesible y abierto a todos”.

El secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Jorge Sainz, ha indicado que “los resultados son apabullantes: de todas las personas que han hecho estos campus desde que comenzaran en 2011, el 93 por ciento o sigue estudiando o ha encontrado trabajo, es decir, es una forma real de inclusión para las personas”.

Por su parte, Isabel Martínez, comisionada para la Universidad de la Fundación ONCE, ha manifestado que el abandono escolar de los alumnos con discapacidad “es muy alto, más del 50 por ciento de ellos abandonan sus estudios en secundaria y bachiller”. Además ha indicado que “este campus hace que los chavales se conozcan más a sí mismos, pierdan el miedo a la universidad, la conozcan por dentro, sus capacidades y las alternativas que les ofrece y eso es lo que garantiza que en el futuro van a acertar mucho más en su decisión y sobre todo les va a incentivar a continuar estudiando”.

Teresa Ortega, vicerrectora de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Granada ha destacado que “es un orgullo poder realizar este tipo de actividades para que nadie se sienta excluido de una institución como la universidad que debe ser permeable y abierta a la diversidad y a las distintas discapacidades y capacidades”.

Por otro lado, Pilar Sánchez, delegada del rector para la Diversidad funcional, ha explicado los tres tipos de actividades que se están desarrollando en el campus. “Unas son de divulgación académica, con las que conocen las distintas titulaciones, las ramas de conocimiento, la estructura de los títulos en la Universidad, etc. Otras actividades son de orientación vocacional, de búsqueda de empleo, de coaching, de emprendimiento y también hay actividades de ocio donde se estrechan muchos lazos y la convivencia se hace patente”.

Entre las medidas que la UAL ha llevado a cabo para la inclusión destacan el Plan de Actuación para la Diversidad Funcional, la creación y dotación de la Unidad de Atención a la Diversidad Funcional (UADIF), y las adaptaciones llevadas a cabo para la realización de los exámenes de acreditación de lenguas extranjeras en el marco del espacio europeo de educación superior. Además, el pasado curso, mediante distintas acciones subvencionadas por el campus de excelencia CEIA3, se realizaron talleres y cursos de Lengua de Signos y programas de compensación formativa para los estudiantes con dificultades de comunicación.

Asimismo, se están impulsando una serie de proyectos para lograr la accesibilidad universal y la eliminación de barreras de comunicación, como el programa de compensación formativa curricular individualizada y la instalación de bucles magnéticos en algunas aulas, con objeto de facilitar la accesibilidad auditiva a las personas que utilizan audífonos y/o implantes cocleares. También se ha elaborado un glosario de lengua de signos española, ya que el apoyo y acompañamiento de intérpretes de lengua de signos que la universidad ofrece a las personas sordas puede verse frenado por las dificultades de acceso a definiciones científico-técnicas a la LSE (lengua de signos española) y por la ausencia de signos para determinadas palabras.