La Facultad de CC. Experimentales premia al equipo SpaceSix, que participará en una iniciativa de la Agencia Espacial Europea

0
349

La Facultad de Ciencias Experimentales ha hecho entrega del premio de la Feria de las Ideas a un equipo formado por estudiantes de Secundaria y Bachillerato que participará en CanSat, una iniciativa de la Agencia Espacial Europea que desafía a estudiantes de toda Europa a construir y lanzar un mini satélite del tamaño de una lata de refresco.

Este lunes, 7 de junio, se ha entregado el premio otorgado por la Facultad de Ciencias Experimentales al grupo SpaceSix (https://spacesixalmeriacansat.es/) por el proyecto emprendedor que realizó en la Feria de las Ideas. Los responsables de este proyecto tienen como objetivo participar en CanSat una iniciativa de la Agencia Espacial Europea (AEE) que desafía a estudiantes de toda Europa a construir y lanzar un mini satélite del tamaño de una lata de refresco.

El equipo de SpaceSix está formado por seis estudiantes de Secundaria y Bachillerato de la provincia de Almería: Benjamín, Dominykas, Iona, Nerea, Alba e Irene. Todos bajo la tutoría del profesor Antonio de Juana.

El acto, celebrado en la sala de Grados del CITE III, estuvo presidido por el decano de la Facultad, Juan José Moreno Balcázar, acompañado por el director del Secretariado de Emprendimiento, Carlos Cano, la vicedecana de Estudiantes, Miriam Álvarez, y el secretario de la Facultad, Ignacio Martínez.

Todos los intervinientes coincidieron en señalar la importancia que tiene fomentar que chicos y chicas tan jóvenes dediquen parte de su tiempo a retos científicos tan interesantes como el propuesto por la AEE.

El decano de la Facultad, Juan José Moreno Balcázar, manifestó la relevancia de la colaboración con el Secretariado de Emprendimiento “pues parte de los científicos y científicas que se forman en nuestras aulas serán emprendedores que ayudarán a tener un mundo mejor y más sostenible”. Además de desear mucha suerte a este equipo en su participación en CanSat.

Un CanSat es una simulación de un satélite real integrado dentro del volumen y la forma de una lata de refrescos. El desafío para el alumnado consiste en introducir en un espacio tan reducido los principales subsistemas de un satélite de verdad, como alimentación eléctrica, sensores y un sistema de comunicaciones. Para ello, los participantes tienen que trabajar en equipo en el diseño, desarrollo, puesta a prueba, lanzamiento y funcionamiento del dispositivo.