Investigadores descubren la luminiscencia de los travertinos del desierto de Tabernas

0
497

Durante el desarrollo de una tesis doctoral de la UAL sobre estos materiales, se observó que, ante la luz ultravioleta, las rocas travertínicas desprendían una infinidad de colores anaranjados, amarillos y violetas generando un espectáculo nocturno sin igual

A lo largo de la historia es habitual que una investigación de lugar a un hallazgo inesperado por los investigadores. Esto es lo que, recientemente, les ha ocurrido a científicos del Grupo de Investigación Recursos Hídricos y Geología Ambiental, dirigido por el catedrático de Geodinámica Externa de la Universidad de Almería José María Calaforra, quienes han descubierto la increíble y espectacular luminiscencia que presentan los travertinos del Paraje Natural del Desierto de Tabernas.

Este descubrimiento ha tenido lugar en el desarrollo de la tesis doctoral del investigador José Miguel Alonso Blanco, centrada en el estudio del origen de estos materiales. Durante los trabajos de campo de recopilación de datos y muestras se observó que, ante la luz ultravioleta, las rocas travertínicas desprendían una infinidad de colores anaranjados, amarillos y violetas generando un espectáculo nocturno sin igual. 

Los travertinos son depósitos principalmente carbonatados que precipitan en zonas de manantiales, frecuentemente con influencia biogénica, formando coladas y cascadas de roca que van creciendo durante decenas de miles de años. En el Desierto de Tabernas existe un buen número de estas singularidades geológicas.

 Actualmente, las muestras recogidas de los travertinos luminiscentes se encuentran en fase de estudio en los Servicios Técnicos de Investigación de la UAL. Según los investigadores, la luminiscencia puede ser debida a elementos químicos muy minoritarios en las muestras, a defectos cristalinos e incluso a la presencia de materia orgánica.

El fenómeno de luminiscencia ha sido plasmado por el fotógrafo y naturalista Manuel Guerrero, compañero de muestreo durante las jornadas de campo.

El estudio acaba de iniciarse, pero sin duda este descubrimiento supone un nuevo georrecurso de indudable belleza y espectacularidad que aporta un valor añadido a la ya destacada geodiversidad del Paraje Natural del Desierto de Tabernas.