El Internet de las Cosas se acerca a su plato

0
1028

El Proyecto Europeo Internet of Food & Farm 2020 (IoF2020, Internet de los Alimentos y las Explotaciones Agrícolas) tiene como objetivo investigar y fomentar la implementación a gran escala del Internet of Things (IoT, Internet de las Cosas) en el sector agrícola y alimentario europeo. 

Con un presupuesto de 30 millones de euros, cofinanciado por la Unión Europea, el proyecto tiene el potencial de introducir un cambio de paradigma en este ámbito, mejorando drásticamente la productividad y la sostenibilidad. Se demostrará el valor añadido de las redes y sitios web inteligentes de objetos interconectados, sensibles al contexto y que pueden ser identificados, equipados con sensores y controlados remotamente en el sector agroalimentario. El proyecto ha comenzado el 1 de enero de 2017 y tendrá una duración de cuatro años.

IoT tiene el potencial de ser un verdadero elemento transformador de la agricultura. Iniciativas recientes han demostrado el interés del sector en aprovechar las oportunidades que ofrecen las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), las redes y las tecnologías orientadas a datos. Sin embargo, las actuales aplicaciones disponibles siguen siendo fragmentarias y utilizadas principalmente por un pequeño grupo de usuarios innovadores.

El proyecto IoF2020 ofrecerá soluciones y facilitará la adopción a gran escala de IoT, abordando los retos organizativos y tecnológicos a los que se enfrenta el sector agrícola y alimentario europeo. IoT puede utilizarse por ejemplo para optimizar la calidad de la carne en la Unión Europea (UE) minimizando al mismo tiempo las posibilidades de fraude a través de un incremento de la transparencia y la trazabilidad. Otro ejemplo: en cifras globales, la industria vitivinícola de la UE tiene la mayor proporción de los ingresos agrícolas de la UE. Para mantenerse competitiva a nivel internacional, tanto la viticultura convencional como la orgánica, las tecnologías asociadas al IoT pueden utilizarse para obtener una mayor calidad sostenibilidad medioambiental, junto con la reducción de los costes de producción. El proyecto, que se centra en 19 casos de estudio repartidos por toda Europa, ofrece soluciones a 5 áreas agroalimentarias: cultivos agrícolas herbáceos, productos lácteos, carne, verduras y frutas y tiene en cuenta sus propias necesidades y obstáculos.

Un enfoque iterativo con múltiples participantes con los usuarios finales en su núcleo

 IoF2020 involucra a todos los actores de la cadena alimentaria: desde agricultores, cooperativas, proveedores de equipamiento y logística, empresas de procesamiento de alimentos, hasta organizaciones de consumidores e incluyendo desarrolladores de TIC.

El proyecto desarrollará soluciones IoT innovadoras fomentando la co-creación en ciclos iterativos de mejora centrados en la aceptabilidad del usuario y en los modelos de negocio para mejorar la tecnología y su aceptación a nivel de mercado. Los usuarios finales son el núcleo del modelo IoF2020 y participarán en la evaluación  y mejora de las tecnologías en juego, asegurando de que cumplen con los requisitos y las expectativas del sector.

Fuerte énfasis en la comunicación y el compromiso de las partes interesadas

IoF2020 aspira a crear un ecosistema para la aplicación a largo plazo de las tecnologías IoT. La promoción del diálogo entre las partes interesadas y la oportuna información sobre los avances y los resultados logrados constituye la base de las actividades de comunicación del proyecto.

Para involucrar e informar a los interesados, el consorcio pondrá en marcha varias herramientas a lo largo de la duración del proyecto, tales como boletines trimestrales, un sitio web interactivo, actividades en medios sociales, información gráfica, vídeos, sesiones informativas periódicas y eventos abiertos.

George Beers, Gerente de Proyectos en Wageningen University & Research  y Coordinador del Proyecto IoF2020 asegura que  “IoF2020 no sólo pretende introducir el IoT en el sector agroalimentario y agropecuario, sino que también tiene el relevante objetivo de generar tecnologías que se ajusten a las necesidades de toda la cadena de valor y los usuarios finales, de forma particular, y fortalecerlos para los retos futuros. Junto con nuestros 70 socios creemos que IoF2020 tiene el potencial de producir un cambio de paradigma en la forma en la que se producen los alimentos en Europa, desde los cultivos hasta los platos, y contribuirá a reforzar la competitividad europea y la excelencia en este ámbito.