La Universidad de Almería celebra el Día Mundial de la Salud Mental desde la perspectiva de su propio campus

0
1512

La UAL se suma a las actividades englobadas en la propuesta general de una semana encabezada por el Hospital Universitario Torrecárdenas con una charla de su Unidad de Atención Psicológica y con la lectura de un manifiesto por parte del alumnado de la Facultad de Psicología, elaborado conjuntamente con el profesorado, en el que piden más recursos y menos intrusismo.

Día 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental. Dada la importancia del tema, su celebración se extenderá hasta el próximo viernes día 13, habiendo comenzado el pasado martes día 3. Encabezando el programa de actividades se encuentra el Hospital Universitario Torrecárdenas, al que se ha sumado la Universidad de Almería con un evento multitudinario organizado por la Facultad de Psicología en un Auditorio totalmente lleno. Ha consistido en una charla y en la lectura de un manifiesto. En lo que respecta a la primera, ha sido impartida por la Unidad de Atención Psicológica de la UAL y se ha centrado en el contexto de la propia comunidad universitaria. En cuando al segundo, ha sido leído por el alumnado de la Facultad, que lo ha elaborado de modo conjunto con el profesorado poniendo el foco en los riesgos de la sociedad actual, la necesidad de más recursos públicos y el rechazo al intrusismo profesional.

Así lo ha explicado la decana Encarna Carmona, que ha abierto el acto mostrando su satisfacción por la respuesta obtenida: “Este auditorio lleno es una manera de entender que el alumnado tiene claro, desde que empieza la carrera, que la salud mental no es solamente algo relativo o relacionado con la psicología clínica, ni con la psicología sanitaria, sino que todo el Área de la Psicología suma a estos objetivos, los psicólogos educativos, las personas que trabajan en intervención social y comunitaria, las personas que trabajan en Psicología Deportiva…, todos trabajamos por el mismo objetivo y es hacer una sociedad con más hábitos saludables”. A ello ha sumado “cuidarnos, cuidarnos entre todos, pero también a nivel profesional, saber cuándo hay que acudir a un profesional, cuándo es necesario”. Ha recordado que “la vida muchas veces pone situaciones problemáticas y hay veces que se tiene herramienta y otras veces no, y hay que identificar cuándo es necesario pues dar un paso más allá y acudir a un profesional”.

La Facultad de Psicología ha elegido este año focalizar la atención en el propio campus: “El lema habla de una salud mental pública y para todos, y nosotros queríamos poner el foco en la comunidad universitaria, porque se ha visibilizado en la pandemia que es también vulnerable, nuestro estudiantado, pero también el profesorado y el resto del personal; creíamos que los mejores para liderar y contarnos la hoja de ruta de cómo se trabaja el bienestar psicológico en la comunidad universitaria era nuestra Unidad de Atención Psicológica”.  El contenido ha consistido “en su día a día, los casos que tocan y cómo se trabaja, no solamente con una mirada para los estudiantes de Psicología y Trabajo Social, sino también para toda la comunidad universitaria, para que se vea más claramente cuál es su papel y reivindicar que hace falta inversión pública en salud mental”.

Carmona ha precisado que “con la nueva LOSU queda muy claro que tanto la atención a la diversidad, como la salud mental, o el bienestar de la comunidad universitaria, son una prioridad”. Es por ello que “nos parecía que este año el Día Mundial de la Salud Mental había que reivindicar que todas las universidades deben tenerla en cuenta en su organigrama y debe haber una apuesta muy decidida a invertir recursos y personas para mejorar el día a día, porque la salud mental no es una cuestión solamente de problemas graves, sino de prevención, de promoción de la salud, de buenas prácticas”, expresado textualmente. De ello han nutrido el contenido del manifiesto leído por el alumnado: “Todos tenemos que trabajar para mejorar nuestra salud mental, para que no haya intrusismo, ni mala praxis profesional, porque es un derecho de los ciudadanos”. Ha puesto en valor “que haya deportistas, actores y actrices que en primera persona han reconocido abiertamente que en momentos de su vida han necesitado ayuda y que no pueden con todo”.

Francisca López, directora de la Unidad de Atención Psicológica, ha iniciado y finalizado la charla compartida con sus compañeros “seniors”, José Manuel García, Serafín González, Antonio Molina y Flor Zaldívar. Se ha titulado ‘Salud Mental y universidad: una apuesta por el bienestar de la comunidad’. Ha reconocido que “en los últimos años los cambios y acontecimientos producidos y que hemos vivido han puesto de relieve que salud mental, salud psicológica, bienestar emocional, comportamental, con uno mismo y con las personas que nos rodean, tiene una importancia fundamental”. Además, “también ha puesto de relieve que todas y todos somos susceptibles de tener dificultades psicológicas, o dificultades en la salud mental, lo cual ha hecho que la sensibilidad con respecto a este tema haya aumentado”. En ese sentido, “las personas están solicitando más ayuda para su bienestar y es necesario estar atentos a qué condiciones nos afectan y qué servicios e instituciones pueden facilitar que tengamos la posibilidad de tener un desarrollo personal y vital y colectivo”.

López ha querido dejar claro que “los periodos en los que las personas podemos lograr tener un equilibrio entre nuestra situación emocional, nuestra situación afectiva, nuestra situación profesional, vital en general, física también, realmente son solo eso, algún momento en la vida, porque este equilibrio general es muy difícil que se produzca en todos los ámbitos en una persona en un momento dado”. Por supuesto que “cuando ocurre es nuestro gran momento y hay que disfrutarlo”, pero “cuando no ocurre son momentos vitales importantes con los que hay que relacionarse de la mejor manera posible, tratar de pedir las ayudas, darlas y compartir la vida en la medida en que cada momento podamos y con quien podamos”.

Ha explicado que “la Unidad de Atención Psicológica, que ya lleva bastantes años en la UAL, tiene como día a día atender a las personas que han solicitado ayuda porque atraviesan situaciones de dificultad”. Los usuarios son personal de todos los segmentos de la comunidad universitaria, si bien “fundamental y masivamente el alumnado”. También este sector es protagonista como parte de la propia unidad, perteneciente al Vicerrectorado de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable: “Muchos estudiantes de prácticas se están formándose allí con nosotros como coterapeutas, y es una actividad muy interesante y muy frenética”. De hecho, “realmente necesitamos poder dar ayuda a más personas, porque la demanda es muy alta y muy intensa, cada vez más”, ha dicho una Francisca López que ha planteado la charla, junto a su equipo, “centrada en que corren nuevos tiempos para la concepción de la salud mental, tanto en el concepto de qué es lo que genera los problemas, como propuestas de prevención, como la intervención”. Así, “no es generar nuevos tratamientos, se trata de generar un mundo que permita que todas las personas podamos desarrollarnos con las necesidades y con la variabilidad o las dificultades que podamos tener”.