La Delegación del Rector para la Igualdad de Género de la UAL insiste en la formación

0
230

Realizado el taller ‘Por los Buenos Tratos’ junto a la ONG acciónenred, una actividad más englobada en el programa de acciones formativas y de sensibilización denominado ‘Cultura de igUALldad y no violencia’.

La Universidad de Almería, a través de su Delegación del Rector para la Igualdad de Género, continúa con su convicción de que “la igualdad se enseña”, tal y como ha cerrado su intervención Maribel Ramírez en la apertura del taller ‘Por los Buenos Tratos’, que se ha realizado de la mano de la ONG acciónenred Andalucía. Se ha tratado de otra actividad de las que están copando el mes de noviembre para ofrecer formación y promover la concienciación y la sensibilización frente a la desigualdad y la violencia de género. En esa línea, en su desempeño como responsable de dicha Delegación, Ramírez se ha mostrado firme defensora de la necesidad de dar un giro drástico: “No basta con ir mejorando leyes, no basta con ir eliminando barreras, sino que hay que sustituir nuestros modelos actuales por otros más igualitarios, más justos, más femeninos, más humanos”.

Ha advertido, hablando en primera persona, que “desde la Delegación para la Igualdad que dirijo estamos entregados en cuerpo y alma a esa tarea: sensibilizar, concienciar, denunciar y educar”. Sobre esos pilares se levantan una serie de acciones, “actividades, cursos y esfuerzos”, porque las universidades, además de preparar excelentes profesionales tienen la tarea de formar buenas ciudadanas y ciudadanos, y de prepararlos no solo para la sociedad de hoy, que a los jóvenes se les quedará ‘vieja’, sino para la sociedad del mañana, que será la que ellas y ellos construyan desde otros valores, otros modelos y otros parámetros más igualitarios”. Ramírez ha realizado la reflexión de que “si aportamos desde nuestra Delegación un granito de arena a esa eliminación de la violencia ejercida contra las mujeres, habremos contribuido, igual que acciónenred lo hace con esta jornada, a reflexionar y abrir nuevos horizontes”.

La también vicerrectora de Estudiantes y Empleo, que se ha referido al legado de las pensadoras que han precedido en esta lucha como “un coro de voces aisladas” y que ello se ha convertido en “un clamor, en una marea que resuena por todo el mundo”, ha agradecido a la ONG y a las que la integran por su suma al programa ‘Cultura de igUALldad y no violencia’ de su propio programa, ‘Por los Buenos Tratos’, ofrecido en formato de taller participativo. Como maestra de ceremonia ha ejercido Estefanía Acién, profesora de Antropología Social en la Universidad de Almería, en nombre de acciónenred en su delegación de la provincia. Su introducción ha servido para dar los grandes rasgos de la ONG, que “tiene varias áreas de trabajo entre las cuales el feminismo es una de las más importantes, y que básicamente funciona desde el compromiso con el pensamiento crítico, con una sociedad más democrática y más justa, y respecto a la violencia sexista, se hace un trabajo de prevención”.

El programa ‘Por los Buenos Tratos’ se lleva desarrollando desde 2005 y “está diseñado para la construcción de relaciones saludables, igualitarias, basadas en valores, para prevenir, desde las primeras etapas en las que la gente entabla relaciones afectivas, las relaciones abusivas, con poca calidad…”. En esos trece años, “sabiendo que la sociedad es dinámica y que estas cosas también lo son”, se ha avanzado, pero hay una carencia clave: “Empezamos a funcionar el 8 de marzo de ese año porque arrancaba la Ley Integral contra la Violencia de Género en España, que en si ha ido sufriendo modificaciones, y vimos que desde nuestro bagaje feminista podíamos aportar, si bien tenemos una perspectiva crítica con respecto al abordaje que actualmente se está teniendo y que no ha cambiado desde 2005, dado que se priorizan los aspectos penales hacia el maltratador, en los que se ha sofisticado mucho en instrumentos y está bien, pero creemos que hay un vacío en la prevención y en las cosas importantes, como la construcción de otro tipo de relaciones”.

Estas deben ser “saludables, felices, basadas en el respeto, en el cariño, en el amor, intentando que se vayan alejando de los mitos de ‘amor romántico, el amor posesión, basado en el control o los celos”. Acién ha añadido que “en ese tiempo nos hemos dado cuenta de que hay aspectos que también son muy importantes, como por ejemplo el respeto a la diversidad sexual y echar abajo los mitos sobre sexualidad que la gente joven tiene”. El espectro del programa se ha ampliado en edades, si bien es fundamental un taller así en la universidad: “Además de ser gente que se está preparando para el futuro, que serán profesionales que van a trabajar con personas posiblemente en el ámbito de la Educación, también son jóvenes, tienen su vivencia de las relaciones y están inmersos en esta sociedad”.