Defensoría Universitaria comienza un nuevo curso velando por los derechos de la comunidad de la UAL

0
240

Este servicio trabaja para el cumplimiento de los derechos y libertades de los miembros de la comunidad universitaria ante las actuaciones de los diferentes órganos y servicios, y por la mejora de la calidad universitaria en sus diferentes ámbitos, evitando que sucedan situaciones de discriminación, indefensión y arbitrariedad. El curso pasado atendió más de 300 solicitudes, en su mayoría de estudiantes.

La Universidad de Almería está a punto de recibir a sus estudiantes para comenzar con un nuevo curso académico. Desde Defensoría Universitaria están preparados para ofrecer sus servicios a cualquier miembro de la comunidad universitaria. “Trabajamos por velar por los derechos y libertades de todos ellos y la calidad de los servicios evitando que surjan situaciones de discriminación, indefensión y arbitrariedad”, ha indicado Juan Sebastián Fernández, Defensor Universitario de la UAL.

Este organismo está compuesto por el Defensor Universitario y dos adjuntos, uno del sector del Personal de Administración y Servicios y otro del sector estudiantil. Sol López, gestora de la oficina del Defensor Universitario ha indicado que “nos dirigimos a cualquier persona que forma parte de la UAL, ya sea estudiante, profesor o personal de administración y servicios que necesite ayuda, acompañamiento o la intervención del Defensor”. En cuanto a los criterios de actuación, la Defensoría Universitaria “actúa con autonomía, imparcialidad y buscando la equidad”.

Este comisionado del Claustro de la UAL ha ido experimentando un aumento en el número de peticiones cada año desde su creación, siendo la mitad de las atendidas consultas, y el resto quejas y mediaciones. “Nosotros principalmente realizamos mediaciones entre las partes o con la propia administración. A través de las consultas que nos llegan realizamos orientaciones y sugerencias para la mejora del servicio general de la Universidad”, ha señalado Sara Jacqueline Sánchez, defensora adjunta del Defensor Universitario

Los últimos datos recogidos hablan de que el curso pasado se recibieron “más de 300 solicitudes y peticiones, en su mayoría de sector estudiantil (el 71 por ciento), si bien las puertas de la Defensoría están abiertas a toda la comunidad universitaria. La mayoría de las consultas recibidas son sobre docencia y evaluación, que continúa siendo el tema principal de nuestras solicitudes (un 34 por ciento), seguido de trámites y convivencia”, ha destacado Juan Sebastián Fernández.

Como novedad este año cuentan con un Consejo Asesor formado por dos miembros del Personal Docente e Investigador, dos del Personal de Administración y Servicios y dos estudiantes.

Cualquier interesado puede acercarse a la oficina de la Defensoría Universitaria ubicada en la planta baja del Centro de Atención al Estudiante.