La UAL pretende mejorar la calidad de vida de mujeres con esclerosis múltiple a través de la actividad física

0
1450

El Programa EMMA, liderado por el Dr. Jacobo Á. Rubio de la Universidad de Almería  y en el que trabajan investigadores de otras seis universidades más del resto del país y asociaciones,centrado en el estudio del bienestar durante el ciclo menstrual, e invita a la colaboración de participantes para su estudio con y sin esta enfermedad.

“El objetivo principal es generar conciencia y visibilidad en torno a la mujer y la esclerosis múltiple”, lo que se persigue en este proyecto “centrándonos específicamente en la fisiología femenina y su conexión con esta enfermedad, así como en su relación con la actividad física”. Así lo han explicado los investigadores principales del Proyecto EMMA – ‘Programas educativos, esclerosis múltiple y calidad de vida’, liderado por la Universidad de Almería y que cuenta con la participación de investigadores e investigadoras de varias universidades más, Politécnica de Madrid, Rey Juan Carlos, Castilla-La Mancha, Jaén, Valencia, Alicante y UCAM, además de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple de diferentes ciudades Almería, Toledo o Murcia, entre otras.

El Proyecto EMMA tiene una misión clara: “El impacto esperado es que las mujeres conozcan cómo pueden hacer un seguimiento de su ciclo menstrual y cómo se relaciona con la sensación de fatiga que pueden tener en las diferentes fases del ciclo menstrual”. El desarrollo de este proyecto permitirá poner el marcha el proyecto ADVICE que como su sobrenombre indica, a “desarrollar programas educativos para mejorar la calidad de vida en personas con enfermedades neurodegenerativas y, concretamente, en esclerosis múltiple”. Estos programas se basan en combinar “intervenciones de ejercicio físico, nutrición y terapia cognitivo-conductual”, ya que el punto de partido es la convicción de que “esta combinación de enfoques puede tener un impacto significativo en la salud y el bienestar de las personas que viven con esta enfermedad”.

El proyecto está financiado por la Unión Europea (NextGenerationEU), el Ministerio de Cultura y Deporte- Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia- y el Consejo de Deportes.