Luciano García y Manuel Galiana, lecciones emocionadas de vida teatral junto a la UAL

0
192

Entrañable homenaje a dos nombres fundamentales de la dramaturgia del Siglo de Oro desde la investigación, la dirección y la interpretación como inicio del Ciclo Académico que ofrece la Universidad de Almería.

Ninguno de los dos ha podido evitar que se le resquebraje la voz y que brote alguna lágrima tras escuchar su respectivo laudatio y tener que enfrentarse, acto seguido, ‘a corazón abierto’ a un público muy cercano. Emotivo y entrañable ha sido el homenaje que se le ha dado y con el que la Universidad de Almería ha querido iniciar su Ciclo Académico, que tiene empaque de Proyecto Atalaya, de las XXXV Jornadas de Teatro del Siglo de Oro. Presentados por María del Mar Ruiz, la vicerrectora de Extensión Universitaria y Deportes, los encargados de ‘desarmarlos’ y ponerlos en situación de ‘debilidad’ han sido dos amigos que los conocen muy bien, Antonio Serrano sobre Luciano García y Manuel Canseco sobre Manuel Galiana.

Los dos han ocupado los principales papeles de una primera jornada en la que la inauguración y el homenaje se han visto completados con el primero de las tres espectáculos, ‘A secreto agravio, secreta venganza’, una versión libre a partir de la obra de Calderón de la Barca llevada sobre las tablas del Apolo por parte del grupo Jóvenes Clásicos bajo la dirección de Pedro Hofhuis. “Va a ser el mejor Ciclo Académico de cuantos se han hecho”, en palabras de María del Mar Ruiz, que ha precisado que “la Universidad de Almería siempre ha querido estar en estas Jornadas y es cierto que en los últimos años la apuesta ha sido muy importante, con la firma del convenio entre los ayuntamientos de Almería y Roquetas de Mar, la Diputación y la propia UAL para que este evento perviva y vaya a más año tras año”.

Dentro de ello, “la Universidad se encarga de planificar y organizar el Ciclo Académico, que se trata de que estos tres días se aúnen en este espacio los mejores especialistas y también actores y directores”. Con la definición del Siglo de Oro como “una de las representaciones teatrales más importantes de la historia de la literatura de nuestro país”, la vicerrectora ha querido resaltar el buen hacer de Noelia Iglesias, “investigadora y experta en el teatro del Siglo de Oro”, en la  coordinación del Ciclo Académico, quien a su vez ha puesto el foco sobre “esa simbiosis y unión entre el ámbito académico y el ámbito escénico, que estaba ya en la esencia de las primeras y que sigue en las trigésimo quintas”. Se ha planteado el ciclo “con distintos formatos, de ponencia, de mesa redonda, incluso de taller, siendo Almería uno de los foros clave para aprender y disfrutar”.

Luciano García, profesor e investigador que ha dejado un legado extraordinario también en la dirección del gran Festival de Teatro Clásico de Almagro y partícipe de las propias Jornadas de Teatro del Siglo de Oro, ha escuchado emocionado lo que de él ha dicho el fundador de las mismas, Antonio Serrano, si bien antes ya había expresado su alegría por este reconocimiento que le otorga la UAL: “Para mí es uno de los momentos más importantes tanto desde el punto de vista personal como profesional, porque he estado desde el principio y para mí venir a Almería era como ver nacer la primavera y disfrutar del Teatro del Siglo de Oro y de la labor académica”.

Manuel Galiana, uno de los mejores actores españoles y maestro de varias generaciones, ha oído el laudatio en boca del director Manuel Canseco, y también antes había dejado testimonio de su gratitud por el homenaje recibido en un contexto extraordinario: “Qué teatro tan grande hicieron, dejando uno de los tesoros culturales más importantes que tiene la humanidad, y uno se siente muy orgulloso de que ahora, desde que empecé en el instituto haciendo algún texto clásico hasta hoy, reciba este homenaje, en el que se ve una trayectoria en el final de la vida profesional”. No obstante, ha matizado que no se retira: “Realmente tengo más proyectos que años para vivirlos”.

La entrega de la placa a Luciano García sobre las tablas del auditorio de la Escuela Municipal de Música la ha realizado María del Mar Ruiz, y la de Manuel Galiana ha corrido a cargo de Carlos Sánchez, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almería, que ha dejado claro el compromiso  de la administración que representa: “Estamos muy satisfechos porque en el mundo de la cultura poder cumplir 35 años es un mérito importante, y quiero recalcar que tienen muy buena salud, que se van a seguir celebrando mientras estemos aquí lo que hoy estamos, porque creemos en ellas, ya que para Almería y su provincia es muy bueno tener unas jornadas como estas, todo un referente cultural del que sentirse muy satisfechos”.

En nombre de Diputación ha intervenido Fernando Giménez, recientemente nombrado diputado de Presidencia, Relaciones Institucionales y Desarrollo Digital: “Es un orgullo participar en ellas, como siempre lo ha hecho la Diputación, y pone de relieve la interactuación de administraciones y que con la buena relación que hay entre todas las que participan, se consiguen los objetivos que se plantean desde el principio, y por tanto hay que felicitar a todos los que hacen posible este referente nacional”. Desde al Aula de Teatro salió el que hoy es director de las Jornadas, Ricardo Arqueros, quien ha puesto unas expectativas muy altas: “Ha llegado el momento por fin de que la gente las disfrute, con una programación muy variada y de mucha calidad, diversos formatos, así que las expectativas son todas y muy ilusionantes”.