La ciencia de la Universidad de Almería vuelve ‘a la calle’ este viernes 21 de octubre

0
82

Este viernes está programada la primera actividad del ciclo ‘Ciencia de andar por calle’, que regresa tras el éxito que cosechó en su edición anterior, dedicada a demostrar a la ciudadanía que puede participar en proyectos sin ser experta.

Será a partir de las 19.30 horas de este viernes, 21 de octubre, y en la Plaza Pablo Cazard, a las puertas de la Escuela de Arte de Almería, cuando se escenifique el regreso de la divulgación científica desde la UAL en la calle. De hecho, así se llama este ciclo, ‘Ciencia de andar por calle’, que vuelve con la garantía del éxito conseguido el año pasado en parámetros de participación y satisfacción del público, viandantes congregados de manera natural en torno a las personas que hacen ciencia. En esta ocasión, la ‘inauguración’ de la serie de actividades programadas corresponderá a Azucena Laguía Allué, del CECOUAL, Centro de Colecciones Científicas de la Universidad de Almería.

Su charla se titula ‘Ciencia ciudadana. Tod@s podemos colaborar con la ciencia’. Así, se procurará un acercamiento directo a través de la idea de que todas las personas pueden ser parte de ciertos proyectos de investigación. “Aunque puede parecernos un concepto bastante actual y novedoso, la ‘ciencia ciudadana’ se originó hace más de un siglo con aquellos ciudadanos voluntarios que participaban en proyectos de investigación relacionados con la biología, arqueología o astronomía, entre otras materias, generando datos para los investigadores”, tal y como explican los organizadores. Añaden que “el desarrollo de las tecnologías de información y la comunicación han sido clave en el desarrollo de la ciencia ciudadana”.

De hecho, su crecimiento ha sido exponencial en cuanto al número de proyectos, a publicaciones y a áreas de conocimiento que le dan cabida, “con participantes cada vez más diversos en investigaciones locales, nacionales o internacionales”. Han dejado claro que “la participación voluntaria de la sociedad en actividades científicas trae beneficios tanto para la comunidad científica como para la propia sociedad”, ya que los investigadores disponen de datos que por ellos mismos no podrían alcanzar, tanto por falta de presupuesto como por la escala espacial, y la vez los ciudadanos se benefician del conocimiento y los mecanismos de la ciencia. “No es necesario ser un especialista para participar en un proyecto de ciencia ciudadana”, ese es el mensaje.

En esa línea, han explicado que “en la mayoría de los proyectos solo es necesario disponer de un teléfono móvil”, y así va a verse el viernes de la mano de Azucena Laguía Allué, que es técnico de Empresas y Actividades Turísticas, intérprete de Naturaleza y monitora de Turismo Rural. Ha dedicado más de veinte años de su carrera profesional a la Interpretación de la Naturaleza y a la Educación Ambiental, principalmente en los espacios naturales protegidos de Almería, desarrollando, en esta época, un programa especial para escolares en la naturaleza relacionado con la biodiversidad, el paisaje, la conservación y la sostenibilidad.

En la actualidad, trabaja en el CECOUAL coordinando y llevando a cabo el Programa Educativo para escolares y proyectos de Ciencia Ciudadana para centros educativos y para público general. Participa igualmente en la organización de actividades de divulgación científica, como AmBioBlitz UAL, y diversos talleres y charlas relacionados con las actividades llevadas a cabo por el Centro de Colecciones Científicas. Igualmente está presente de forma activa en varios eventos de gran calado como La Semana de las Ciencias, La Noche Europea de los Investigadores o el Certamen de Proyectos Ambientales de la UAL, además de colaborar con diversas organizaciones relacionadas con la divulgación científica.