La UAL conmemora el Día Internacional de la Discapacidad

0
364

En el manifiesto leído esta mañana la UAL se suma a la petición del movimiento social de la discapacidad para reformar el artículo 49 de la Constitución Española, porque consideran que ni la terminología empleada, ni el contenido están alineados con la visión plena de derechos humanos.

La Unidad de Atención a la Diversidad de la Universidad de Almería ha organizado este viernes, 3 de diciembre, un acto conmemorativo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad en el que se ha leído un manifiesto, realizado por el movimiento social de la discapacidad agrupado unitariamente en torno al CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad).

En un acto llevado a cabo en la puerta del Edificio Central, en el que han participado decenas de personas, se ha leído este manifiesto por parte de Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión; Pilar Sánchez, directora de la Unidad de Atención a la Diversidad Funcional; Aarón Navarro Jiménez y Luz María Rodríguez Lao, estudiantes con diversidad funcional.

Pilar Sánchez, directora de la Unidad de Atención a la Diversidad Funcional, ha explicado que con este manifiesto se suman a las reivindicaciones del movimiento asociativo. «Este año queremos, por un lado, asumir el lema de Naciones Unidas que habla de que tenemos que luchar por la inclusión después de la pandemia, porque la Covid ha supuesto un paso atrás para las personas con discapacidad y, por otro lado, con respecto al manifiesto de CERMI, que un poco insta a una modificación de la Constitución para que sea más justa para el reconocimiento de sus derechos».

Además, ha señalado que desde la Unidad de Atención a la Diversidad Funcional de la UAL se hace especial ahínco «en lo que menos se ve, que es en apoyar a los estudiantes y al PAS y profesorado con diversidad funcional a que puedan realizar sus estudios o su trabajo de la manera más normalizada posible».

Por su parte, el estudiante Aarón Navarro, quien va en silla de ruedas, ha explicado que su llegada a la Universidad de Almería «fue un aterrizaje de impacto. Al principio desconocía la Unidad de Diversidad Funcional, pero cuando ya me comentaron y se pusieron en contacto conmigo, todo fue amenizándose y a ser un poquito más sencillo».  Pese a que su adaptación ha ido mejorando, en términos generales este estudiante de Psicología explica que las ciudades no están adaptadas. » El simple hecho de salir a pasear, a darte una vuelta por la calle es un reto. El salir a mirar el parque de al lado de tu casa; el tener que recorrer 50 metros ya se complica bastante. Si realmente las personas que dicen que están adaptando las calles o un nuevo establecimiento hicieran un recorrido de 20 minutos en silla de ruedas o con los ojos vendados, se darían cuenta de lo mal adaptadas que están la mayoría de las cosas».

En este sentido, también se ha expresado la estudiante Luz María Rodríguez, quien padece una deficiencia visual. «En general pienso que es necesario adaptar más las cosas, es decir, no tener que adaptarnos nosotros al medio, sino que el medio se adapte a nosotros, porque así todos vamos a poder vivir con un poquito más de normalidad y no vamos a tener que requerir tantísima ayuda como requerimos en estos momentos para poder hacer las cosas cotidianas». Sobre la ayuda que ha recibido en la Universidad de Almería, ha indicado que en su caso se le ofrece «facilidad para hacer los exámenes porque al tener problemas visuales me cuesta un poquito más de trabajo leer y necesito más tiempo, también puedo tener los ‘Power Point’ porque me cuesta ver la pizarra y, claro, eso ayuda a la vida académica y a que el estudio se haga más fácil. Y en general, si necesitas cualquier cosa ahí están para todo lo que necesites».

En cuanto al manifiesto leído, en él se pide la reforma del artículo 49 de la Constitución Española, el referido íntegramente a las personas con discapacidad, pero que lleva años en el punto de mira del movimiento social de la discapacidad para su modificación puesto que ni la terminología empleada, ni el contenido están alineados con la visión plena de los derechos humanos.

La reforma propuesta, producto de debates parlamentarios, sociales y académicos previos, que alcanzaron un elevado grado de coincidencia, destierra expresiones hirientes e insostenibles por más tiempo para referirse a las personas con discapacidad (“disminuidos”) y dota de un nuevo contenido al artículo con arreglo a los conceptos, valores y propósitos que hoy configuran un entendimiento y práctica apropiados de los derechos y deberes de las personas con discapacidad, haciendo mención expresa a las mujeres y niñas con discapacidad.

Comunicado de Crue Universidades Españolas

La Universidad de Almería, como miembro de Crue Universidades Españolas se suma también al comunicado que ha realizado con motivo de la conmemoración de este Día Internacional de las Personas con Discapacidad en el que se pone en valor el trabajo que las universidades realizan para empoderar e impulsar el talento de las personas con discapacidad a través de la formación superior.

En el comunicado recuerdan que en las instituciones universitarias españolas estudian cada año más de 23.000 personas «cuya paleta de colores es diferente» y destaca que tener estudios universitarios permite a las personas con discapacidad mejorar sustancialmente su empleabilidad. Este es un dato que no suele destacarse y, sin embargo, es sumamente importante porque la autonomía y la dignidad de las personas pasa por la independencia económica y la competitividad dentro del mercado laboral. Lejos de considerarse como un cupo dentro de las empresas, las personas con discapacidad que se han formado en las universidades españolas han adquirido los conocimientos y desarrollado las competencias y habilidades necesarias para desarrollar un futuro profesional sin más límite que su talento.

Por último, el comunicado de Crue destaca que las universidades, a través de sus servicios de apoyo, acompañan ese progreso personal aportando recursos y oportunidades para que la accesibilidad universal sea una realidad en sus aulas y no sólo un objetivo de futuro.