“Existe una tendencia para que la estadística recoja indicadores más personales que económicos”

0
95

La profesora titular de Estadística de Investigación Operativa de la Universidad de Sevilla, Ana María Muñoz, ha sido la encarga de ofrecer la primera ponencia de las jornadas ‘La Estadística y la Investigación Operativa en el ámbito de las Ciencias Sociales y la Economía’.

Este jueves han comenzado en la Universidad de Almería las jornadas ‘La Estadística y la Investigación Operativa en el ámbito de las Ciencias Sociales y la Economía’, organizadas por el Centro de Desarrollo y Trasferencia de Investigación Matemática a la Empresa (CDTIME), englobadas en su programa de actividades, junto al Departamento de Estadística e Investigación Operativa la Universidad de Jaén y la Academia de las Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía.

En su inauguración han estado presentes Isabel María Ortiz, secretaria general de la Universidad de Almería; Antonio Pascual, presidente de la Academia de las Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía y Emilio Lozano, director del Departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad de Jaén.

La secretaria general de la UAL ha destacado la importancia de estas jornadas porque “van a dar a conocer al estudiantado herramientas que no nos da tiempo a enseñar en las diferentes titulaciones”. Además, ha explicado que “la estadística es una herramienta esencial en investigación y en el día a día para mejorar la compresión de las noticias a las que nos enfrentamos a diario en los medios de comunicación. La población necesita estadísticas en su quehacer diario. Nos hacen conocer mejor el mundo y tomar decisiones más acertadas”.

La profesora titular de Estadística de Investigación Operativa de la Universidad de Sevilla, Ana María Muñoz, ha sido la encarga de abrir las jornadas con la ponencia ‘Estudio de indicadores de felicidad y satisfacción de vida a través de los modelos estadísticos’, en la que ha presentado una encuesta que se hizo en Andalucía para conocer a satisfacción de vida de los andaluces y sus preocupaciones desde un punto de vista personal.

“El problema al que nos enfrentamos a diario es que la mayoría de los indicadores que se miden para la sociedad son de tipo económico, y los sociólogos piensan que la felicidad y la situación personal de las personas no siempre se centran en lo económico”. Durante la charla no solo ha presentado los resultados de la encuesta, sino que también ha dicho “cómo aplicar los modelos estadísticos y ciertos indicadores para medir ese nivel de satisfacción y cómo aplicar la estadística en ese ámbito, recogiendo datos desde una autoevaluación de cada persona. La peculiaridad de esta encuesta fue pedirle a cada persona que autoevaluara su felicidad y de una forma espontánea”.

En cuanto a los resultados obtenidos, Anda María Muñoz, ha explicado que fueron muy curiosos “porque los andaluces siempre nos vanagloriamos de nuestro entorno familiar y de la riqueza que nos aporta a nuestra vida nuestro entorno familiar. Estos fueron los resultados que salieron de la encuesta. La preocupación es más la salud de mi familia que la mía propia y la satisfacción, y lo que nos hace felices, también está ligado a la familia”. Además, ha indicado que “costó medir la felicidad y nos preocupaba un poco cómo iba a medir cada persona su propia felicidad, pero la verdad es que obtuvimos resultados muy curiosos que reflejan la idiosincrasia de los andaluces”.

Realizar este tipo de estadísticas que recojan indicadores diferentes a los económicos son cada vez más habituales. “Existe una tendencia para que la estadística recoja indicadores más personales que económicos. Hay una preocupación general en el ámbito de la sociología para que se conozca a la sociedad a través de estos indicadores que reflejan cómo se sienten las personas y no solamente de los indicadores económicos con los que habitualmente trabajamos. Porque una persona se acuesta y se levanta con sus propios problemas relacionados con el que tiene al lado, como sus hijos o familia, más que si el PIB ha subido o bajado”. 

Toda la gestión se basa en algún tipo de indicador de la sociedad, “y conocer la situación de la sociedad es lo que va a marcar las pautas políticas en muchos aspectos. Por eso los estadísticos nos preocupamos mucho en recoger esos datos y tratarlos de la forma más fiable posible para que a partir de unas cuantas respuestas podamos saber qué es lo que opina y cuál es la situación de la sociedad en general”.