Participantes de ‘Ciencia, Ingeniería, Género y Vocación’ realzan la importancia de la actividad y esperan su continuidad

0
426

Este lunes, 18 de marzo, han sido recibidas por delegada para la Igualdad del rector, Maribel Ramírez, en una reunión de trabajo donde han valorado la actividad y han puesto en común su experiencia en la misma.

Profesoras de la Universidad de Almería y estudiantes de doctorado que han participado en la actividad ‘Ciencia, Ingeniería, Género y Vocación’, han sido recibidas este lunes, 18 de marzo, por la delegada del rector para la Igualdad, Maribel Ramírez, en una reunión de trabajo en la que han compartido la experiencia vivida las últimas semanas. Ramírez se ha mostrado satisfecha por cómo se ha desarrollado esta actividad, que espera continúe en el tiempo y ha agradecido a las participantes su labor “en despertar vocaciones científicas entre estudiantes de secundaria y en visualizar el papel de la mujer en la Ciencia”.

La actividad ‘Ciencia, Ingeniería, Género y Vocación’ surgió con motivo del programa organizado por la UAL para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el pasado 11 de febrero, y dar a conocer el papel de las investigadoras y científicas de la UAL.  Mujeres y estudiantes del ámbito STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) han colaborado en la misma para hacer visibles, a través de charlas y prácticas con estudiantes de Secundaria, las barreras que aún hoy impiden a las mujeres participar plenamente en esta disciplina, y despertar vocaciones científicas entre los más jóvenes.

Durante la reunión mantenida, además de recibir una acreditación de su paso por esta actividad, las participantes han intercambiado experiencias y han valorado muy positivamente esta iniciativa.

La profesora de Didáctica en las Ciencias Experimentales, Rut Jiménez, ha explicado que su papel dentro de ‘Ciencia, Ingeniería, Género y Vocación’ ha sido abrir el debate en las aulas de secundaria sobre quiénes están más preparados para la ciencia, si los alumnos o las alumnas. “Se ha abierto un debate muy interesante. La experiencia ha sido muy positiva. Los estudiantes se han implicado muchísimo y a los profesores les ha encantado la experiencia. Creo que es una iniciativa que continuará seguro en años siguientes”. Además, ha indicado que es importante llevar la ciencia a los más jóvenes porque  “hay que cultivar el pensamiento crítico en el alumnado para que ahora, por ejemplo con las fakes news, no los engañen”.

La estudiante de doctorado de Química avanzada, Josefa López, ha explicado que su participación en la actividad ha sido muy positiva. Y ha destacado la importancia de dar la oportunidad a los más jóvenes de descubrir la ciencia, en este caso la Química, a través de prácticas en el laboratorio. “Es cuando ellos se dan cuanta de si les gusta o no porque siendo tan jóvenes la teoría les aburre más”.

Para Miriam Álvarez, profesora de Química Orgánica, “la experiencia ha sido buenísima y tanto el profesorado como el alumnado han respondido muy bien. Había carencia en el conocimiento de mujeres científicas, aunque en algunos centros habían trabajado en este sentido”. Además, considera que ha sido una actividad “importante para visualizar a la mujer en la ciencia ya que todavía se asocia más al sexo masculino, pero afortunadamente es algo que poco a poco va cambiando”.

La Ingeniería, una de las ramas científicas que cuenta con menos mujeres estudiantes, ha tenido también su hueco a través de las aportaciones de María Teresa Lao, profesora del Departamento de Agronomía de la Escuela Superior de Ingeniería de la UAL y Rosa María Chica, profesora de Electrotécnica en el grado de Ingeniería Agrícola y profesora del máster de Ingeniería Agronómica. “Hemos contado nuestra propia experiencia para incentivar o ayudar a las estudiantes en su propia toma de decisiones”, ha explicado Lao. Algo que ha tenido un efecto positivo, ha añadido Rosa María Chica, puesto que “la respuesta de las alumnas ha sido muy buena, incluso las profesoras que acudieron a la charla se quedaron asombradas de todo el campo de trabajo que tenían sus alumnas y nos comentaron que sería muy interesante que todos los años recibieran información sobre las posibilidades de estudiar distintas ingenierías”.