El caso pionero de Vera y un repaso a la provincia llegan al curso de Vélez Rubio para ahondar en la musealización

0
200

Intensa segunda jornada del seminario ‘Cultura tradicional y cambio’, dedicado al mundo rural y a la puesta en valor de su patrimonio, con el museólogo Domingo Ortiz subrayando que “servirá de base para crear conciencia y reflexión”.

Los valores etnológicos de una comunidad, recogidos, clasificados para su conservación, estudio y análisis, y finalmente expuestos para el disfrute tanto de los vecinos como de los visitantes, dándole un doble valor de memoria y de reclamo al mismo tiempo. La segunda jornada en Vélez Rubio, en el segundo curso de verano de la Universidad de Almería realizado en la localidad en esta vigésimo segunda edición, ha abordado el folclore como vehículo de cohesión sociocultural, ello a través de una ponencia teórica y de un taller práctico, y además ha puesto sobre la mesa ‘Los museos etnológicos como recurso turístico’. Como ponente de la primera parte ha actuado Cristóbal Salvador, folclorista, profesor de baile y coordinador de los tradicionales y muy afamados Encuentros de Cuadrillas de la Comarca de Los Vélez, mientras que sobre musealización, partiendo del caso de Vera y de su éxito, ha intervenido Domingo Ortiz, cuya trayectoria y aportaciones son de un gran valor y reconocimiento en la provincia.

Este último ha destacado la importancia que tiene el hecho de que desde la UAL se tenga en consideración esta temática y que dé cabida en su programación a una cuestión de vital relevancia para los municipios: “Este curso de la Universidad de Almería va a servir de base para crear conciencia y reflexión sobre el concepto del patrimonio etnográfico, sobre crear museos en los que sea expuesto, como espacios culturales, y sobre la necesidad de centros de salvaguarda de las tradiciones de cada localidad”. Además ha subrayado el gesto de haberle dado una ubicación lejos del campus y fuera de la ciudad, tal y como ha sucedido a lo largo de la edición de 2021 de Cursos de Verano y está pasando de modo más notable en esta última semana: “Descentralizar los cursos para realizarlos en los municipios es muy positivo, y en este caso concreto va a llevar a crear conciencia en los responsables políticos municipales sobre incentivar las actuaciones locales necesarias en el campo de patrimonio etnohistórico y cultural, y que así haya consideración sobre la fundación de este tipo de centros museísticos”.

En ese sentido, su intervención ha tratado precisamente de “reflexionar y argumentar propuestas y alternativas para la creación de centros museísticos, poniendo como ejemplo de buenas prácticas de lo que he llevado a cabo en Vera, de titularidad municipal, para la recuperación de la memoria histórica e identidad de esta localidad y su proyección turística y el beneficio general, de sus asociaciones, de sus centros de enseñanza, etcétera”, textualmente. De hecho, “ha servido de ejemplo y modelo para otros museos creados en varios municipios como factor de desarrollo”. Así, ha expuesto “experiencias de montaje de centros de exposiciones museográficas”, con referencias a “un centenar de ejemplos en la provincia”. De este modo, ha citado, por poner un fragmento de ese listado centrado en la trayectoria de Vera, “el Museo Histórico Municipal Central, que engloba una serie completa de Centros de Interpretación como son el de Oficios Gremiales, el de Arqueológica, con la réplica de una cabaña de Los Millares excavada por nosotros en el mismo lugar, el de la Cultura del Agua, el de la Ciudad de Bayra, o el de Fósiles Marinos del Levante, a lo que se suma el Museo Taurino, el Museo Conventual de los Padres Mínimos, el espacio museístico Calzada Romana, la Pinacoteca -de temas etnográficos-, el espacio museístico al aire libre de escultura contemporánea y otros más que quedaron inconclusos, más, a título privado, la Casa Museo de la Canana, en Mojácar”

Domingo Ortiz ha resaltado, una vez expuestos todos los argumentos, que “Vera fue pionera en la creación de museos municipales en la provincia de Almería en 1988, e incluso algunos intentos ya desde mediados de los años setenta, y en su proyección europea, con la participación en una Expo en el Museo de Etnografía de Ginebra (Suiza) en 1989, y cerrado inexplicablemente al regresar de allí para volver a recuperarlo en 1998 hasta hoy día, con una serie de nuevas temáticas, musealizando elementos patrimoniales  de interés relevante repartidos en la ciudad y el medio rural”. Con gran pasión por su trabajo, este museólogo ha dado paso a la pausa de mediodía, retomándose la actividad con el Museo Comarcal Velezano ‘Miguel Guirao’, de manos de Encarnación María Navarro, su museóloga, cuya participación igualmente se ha dividido en una parte teórica de ponencia y en una acción práctica de disfrute de todos los participantes, puesto que se ha realizado una visita guiada por ella misma a dicho centro.