La UAL representa a España en un grupo temático de la UE sobre sostenibilidad en la agricultura

0
632

La única participante de España es la directora de la Cátedra Coexphal-UAL que ha analizado, junto a 20 expertos de 14 países, cómo el uso de los datos de análisis comparado o benchmarking agrícola mejoran la productividad y la sostenibilidad en la agricultura.

La Cátedra COEXPHAL-UAL ha participado, como única representante de España, en el Grupo Temático europeo ‘Focus Group’ EIP-AGRI Benchmarking de productividad agrícola y desempeño de sostenibilidad, liderado por Krijn Poppe de la Universidad de Wageningen.

Este Grupo Temático ha reunido a 20 expertos de 14 Estados miembros de la UE de procedencia profesional diversa. La doctora Cynthia Giagnocavo, co-directora de la Cátedra Coexphal de la UAL y única representante española en el grupo, es coautora del parte del informe.

Los expertos de este ‘Focus Group’ han examinado el potencial que tiene para agricultores y asesores el uso de datos de análisis comparado, entre ellos el Big Data, o benchmarking agrícola (intercambio de datos) para mejorar la productividad y la sostenibilidad en la agricultura.

Una de las conclusiones más destacadas es la necesidad de innovación en un panorama agrícola muy cambiante, con el objetivo de buscar nuevos modelos de negocio y mecanismos de gobernanza para el benchmarking, donde los datos de diferentes organizaciones se combinen para crear valor para los agricultores; y es que en un principio el benchmarking fue introducido por servicios de asesoría y despachos de contabilidad, y en las últimas décadas han emergido nuevos actores representados por empresas TIC especializadas en la creación de software para la gestión de la explotación agrícola y empresas procesadoras de alimentos (a menudo cooperativas) que han introducido servicios de gestión de datos con opciones de benchmarking.

El grupo de trabajo, en el que ha participado la Cátedra Coexphal de la UAL, ha identificado como modelos óptimos de intercambio de datos: la entrada única de datos, los datos abiertos y el papel del gobierno, el agricultor como propietario y gestor de datos con autorizaciones, la integración de los datos a nivel de explotación y los modelos de negocio y gobernanza. Se trata de 5 modelos de intercambio de datos que tienen diferentes grados de potencialidad para mantener a los agricultores interesados en el benchmarking.

La innovación agrícola, según el informe del Grupo de Trabajo, pasa por el intercambio automático de datos basado en autorizaciones de datos, lo que supondría que los datos tendrían que estar disponibles para el agricultor en un formato digital adecuado para su posterior procesamiento.

Se apuesta también por el benchmarking con datos operativos en tiempo real; el benchmarking sobre sostenibilidad y cambios estratégicos o los modelos de negocio y gobernanza en sistemas de benchmarking, y es que a medida que la revolución de las TIC hace que la agricultura sea más dependiente de los datos, las innovaciones deben hacerse con sumo cuidado porque existen riesgos; y por último, se apoya el benchmarking para pequeñas fincas. Las pequeñas explotaciones, en general son menos activas en benchmarking, aunque cuando se organizan en cooperativas el intercambio de datos puede ser más pronunciado, especialmente si son asistidos por servicios de asesoramiento.

En el balance final, los 20 expertos participantes en este Grupo de Trabajo, se plantean futuras investigaciones para analizar temas como la diferencia entre las herramientas diseñadas para un agricultor o un responsable político, si utilizan la misma fuente de datos, cómo funciona la recolección de datos y el análisis y uso de los resultados en la toma de decisiones.

Descarga aquí documento con las conclusiones.