La escalera de vecinos, declarada ‘ejemplo de implicación’ en los Cursos de Verano UAL

0
29

El seminario ‘Emprendimiento social hacia comunidades sostenibles’ supera su segunda jornada exponiendo proyectos de éxito en relaciones de proximidad, valorando la sostenibilidad como eje,  y da relevancia igualmente al emprendimiento social que procede del sector privado.  

Tras un primer día de puesta en situación dentro de un marco general, el Curso de Verano dirigido por Rosa María Martínez e Isabel Guirado, ambas ponentes abriendo camino precisamente en esa primera jornada, ha pasado su ecuador particular centrándose en los casos reales que están en funcionamiento ofreciendo resultados y consiguiendo soluciones. Así, el arranque de este jueves ha correspondido a Rosa Jiménez como fundadora del proyecto ‘La Escalera’, quien ha participado por videoconferencia ante una foro muy interesado en conocer la experiencia de puesta en práctica de su idea: “El recorrido de la asociación desde su proyecto piloto inicial, que tenía como ideas clave dinamizar las relaciones o facilitar el encuentro y las relaciones de cuidados en el espacio de la comunidad de vecinos, del propio bloque de vecinos, ha ido evolucionando hasta una plataforma desde la que generar culturas comunitarias centradas en espacios de proximidad”.

Por tanto, preocupados principalmente “en las relaciones que establecemos con el entorno y con otras personas en esos espacios cercanos”, Jiménez ha relatado paso a paso la entrada a través de cartelería y otros modos de difusión en diferentes comunidades de vecinos, teniendo como aliada a alguna de las personas que viven en ella, y que se interesa por la propuesta, para poder llegar a todas las demás e incidir en las relaciones que rigen o no su día a día: “La idea es fomentar la implicación en el territorio y con las personas que lo habitan, así como la corresponsabilidad, las relaciones de cuidados y la participación en general”. La promotora del proyecto ‘La Escalera’ ha situado como fin último algo mucho más ambicioso que subyace como fondo: “El objetivo es abordar la desigualdad y la segregación”.

A través de unas pegatinas bien ya preparadas o bien en blanco para que cada cual aporte lo que vea a su alcance respecto a los demás, los buzones de la comunidad de vecinos son “todo un monitor de la declaración de intenciones de cada individuo”. Del tipo, ‘te subo la compra’ o ‘te cuido tu mascota si no estás’, “uno de los de mayor uso”, ha revelado Jiménez, la dinamización de relaciones con las personas del entorno más cercano, el de la vecindad, se logra de manera natural: “No hace falta que se cumpla tajantemente lo que dice la pegativa que el vecino ha puesto en su buzón, no es subir al quinto y decirle ‘he visto que me subes la compra’, sino que es una indicación”. No es ni mucho menos casualidad su conferencia se haya titulado ‘Intervención e investigación en ámbitos comunitarios’, puesto que su proyecto ‘La Escalera’ es investigación-acción participativa: “Los indicadores son en su mayoría cualitativos, así que no son fáciles ni rápidos de interpretar y explicar, pero lo que sí está claro es que está provocando extrañamiento ante inercias relacionales en la comunidad de vecinos”.

Además de Rosa Jiménez ha intervenido Daniel Millor, fundador/coordinador de proyectos de ‘Quatorze’, al que ha seguido una mesa redonda con cinco participantes sobre ‘Emprendimiento social desde el sector privado’. Han sido concretamente Juan Antonio Miralles, presidente de la Fundación CEPAIM, Juan Sánchez, presidente del Consorcio Andaluz de Impulso Social, Gloria Bazán, trabajadora social en Restaurante Universo Santi, Alejandro Giménez, cocinero en el mismo establecimiento, y Carlos Cano, profesor de Dirección Estratégica y Creación de Empresas de la Universidad de Almería. Como parte final, la jornada ha visto ‘Emprendimientos sociales sostenibles en dos partes’, expuestos por Sirivan Prak, de Impacthub Madrid, Juan Sebastián Fernández, profesor de Sociología en la UAL, Belén Martínez, del Proyecto CO-LAB, Iván Reche, director de ‘A toda vela’, y el propio Carlos Cano.

Tres cursos más en su ecuador

En la misma sede del Hotel Elba de la capital almeriense ha transitado la segunda jornada de otro curso más, ‘Nuevos retos en protección de datos, estrategias de seguridad y privacidad en la gestión pública entidades privadas’. Se ha analizado al detalle el Esquema Nacional de Seguridad y Protección de Datos, se ha hablado del tratamiento de datos no consentido en los distintos ámbitos jurisdiccionales, se ha presentado del Delegado de Protección de datos y ha habido una doble sesión con título sugerente, ‘Privacy by design’. Mientras tanto, en la sede del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, también ha venido cargada la segunda jornada del curso ‘Digitalización en agricultura: tecnologías, aplicaciones y cadena de valor’. En su caso, se han abordado la digitalización en trazabilidad y certificación para garantía de calidad, el tema medioambiental, los nuevos roles de productores agrícolas y expertos asesores en este entorno digital, la cadena de valor, el futuro del proceso en la agricultura española y el caso del PITA. A ellos se ha sumado también el segundo día del seminario con sede en Dalías, ‘Gestión sostenible de los corredores y vías verdes urbanos en la provincia de Almería’, planteando el cambio de paradigma en la movilidad para recuperar espacios verdes en ciudades, el caso de Roquetas de Mar, las propuestas para la Rambla Almocete, en Dalías, la fauna de las ramblas del Sureste Ibérico y la promoción de los caminos naturales en España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here