El Centro de Lenguas estrena aulas y nuevos espacios para favorecer el aprendizaje de sus estudiantes

0
280

Las nuevas instalaciones son espacios comunes adecuados para que el alumnado se sienta cómodo y 17 aulas nuevas equipadas tecnológicamente. Este curso cuenta con más de 500 matriculados, cifras similares a antes de la pandemia.

El Centro de Lenguas de la Universidad de Almería ha estrenado sus nuevas instalaciones. El edificio cuenta ahora con nuevos, amplios y luminosas zonas comunes y con 17 aulas dotadas con la mejor tecnología y mobiliario.

Todas están preparadas con proyector, conexión a internet y sonido exterior. Además, durante la pandemia se adecuaron con tabletas para poder impartir clases en formato presencial y que cualquier alumno que estuviera confinado pudiera seguir el ritmo de la clase desde su casa, algo que se mantiene por si fuera necesario.

«Son un total de 17 aulas que están abiertas de 8.30 a 10 de la noche y todas dotadas de medios audiovisuales para poder impartir docencia mixta, si procediera, con la misma plataforma virtual que la docencia normal. Es decir, se trata de un centro de docencia de idiomas de primer nivel», ha destacado el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, en la inauguración de las nuevas instalaciones.

En el recorrido el rector ha recordado que en el año 88 el lugar que ocupa en la actualidad el Centro de Lenguas era la mitad del campus, haciendo alusión al gran crecimiento de la UAL en los últimos años.  Además, ha señalado la importancia de que el alumnado disponga de espacios comunes tan cómodos y amplios para el intercambio de experiencias.

Algo que también ha destacado la directora del Centro de Lenguas, Loreto Cantón. «La idea era tener espacios amplios, luminosos, con zonas en las que los alumnos pudieran conversar, poder trabajar en pequeños grupos en las mesas altas o intercambiar ideas antes y después de las clases. Las zonas están ventiladas por el patio y todas las aulas tienen ventanas al exterior. Además, se han instalado puntos COVID para contemplar todas las medidas de seguridad».

Este curso hay más de 500 matriculados (entre cursos presenciales y cursos virtuales), cifras «prepandémicas» como ha indicado el rector.  Todos los cursos de inglés están llenos, quedan algunas plazas en los cursos de niveles superiores. En el resto de cursos también han tenido muy buena respuesta de matriculación, incluyendo la nueva apuesta por el japonés, que comenzó el curso pasado. Además, se han mantenido los cursos en formato on-line con una excelente respuesta también.

«La verdad es que el año pasado tuvimos 39 nacionalidades distintas y personas de otras provincias de fuera de Almería y funcionaron muy bien los cursos en formato on-line y por eso se mantienen. Pero es verdad que estábamos deseando, no olvidemos que la Universidad de Almería es una universidad presencial, volver a las aulas», ha explicado Loreto Cantón.

En cuanto al aforo, las aulas más grandes tienen una capacidad para 20 alumnos pero los grupos del Centro de Lenguas no suelen tener más de 16 en los grupos de B1, que siguen siendo los más numerosos y, si el grupo es de un nivel superior no se supera los 10 alumnos por grupo. Sin embargo, este curso académico, se ha aumentado la separación de los alumnos en las aulas.

La directora ha querido destacar la buena acogida del Centro de Lenguas en estos últimos años «gracias a la apuesta que hizo el rector desde su primer mandato por el aprendizaje de idiomas. La internacionalización de la Universidad avanza a muy buen ritmo. Este año nuestros cursos de español en formato presencial han vuelto a llenarse de estudiantes. Esta acogida se manifiesta dentro y fuera del campus y, cada vez más, la sociedad almeriense se acerca a conocernos».

También ha agradecido el apoyo de Gerencia, de la Dirección General de Infraestructuras, de su personal de administración y del profesorado.

A estas nuevas instalaciones se sumarán futuras actuaciones. Está previsto dotar una de las aulas con ordenadores para convertirlas en aulas de autoaprendizaje con nuevas plataformas de enseñanzas que completen la formación presencial para ciertos colectivos.

Por último, Loreto Cantón ha destacado que en los últimos meses han tenido varias donaciones de libros en diferentes idiomas que han hecho que la biblioteca del Centro de Lenguas se enriquezca y ofrezca un servicio complementario a su alumnado.