Buscar el equilibrio entre libertad y seguridad va a ser el reto de este siglo XXI

0
74

La Universidad de Almería recupera su Curso de Verano ‘Seguridad en el Mediterráneo’ con notable presencia de ponentes internacionales y deposita el interés en “la importancia del diálogo entre las dos orillas”.

En la modalidad de ‘teórico-práctico’, y considerándose de gran interés e innegable actualidad, se desarrolla con gran éxito la segunda edición de un seminario que ya vio la luz hace dos años y que regresa a la programación de formación estival que organiza la UAL. Así lo ha recordado Juan Díez, codirector del mismo junto a Pilar Rodríguez: “Lo planteamos de nuevo desde el Seminario Internacional de la Encuesta Mundial de Valores con la Universidad de Almería, y tras el éxito del primero por los ponentes españoles y extranjeros, ahora ya hemos consolidado que se vea la importancia del diálogo norte-sur, de las dos orillas del Mediterráneo”. Lo que subyace de fondo en este Curso de Verano ‘Seguridad en el Mediterráneo’ es un mensaje claro lanzado por Díez: “Mientras que el siglo XX se caracterizó por la controversia de igualdad y libertad, el siglo XXI muy claramente se está viendo que es la controversia entre los valores de libertad y seguridad, es decir, hasta qué punto vamos a renunciar a más cuotas de libertad para garantizarnos seguridad”. Dicho de otro modo, “el buscar el equilibrio entre libertad y seguridad va a ser el reto de este siglo XXI”, pero es necesario contextualizar la situación de partida.

En ello se ha continuado en esta segunda jornada del curso, que ha contado con Magued Osman, profesor de Estadística de la Universidad de El Cairo y CEO de The Egyptian Center for Public Opinion Research ‘Baseera’. A él ha correspondido la conferencia titulada ‘Inequality in the Mediterranean countries’, realizando una amplia comparativa sobre la situación real que se vive en el día a día de los países de la cuenca mediterránea: “Lo primero que he pretendido transmitir es la gran importancia de las desigualdades que están creciendo absolutamente en todo el mundo, económicas y sociales, pero es clave el matiz de que estas desigualdades no solo se refieren a los ingresos, la renta o la riqueza, sino que hay muchas formas de desigualdad que son importantes”. En el ámbito mundial, “sobre todo está creciendo en las ‘nuevas economías’ como son China e India, y en Oriente Medio no crece tanto, pero sin embargo es muy alta”. Con una gran cantidad de cifras en la mano, ha afirmado que “los datos de organismos internacionales demuestran que la situación en Europa es menos grave que en otras partes del mundo”, y además Osman ha sido rotundo al situar ese término de desigualdad “en otros aspectos, como los éticos”.

Ha considerado muy acertado que se organice este curso en la UAL, “sobre todo pensando en el futuro”, en lo que ha coincidido Vicente Garrido, como profesor titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Rey Juan Carlos: “Estando en Almería y hablando sobre la seguridad en el Mediterráneo, es totalmente idóneo sobre todo por la región y por la proximidad de la frontera; hay retos sobre migraciones, terrorismo… y la UAL ha tenido una especial sensibilidad para tratarlos”. Ha reconocido, no obstante, que “siempre se dice que en España llegamos un poco tarde a las cosas, porque mientras que en otros países como Francia llevan muchos años prestando mucha atención a estos temas a nivel académico, aquí parece que llegamos a posteriori, cuando ya han ocurrido los hechos”. De ahí el acierto a la hora de que en estos Cursos de Verano se plantee una temática que “sí es verdad que está en la calle, pero es que el asunto no está cerrado porque haya dejado de haber atentados”.

En ese sentido, y refiriéndose a los “foros de reflexión”, ha definido como “básico” este tipo de iniciativas “para crear una cultura de concienciación y de seguridad”. En concreto, su ponencia ha versado sobre ‘La utilización de armas químicas en la guerra de Siria’: “No hay preocupación en la opinión pública por el hecho de que el Estado Islámico o DAESH puedan hacerse con esas armas químicas, pero hay que plantearse qué pasaría si estos grupos pasaran a un estadio mayor y en lugar de estrellar coches o de crear estrategias de guerrilla urbana estuviera en sus planes realizar un ataque con armas químicas”. Utilizando los términos “armas de destrucción masiva y no armas de preocupación masiva”, ha instado a “estar muy atentos a esta nueva situación”, con el análisis del caso “de su utilización en el territorio sirio, cómo las armas químicas en manos de Al Assad le ha supuesto prácticamente una ventaja comparativa que le ha dado la victoria”. En su intervención ha añadido aspectos sobre el debate abierto al respecto en Naciones Unidas y otros foros internacionales, remarcando que “el conflicto en Siria y el uso de ese tipo de armas no hay que circunscribirlo ahí, sino que hay que verlo como parte de una estrategia más global”.

Cooperativismo También este martes se ha desarrollado la segunda jornada del curso ‘El éxito del cooperativismo en el modelo agrario almeriense: balance en el 75 aniversario de la CASI’. En la sala de subastas de la sede central de la cooperativa se han abordado aspectos como el agua y la economía social, así como se ha escuchado el reato de los ‘Testigos de un éxito cooperativo’. Restará para el final, en la tercera y última jornada, un análisis del futuro del modelo agrícola almeriense, así como el planteamiento de los retos para el cooperativismo agrario de Almería, tema central del seminario que habrá sido tratado desde el prisma temporal, con el ayer, el hoy y el mañana.