Especial atención en la Universidad de Almería al Bienestar Laboral Sostenible

0
122

El Proyecto BLS ofrece los resultados de un estudio sobre variables como liderazgo, clima laboral, estrés o compromiso, y presenta varios talleres que van a ser impartidos al PAS de la UAL en una segunda fase.

La Universidad de Almería, con su interés en elevar y mantener lo más alto posible los niveles de satisfacción entre quienes la forman, está siendo sometida a un ambicioso proyecto de investigación llamado ‘Bienestar Laboral Sostenible’. Está dividido en tres fases y este lunes ya se han dado a conocer los resultados de la primera en el Aula Magna del edificio de Humanidades, aprovechándose también para explicar el contenido de la segunda. Se tratará de una serie de talleres que se impartirán al Personal de Administración y Servicios de la UAL en breves fechas, en gran medida sobre la base de los datos recabados por el equipo que ha venido trabajando en el proyecto. En concreto, José María Peiró, catedrático de Psicología Social y de las Organizaciones de la Universidad de Valencia, ha sido el encargado de la exposición en presencia del rector Carmelo Rodríguez, de la gerente Carmen Caba y del director del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Almería, Miguel Ángel Mañas.

Así, la primera fase ha consistido en “marcar una línea base con el análisis de diferentes variables asociadas al bienestar del empleado y a su desempeño”. Se ha analizado un conjunto de puntos como pueden ser liderazgo, clima laboral, satisfacción en el trabajo, estrés, compromiso y desempeño laboral. Así se han situado una serie de cimientos sobre los que se afrontará la segunda fase, que consistirá, según se ha relatado, en distribuir a los empleados en cinco grupos de intervención, que son control -sin ninguna intervención-, intervención en Mindfulness, intervención en Asertividad, intervención en técnicas de Capital Psicológico y por último intervención multi-método, al cual se aplicará un mix de las tres técnicas anteriores.

Restará después únicamente la tercera fase, en la que se buscará comprobar que el trabajo en los talleres ha resultado efectivo. Es por ello que se volverán a medir las variables de la primera fase en un diseño pre-post, con el objetivo de ver el efecto de las intervenciones en cada uno de los grupos. Así, se pretende poner a prueba la hipótesis que afirma que intervenciones basadas en la Psicología Positiva en los empleados en las Administraciones Públicas pueden mejorar su bienestar laboral y su desempeño, pudiendo ser transferidos estos resultados a otros ámbitos de la Administración, así como al sector privado.

Cabe destacar que la Psicología Organizacional Positiva pretende estudiar el funcionamiento óptimo de las personas y los grupos en las organizaciones, profundizar en el conocimiento de la gestión efectiva del bienestar psicosocial en el trabajo y, como consecuencia de ello, desarrollar organizaciones más saludables y productivas. Por ello, sus intervenciones tienen la finalidad de reducir y prevenir problemas y conflictos, pero también la mejora de las condiciones subjetivas de vida, el estado emocional, las fortalezas psicológicas y la satisfacción con la vida. Por todo ello, este proyecto tiene como objetivo mejorar la salud de los trabajadores promocionando los recursos personales y potenciando las competencias individuales en la Universidad de Almería, pretendiendo optimizar la eficiencia en la gestión y la sostenibilidad de los empleados de la UAL a través de las teorías y técnicas derivadas de la Psicología Positiva.

Así, los beneficios en la ejecución del Proyecto de ‘Bienestar Laboral Sostenible’, pasan por el hecho de que se les proporcionará a los trabajadores las herramientas cognitivas para enfrentar riesgos psicosociales como estrés, burnout o mobbing, y facilitando aspectos positivos como el liderazgo, clima de los equipos de trabajo o compromiso. De este modo, se pone de manifiesto la responsabilidad institucional del equipo de gobierno de la Universidad de Almería respecto de sus empleados, buscando una ‘organización saludable’. Así, se persigue el mantenimiento y promoción de la salud psicológica y el bienestar de los empleados públicos y, al mismo tiempo, garantizar el rendimiento en el trabajo, haciendo más eficaz y eficiente su desempeño.