La UAL se cuelga su quinta medalla en los CEU 2018 y brilla como organizadora

0
743

La Universidad de Almería ha sido sede de los Campeonatos de España Universitarios de Balonmano y Esgrima, en los que logra además un histórico bronce femenino, sumando el deporte a su ’25 Aniversario’.

Quedan todavía varias bazas más para que la UAL llegue a su objetivo de la decena de preseas nacionales. Por ahora ya se ha colgado cinco, tres que no son novedad, como el oro de fútbol y los bronces de voleibol y golf, pero dos que sí se pueden catalogar como realmente históricas: bronce de la selección de balonmano femenino y bronce del judoca José Manuel Morales. Pero además de la cosecha de buenos resultados, la Universidad de Almería ha estado de enhorabuena por haber firmado una doble perfecta organización de los Campeonatos de España Universitarios tanto en Balonmano como en Esgrima: “Estamos muy contentos por cómo se ha desarrollado estos campeonatos de balonmano y esgrima; el Servicio de Deportes ya tiene mucha gran experiencia, para ellos esto es algo que saben hacer, y que hacen muy bien”.

Así lo ha destacado la vicerrectora de Extensión Universitaria y Deportes de la Universidad de Almería, María del Mar Ruiz, “satisfecha por el resultado de equipos y deportistas individuales”, pero a la vez recordando que “tenía que estar el deporte en la programación del ’25 Aniversario’, puesto que desde el Vicerrectorado llevamos años empeñados en que los estudiantes se sumen a la práctica deportiva bien a través de la competición o bien en sus ratos libres, para mantener hábitos de vida saludable”. En ese sentido, Ruiz ha recordado que la de Almería es ahora “una universidad mucho más activa desde que comenzó el curso, teniéndolo claro Pedro Núñez, que queríamos poner estas instalaciones al servicio de la comunidad universitaria, que se priorizara las instalaciones tanto para la docencia como para la necesidades de demanda de la comunidad”.

Sin duda, ser sede de un evento del más alto nivel es un gran reclamo en ese objetivo, como “las jornadas de puertas abiertas que se hicieron en el pabellón del Centro Deportivo, o con el plan del UAL Activa, donde se han incorporado a la práctica deportiva también PAS y PDI”. En la entrega final de medallas y trofeos de la competición de balonmano, la vicerrectora ha estado acompañada por el delegado provincial de la Federación Andaluza, Rafael Romero, y por el citado Pedro Núñez, director del Servicio de Deportes: “Nosotros entendemos los resultados no como el objetivo sino como la consecuencia, trabajamos mucho la formación de los equipos y las preparaciones previas, y claro que tener resultado como fruto de todo eso nos hace una especial ilusión, sin marcar un objetivo de resultados como un número concreto de medallas”.

No obstante, Núñez ha hecho mención a la incorporación de nuevas disciplinas en el medallero histórico de la UAL, como el balonmano femenino o el judo: “Intentamos estar presentes en todas las modalidades deportivas posibles, en los deportes individuales dependemos, vamos a decirlo así, de la coincidencia de que haya universitarios matriculados que sean deportistas de esas disciplinas, y en los de equipo seguimos trabajando muy duro para que a estas modalidades en las que históricamente somos destacados, se sumen otras, como ha sido el caso y por eso de igual modo queríamos ser sede”.

El trofeo del tercer clasificado a las chicas de Miguel Ángel Florido ha sido entregado por María del Mar Ruiz, suponiendo un momento que invita al optimismo de cara al futuro, puesto que se trata de una selección muy joven. Con un vibrante triunfo ante la Universidad de León en el último partido de grupo, que ha coincidido ser la lucha por la tercera plaza, se ha visto cumplido un sueño a través de la que ha sido cuarta medalla para la Universidad de Almería en el cómputo general de los CEU 2018. Los podios se han formado con Granada campeón masculino seguida por Girona y por la Miguel Hernández y la Politécnica de Madrid, ambas bronce, y con Málaga, Valencia y UCAM, por ese orden, más la UAL.

La quinta ha llegado a través de los chicos de fútbol, que ganaron la final a la Politécnica de Madrid para recuperar el oro cosechado tanto en 2015 como en 2016. El salto generacional se ha hecho de manera poco traumática en esta formación dirigida por José Antonio Indalecio con la ayuda de José María García, Alberto Santana y Álvaro Romero en su cuerpo técnico. “En siete partidos, contando con los tres del CAU y cuatro del CEU, solo un gol encajado”, ha destacado Manuel Calvo, delegado de la expedición almeriense: “Ha sido el campeonato más igualado que yo recuerde y ha habido un compromiso absoluto de los chicos con la UAL y sacrificio”.

Por equipos ha llegado el bronce a través de otra renovada selección, en su caso consagrando el cambio generacional del año anterior, como es la de voleibol masculino. Tras caer en el partido decisivo por 3-1 ante a la postre campeona, la UCAM Murcia, la Universidad de Almería ha hecho valer sus triunfos ante Valencia por 3-2 y ante Barcelona por 3-0. Los otros dos bronces han llegado en modalidades individuales. En concreto, en Oviedo, y tras siete años en los que no se había disputado, el CEU de Judo ha sido muy feliz para José Manuel Morales, en la categoría de menos de 66 kilos. Además, Emilio Hernández se ha colgado su primera presea individual tras haber sabido lo que era con anterioridad, al lograrlo por equipos junto a Laura Maldonado.