La UAL afrontará la próxima reforma de su titulación de Turismo tras participar en la creación de CEDTUR

0
211

Nace la Conferencia Española de Decanas y Decanos de Turismo para coordinar los estudios de grados, másteres y doctorados, favorecer la cooperación entre las facultades y escuelas, consolidar su proyección social, impulsar la investigación en ese ámbito y ser interlocutora con el sector turístico y los poderes públicos, en colaboración con Crue.

La Universidad de Almería se ha sumado al grupo fundador de un nuevo organismo que llega para afrontar, con mayor eficacia respecto a los actuales y futuros retos del sector, la formación universitaria en el ámbito turístico. En total han participado para su creación 40 universidades españolas, cuyos representantes han hecho posible el nacimiento de la Conferencia Española de Decanas y Decanos de Turismo. La UAL ha estado representada por Jerónimo de Burgos, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, que es el centro que imparte el Grado de Turismo en el catálogo de títulos de la institución almeriense. El acto constitutivo se ha realizado a través de una reunión telemática, por motivos obvios de la pandemia, efectuada el viernes 4 de junio con gran éxito.

Precisamente la incidencia del coronavirus ha golpeado, de una manera exponencialmente superior respecto a otros, a este sector de la economía, de modo especial en España. Es por ello que se ha agudizado la necesidad de reinvención del turismo, lo que se va a pretender afrontar desde la base de una sólida formación universitaria. En ese sentido, desde la propia Universidad de Almería se ha manifestado que su participación en la CEDTUR “puede proporcionar una valiosa información para la próxima reforma de los estudios del Grado en Turismo” que quiere acometer en breves fechas. No en vano, esta conferencia ha marcado muy bien sus objetivos inmediatos, así como las herramientas que va a utilizar para la consecución de los mismos, a lo que la UAL aportará, sin duda, pero de lo que también extraerá muchas ventajas.

Son cinco las misiones que en principio hay encomendadas en el seno de la CEDTUR, todas ellas vinculadas de un modo u otro en la uniformidad de acciones y planteamientos. Así, se buscará “fomento, mejora y coordinación de los estudios de turismo en los niveles de grado, máster y doctorado en las distintas facultades y escuelas”. Además, se pretenderá “favorecer la cooperación y la cohesión entre dichas facultades y escuelas”. Como tercer objetivo, se quiere “consolidar la proyección social de estas facultades y escuelas entre la sociedad española y los poderes públicos”. Además de esto, otro más es “impulsar los estudios universitarios y la investigación en el ámbito de conocimiento del turismo”. Como quinto y último, la confederación se constituye “en interlocutora del sector turístico y de los poderes públicos en relación con todas las normas y temas que afecten a las enseñanzas universitarias del ámbito del turismo, en todos sus niveles, y en estrecha coordinación con la Crue”.

Respecto a los métodos y herramientas para lograr el cumplimiento de estos fines, se plantean cinco tipos de actividades. Una de ellas será la “creación de foros de debate e intercambio, abiertos a todas las universidades españolas, sobre temas de interés para las enseñanzas universitarias del ámbito del turismo”. También transmitirá “la información de interés general”, así como que va a generar acciones para “salvaguardar, promover y defender las posiciones de interés común y adoptar acuerdos en materias de competencia decanal”. Será el organismo para “expresar la opinión colectiva en temas que afectan a las facultades, escuelas y los decanatos”, y para “estrechar la colaboración con los centros de Secundaria y Bachillerato y con el sector turístico y organismos públicos con competencias en turismo”. Evidentemente, serán bien acogidas otras actividades que puedan contribuir, dejando una vía abierta a la evolución de las necesidades en consonancia a la realidad del sector en cada momento.