Estudiantes de la UAL aprenden métodos entrenamiento mental para mejorar la salud y el rendimiento físico

0
172

Eduardo Lurueña, un maestro de la meditación, el control mental y de las técnicas de relajación, ha impartido una charla y un taller. 

El aula 1 del Aulario III de la Universidad de Almería ha recibido este martes, 27 de noviembre, una visita muy especial y fructífera para los estudiantes. Eduardo Lurueña, maestro en meditación, control mental y de técnicas de relajación ha impartido la charla ‘Meditación y entrenamiento mental para la mejora de la salud y el rendimiento físico’. A través de una charla distendida, y con ejemplos divertidos, amenos e interesantes, los estudiantes de la UAL han aprendido técnicas con las que mejorar sus estudios, pero que también son herramientas que les ayudarán en todos los aspectos de su vida para conseguir lo que se propongan.

El ejemplo más claro de que estas técnicas son eficientes es el propio Eduardo Lurueña. Es el primer civil español seleccionado para viajar al espacio (seleccionado entre más de un millón de personas de todo el mundo), tiene 8 título mundiales de artes marciales, premios internacionales en pintura hiperrealista, varios récords mundiales como el del K.O. más rápido y el de mayor número de flexiones con un dedo índice en 30 segundos. Además, es la única persona en el mundo capaz de romper ladrillos con la punta del dedo índice y de hacer el pino con un solo dedo índice. Una de sus últimas proezas fue luchar en el combate final de las Olimpiadas Mundiales de Artes Marciales con los oíos tapados y los vendados, para así demostrar el poder de la mente, pudiendo vencer este combate.

Para Lurueña la clave está en “trabajar la respiración y la concentración porque mejoran el rendimiento físico y reducen el estrés de la vida diaria. El último estudio de la Organización Mundial de la Salud demostró que es la causa de la mitad de las bajas laborales”. Son técnicas que ha ido aprendiendo a lo largo de su vida viajando por el mundo y que, asegura, “cualquiera puede hacer”.

Entre los consejos que da a los estudiantes está el de “hacer respiraciones antes de estudiar, para sacar fuera de la cabeza la basura y para cambiar la cantidad por la calidad”. Además recomienda reducir las horas de estudio. “Muchos estudiantes se tiran muchas horas, pero a los 40 o 45 minutos el cerebro se empieza a cansar y realmente las horas posteriores de estudio a esos minutos son desaprovechadas porque empieza a repetir mucho sin llegar a comprenderlo ni a integrarlo”. Así que una vez acabado el examen, “no solo no sacan la máxima puntuación sino que ese conocimiento se les va a olvidar al año o a los dos años o se quedarán con poca información”. Ante esto Lurueña aconseja aprender a trabajar la mente y hacer un estudio consciente, “con la frecuencia de estudiar 15 minutos y parar 10, porque aunque se estudie menos tiempo -dos horas en vez de siete- lo que aprendes es un conocimiento para toda la vida”.

En cuanto a la forma correcta de respiración, explica que debe ser por el vientre, porque “cuando respiramos por la parte de arriba de los pulmones solo cogemos una tercera parte de la capacidad de oxígeno. Además, coger y soltar el aire por la nariz hace que se acumule CO2”. Así que lo correcto es “inspirar y llenar el vientre y que baje el diafragma abdominal, que ese impulso triplique de oxígeno en los pulmones y exhalar por la boca, porque al hacerlo así expulsamos CO2. De esta forma el cerebro está oxigenado, tranquilo, y no estresado”. Esta respiración evita que los estudiantes se pongan nerviosos antes o durante un examen. “De esta manera sacas el mayor partido porque tu cerebro está tranquilo y oxigenado, has quitado tus preocupaciones y enfocas tu concentración como un rayo láser en aquello que quieres”.

A lo largo de esta tarde Eduardo Lurueña impartirá un taller basado en su método de superación personal en la Sala de Grados de la Escuela Superior de Ingeniería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here