Eduardo Antequera, fisioterapeuta de la UD Almería, culmina un recorrido académico ‘completo’ en la UAL

0
126

Graduado de la Facultad de Ciencias de la Salud, es un ejemplo de egresado de éxito en el plano profesional que encuentra en la Universidad de Almería la oferta de postgrado para seguir enriqueciendo su formación, primero en el Máster ‘Fisioterapia y Discapacidad’ y ahora, con su tesis defendida, en el Doctorado ‘Salud, Psicología y Psiquiatría’.

Concluyó su Grado en Fisioterapia en 2015, decidió ampliar más sus capacidades afrontando un máster en la propia UAL en 2016 y directamente entró a formar parte, ese mismo año, de la UD Almería. Su nombre es Eduardo Antequera y representa, con su trayectoria profesional, la satisfacción de impartir una formación de calidad para la Facultad de Ciencias de la Salud y para el Vicerrectorado de Postgrado, Empleabilidad y Relaciones con Empresas e Instituciones. De hecho, el suyo ha sido un recorrido académico completo, una vez que ha defendido recientemente su tesis doctoral también en la Universidad de Almería. Dada su amplitud de conocimientos y su inquietud para el aprendizaje, ha ido escalando en el seno del club rojiblanco hasta que se ha convertido en una pieza clave para el primer equipo. Comenzó en la cantera, “encargado del juvenil B”, posteriormente se le nombró coordinador de la fisioterapia de todas las categorías inferiores y después llegó al filial, en la temporada 2018-2019, en 2ª División B. Esta que toca a su fin es ya la tercera temporada en el primer plantel de la Liga de Fútbol Profesional.

Con orgullo ha reconocido que su formación la ha obtenido en la Universidad de Almería: “Mis estudios de grado fueron aquí, así como la posterior realización del Máster de ‘Fisioterapia y Discapacidad’, que cursé de manera consecutiva a la carrera, para al final continuar formándome, pero adentrándome en el mundo de la investigación, aunque ya había tenido cierto contacto a través de diversas becas de colaboración, tras matricularme en el programa de Doctorado en ‘Salud, Psicología y Psiquiatría’; así que sí, mi vida académica ha estado siempre vinculada a esta universidad”. Ha mostrado su satisfacción por la calidad también en la ‘última estación’ de su formación como fisioterapeuta: “Estoy contento con el doctorado, ya que desde el primer día la acogida ha sido muy grata, y quisiera destacar la gran oferta formativa que este programa nos ha propuesto a los doctorandos para poder desarrollar los conocimientos en la investigación a través de cursos, seminarios, jornadas y demás formaciones”.

Acaba de defender su tesis, que lleva por título ‘Tratamiento del dolor lumbar crónico inespecífico mediante ejercicio terapéutico y telemedicina’. Como su propio nombre indica, “la investigación se centra en los efectos de diferentes programas de ejercicios en el dolor lumbar crónico de origen no específico”, especificando su mismo autor que “este tipo de lumbalgia supone más del 85% de los casos de dolor de espalda y se ha erigido como el mayor generador de discapacidad en el mundo, junto con ser uno de los principales motivos en cuanto a gasto sanitario”. Eduardo Antequera ha desvelado que “lo que se pretendió, a grandes rasgos, fue ver qué influencia tenía el ejercicio físico en este tipo de dolor a través de un programa presencial de tratamiento, de ejercicio domiciliario y de la aplicación del ejercicio a través de la telemedicina mediante una web denominada STOPLUMBALGIA”.

Los resultados obtenidos “nos mostraron que el ejercicio tenía una gran influencia en la mejora de las variables relacionadas con el dolor lumbar, mejorando considerablemente el estado de los pacientes”, ha añadido. Por su parte, “la telemedicina obtuvo a su vez grandes resultados, siendo un tratamiento innovador que podría reducir en gran medida las limitaciones o barreras que tienen los pacientes para acceder a los programas de rehabilitación, reduciendo también desplazamientos, costes socioeconómicos, listas de espera y tiempos de respuesta”. Por lo tanto, la aportación de esta tesis firmada por Antequera es de gran valor, sobre todo por su interés en hacerla de fácil traslado a la sociedad, en un ejercicio práctico de transferencia del conocimiento: “Su llevada a la práctica supondrá mejorar las capacidades físicas básicas del paciente, así como el dolor, la calidad de vida, la funcionalidad y el miedo al movimiento; además, el empleo de la telemedicina va a dotar a los pacientes y los profesionales de una mayor capacidad asistencial y a promover la adherencia al ejercicio domiciliario, comúnmente prescrito en fisioterapia”.

En ese sentido, ha insistido en que “el ejercicio se muestra como el tratamiento de primera línea en este tipo de problemas, por lo que debería ser el principal tratamiento a aplicar, sin olvidar que los resultados obtenidos en la investigación y el empleo de los sistemas informáticos han aumentado la motivación e implicación de los pacientes en la realización de dicho ejercicio”. Eduardo Antequera continuará por la senda de la investigación, “mi labor en este campo no ha finalizado con la realización de la tesis”, ha manifestado para añadir que “actualmente, el proyecto en el que se ha basado esta tesis sigue adelante en busca de una mayor aportación a la sociedad”. No solo eso, sino que colabora con sus directores “y demás compañeros” en la realización de “otros artículos y proyectos de investigación”.

Este egresado de la Universidad de Almería, que desempeña el trabajo de sus sueños en el seno de un club profesional de primer nivel, ha sido capaz de compaginar ambas facetas, la del fisioterapeuta en ejercicio con la exigencia que supone tratar deportistas de alto nivel y la del estudiante que se capacita para la labor investigadora: “Es cierto que resulta difícil compaginar el trabajo y la realización de una tesis, y más trabajando en el deporte profesional, donde no existen los fines de semana ni los festivos y tienes que estar viajando constantemente, pero todo es cuestión de organización y de aprovechar al máximo el tiempo”. En la UAL se le ha dado respuesta a su actitud inconformista y a sus ganas de progresar más allá del propio grado, que han quedado plasmadas en su recorrido ‘completo’ en el campus almeriense: “Cuando uno se fija ciertas metas u objetivos, la ilusión por lograrlos es muy superior al cansancio y saca fuerzas y tiempo de donde haga falta para conseguirlo; puedo asegurar que el resultado final merece cada segundo de dedicación que has invertido en el proceso y todo el esfuerzo ha merecido la pena”.