El Instituto Balmis de Vacunas y la Universidad de Almería colaboran en la creación de un observatorio de opiniones sobre vacunas en redes sociales

0
193

El proyecto, con el nombre “BalmisObservatory”, consiste en el desarrollo de una aplicación web que permita la monitorización, observación y análisis de la información relacionada con la vacunación en Twitter y facilitar la toma de decisiones en el ámbito sanitario.

El Instituto Balmis de Vacunas y la Universidad de Almería, a través del Vicerrectorado de Investigación e Innovación, están trabajando de manera conjunta en la creación de un observatorio de opiniones sobre vacunas en las redes sociales que permita analizar el sentimiento de las distintas publicaciones sobre vacunación.

Este proyecto de innovación e investigación, con el nombre “BalmisObservatory”, es posible gracias al Plan UALtransfierE 2020 aprobado por la institución universitaria, a través de un acuerdo suscrito por el vicerrector de Investigación e Innovación, Diego Luis Valera Martínez, el director del Instituto Balmis de Vacunas, el Dr, Francisco Giménez Sánchez, y el profesor del Departamento de Informática responsable del grupo de Sistemas de Información de la UAL, Jesús Almendros Jiménez, en calidad de investigador principal. Además, participan en el mismo la vicepresidenta del Instituto Balmis de Vacunas, la Dra. Ernestina Azor Martínez, y los profesores del Departamento de Informática de la UAL Antonio Becerra Terón y Manuel Torres Gil.

De acuerdo con Diego Luis Valera, el objetivo de UALtransfierE es catalizar la transferencia de la investigación orientada a los sectores estratégicos de la provincia de Almería. Financia el 60% el desarrollo de actividades de I+D+i en el ámbito empresarial, basado en necesidades específicas de la empresa, y en el que participa la Universidad a través de sus investigadores. Es una excelente herramienta para colaborar con los grupos de investigación de la UAL, conocernos todos mejor y, afrontar proyectos colaborativos de mayor dimensión. Es un programa con mucha aceptación y del que estamos muy orgullosos, precisamente acabamos de resolver la convocatoria UALtransfierE 2021, movilizando una cifra récord en este programa, alcanzando los 520.574,99 €.

La colaboración consiste en la creación de una aplicación web para el seguimiento y clasificación de las opiniones sobre vacunas en redes sociales, especialmente Twitter. El grupo de Sistemas de Información de la UAL tiene ya experiencia previa en el análisis de la información que fluye por las redes sociales y, en este caso, su objetivo es analizar las tendencias de opinión y sentimientos, tanto a favor como en contra, acerca de los contenidos relacionados con la vacunación, en especial, sobre la Covid-19, de manera que sirva como herramienta para mejorar la comunicación y la educación sanitaria.

En este sentido, el profesor Jesús Almendros ha explicado que “las redes sociales nos permiten conocer la opinión que el público tiene sobre cualquier tema, en especial, cuando adquiere cierta relevancia”, ya que “cualquier noticia es comentada, discutida, y analizada cada vez por un mayor número de personas”. “Las redes sociales nos permiten conocer si cualquier fenómeno tiene afines o detractores, cuántos son y las razones de cada grupo”, ha aseverado el investigador principal de este proyecto, quien ha subrayado que “tomar decisiones de acuerdo con la opinión del público es anticiparse a las consecuencias de las mismas”, ya que “conocer los pros y los contras con antelación permite valorar las fortalezas y debilidades de nuestras propuestas”, así como contrarrestar “la falta de información y la aparición de las llamadas fake news o noticias falsas”.

La tendencia a dudar de las vacunas, una amenaza para la salud mundial

En los últimos años, los comentarios negativos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas han aumentado de manera progresiva. Estas corrientes de opinión negativas hacia la vacunación han influido en la reaparición de algunas enfermedades que casi estaban ya eliminadas debido al descenso de las coberturas vacunales en algunas regiones geográficas, con la consiguiente aparición de bolsas de población no inmunizadas. Uno de los ejemplos más representativos es el sarampión, con más de 100.000 casos anuales notificados en Europa en 2018 y 2019 y que causó la muerte de alrededor de un centenar de personas.

Tal y como ha destacado el director del Instituto Balmis de Vacunas, el Dr. Francisco Giménez Sánchez, “las dudas sobre la seguridad y la eficacia de las inmunizaciones representan una tendencia creciente que aumenta el riesgo de brotes de enfermedades y amenaza las estrategias de las autoridades de salud para aumentar las coberturas vacunales”. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido la tendencia a dudar sobre las vacunas como una de las diez principales amenazas para la salud mundial.

“Las redes sociales juegan un papel importante en la difusión de información sobre la vacunación modificando la relación médico-paciente y la toma de decisiones”, ha recalcado el Dr. Giménez Sánchez, quien considera que Internet puede alimentar temas controvertidos relacionados con la vacunación e impactar de manera duradera en la opinión pública, pero “también puede proporcionar nuevas herramientas para luchar contra las dudas hacia las vacunas”.

“Las noticias falsas y la información errónea en las redes sociales a menudo están relacionadas con la reducción de las tasas de vacunación en todo el mundo” ha aseverado el director del Instituto Balmis de Vacunas, quien ha explicado que “las opiniones de los demás juegan un papel fundamental en nuestras decisiones y comportamientos relativos a cualquier ámbito, especialmente en la salud”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here