El curso ‘Tecnologías en el cuidado’, ejemplo de cómo la universidad está al tanto de las necesidades sociales

0
271

Finaliza habiendo alcanzado todas las expectativas depositadas en su contenido y desarrollo un seminario estival de la UAL que podría llegar más lejos: “Valoramos proponer la publicación de un libro como resultado de estas jornadas”.

Con sede en el propio campus y agradecimiento por los medios puestos a su alcance, ha llegado a término un curso de verano que supone un claro ejemplo de la relevancia que para la sociedad tiene la investigación que se realiza en la UAL y en las universidades en general. Su título, ‘Tecnologías en el cuidado: situación actual y perspectivas’. Ha estado dirigido por la profesora María Teresa Martín Palomo, investigadora principal de los proyectos Tecnocare (http://tecnocare-ual.es/): Arreglos y ensamblajes de tecnologías en las redes familiares para el cuidado de las personas en sus hogares, Financiado por Fundación Centro de Estudios Andaluces y‘ Sostenibilidad de la atención a las personas en situación de dependencia: experiencias y dilemas en el diseño de tecnocuidados’, financiado por el Programa PAIDI de la Junta de Andalucía. Con un equipo de investigación del que forman parte investigadores de las universidades de Granada, Jaén, Sevilla, Pablo de Olavide, Carlos III de Madrid, el Instituto de Investigaciones ‘Gino Germani’, de Buenos Aires, FLACSO, de Uruguay, y que se desarrollan en el marco del Centro de Estudios de las Migraciones y las Relaciones Interculturales. Desde ambos proyectos se ha nutrido parte del curso con ponencias en que se han presentado reflexiones teóricas y resultados muy recientes.

Martín Palomo ha manifestado que, “en conjunto, estamos muy, muy satisfechas con la riqueza y la profundidad de los debates y de los trabajos que se han compartido en este curso de verano”, de modo textual, sosteniendo a su vez que “ha sido realmente mucho más enriquecedor y mucho más productivo de lo que imaginábamos, además, en un contexto también distendido”. La intención ha sido la de motivar a intervenir y participar, habiendo logrado tal cometido: “Ha habido una muy alta implicación de los estudiantes, procedentes de los campos del trabajo social, la enfermería, o la sociología, personas que están haciendo su doctorado, pero también profesores y otros profesionales, por ejemplo, del derecho o de la economía”. Como muestra de la satisfacción por las aportaciones que se han realizado, “se está pensando en proponer la publicación de un libro como resultado de este curso”.

La directora del curso ha valorado que se han vivido “tres jornadas muy intensas, muy productivas”, en las que se ha podido “intercambiar desde la mirada interdisciplinar un análisis de la cuestión de los cuidados y las tecnologías como grandes retos, hoy pero también con una enorme potencialidad”. Día a día, ha realizado una enumeración de ponentes y temáticas concretas. Así, se comenzó con “una visión global de la situación en Andalucía y las expectativas de futuro que hay sobre las necesidades de cuidado, tanto por el envejecimiento de la población como por las necesidades propias de la conciliación de la vida personal y familiar” (conferencia impartida por Tristán Pertíñez, Director del CENTRA). A eso han seguido “la vulnerabilidad, las interdependencias y el cuidado, es decir, que somos personas en relación con las demás personas y también con innumerables objetos y tecnologías que nos facilitan la vida”. Se han impartido dos conferencias que abordan la tecnología en los cuidados ante la pregunta sobre si los robots pueden cuidad (Miquel Domènech, profesor de la Universitat de Barcelona) y sobre el entrecruzamiento de los cuerpos, los cuidados y las tecnología (José María Muñoz Terrón, profesor de la UAL)La tarde de la primera jornada se inauguró con la conferencia de Barbara Badanta sobre los desafíos de las tecnologías en el cuidado de la salud en un espacio tan complicado y tan estresante como son las UCI”, que ha seguido con una mesa redonda sobre los desafíos éticos de los tecnocuidados.

El curso ha seguido con una segunda jornada dedicada “a la diversidad funcional, la discapacidad”, con atención “a la interseccionalidad, que hay que analizar la cuestión de las brechas de acceso, de uso, pero también de aprovechamiento de las tecnologías en el cuidado”. De ello han hablado Juan Sebastián Fernández Prados y Jesús Muyor, ambos profesores de la UAL, Eduardo Díaz Velázquez, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares. Se han tratado “los retos que tienen las mujeres con diversidad funcional para poder acceder también a la sexualidad, y los placeres y los autocuidados” o, también “la perspectiva de las desigualdades sociales que se generan y que se reproducen en el acceso a los cuidados, que se van multiplicando con las brechas en el acceso a las tecnologías”. Entre las ponentes, desde América Latina, María Pia Venturello, “ha abordado los reto en el acceso a la salud”.La tarde se cerró con una muy dinámica mesa redonda sobre tecnocuidados y diversidad funcional El tercer día de cierre se han dedicado a “las capacitaciones para las personas que están trabajando en el sector de los cuidados”, en el que se ha contado además con Magdalena Correa “hablando sobre el autocuidado en la salud mental” y Constanza Tobío, a quien se ha encargado la conferencia final, seguida de un broche distendido con un taller sobre autocuidado en redes sociales.

Mélida Constanza Tobío Soler es catedrática de Sociología en la Universidad Carlos III de Madrid y Premio Nacional de Sociología en 2021, y ha ofrecido una conferencia titulada ‘El cuidado: qué y dónde. Viejas realidades, nuevos conceptos’. Tobío ha señalado que, “sorprendentemente, es un ámbito que hasta hace poco ha permanecido en la invisibilidad para las ciencias sociales, lo cual se explica porque ha sido fundamentalmente un trabajo de mujeres” El curso, además, “se ha centrado en un aspecto de especial novedad, la utilización de recursos tecnológicos para atender al cuidado de las personas”, siendo esta propuesta “un buen ejemplo de cómo las universidades y la investigación que en ellas se realiza está al tanto de las necesidades sociales a medida que van surgiendo, y que además realizan una tarea de difusión del conocimiento para que el conjunto de la sociedad sepa las respuestas que a través de la investigación se da a ellas y los debates que se plantean”.

El camino hacia la sostenibilidad en el sector del agua

A la vez que en este miércoles ha concluido un grueso de cinco cursos y que arrancan otros cinco, ha transitado por su segundo día el titulado ‘El camino hacia la sostenibilidad en el sector del agua: gestión inteligente y eficiencia energética’. Se ha comenzado con la charla ‘Agua-energía y cambio climático’, a cargo del profesor Francisco Javier Martínez, y se ha continuado exponiendo ‘Casos aplicados de eficiencia energética y gestión inteligente en el ciclo del agua’, de la mano de Marta Casao, jefa del Departamento de Tratamiento y Operaciones de Aqualia. Antes del intermedio, María Inmaculada Cuenca, técnica de Medio Ambiente en EMASESA, ha hablado del ‘Plan de eficiencia y sostenibilidad energética’, mientras que David Meana, director general de NORTHGES, se ha centrado en ‘Sistemas de almacenamiento hidroeléctrico para fuentes de energía renovable’. En sesión vespertina, se ha conocido el ‘Sistema de integración de energía en Consentino’, a cargo de Antonio Urdiales, director de Sostenibilidad Ambiental de esta empresa, y ambos ponentes han cerrado la jornada compartiendo ‘Digitalización y eficiencia energética en el sector del agua’. El último día estará dedicado a sendas visitas a la desaladora ‘Mar de Alborán’ de Cabo de Gata y a la depuradora de El Toyo.