La UAL acoge la cumbre de desalación y cultivos marinos de la Estrategia Andaluza de Economía Azul Sostenible

0
483

La Junta de Andalucía organiza, con la colaboración de la Universidad de Almería, un panel temático con expertos procedentes de los ámbitos empresarial, académico e investigador poniendo en común sus conocimientos y experiencias.

La Estrategia Andaluza de Economía Azul Sostenible recoge una serie de tópicos que están siendo ahora abordados por separado, con sus respectivos expertos, por provincias, correspondiendo a Almería ‘desalación y cultivos marinos’. En concreto, ha tenido como sede el campus de la UAL. El director de la OTRI, Antonio Giménez, ha acompañado a la delegada de Gobierno de la Junta de Andalucía, Aránzazu Martín, y a la secretaria general de la consejería, María del Mar Plaza, en la apertura de una intensa jornada de trabajo que ha resultado muy fructífera.

Así, con el lema exacto de ‘Desalación y cultivos marinos en el marco de la Estrategia Andaluza de Economía Azul Sostenible’, se ha llevado a cabo un encuentro que ha cumplido con el propósito de elaborar dicha estrategia atendiendo a la participación de los especialistas. Por ello, se ha organizado este panel temático con expertos conocedores de la economía azul del ámbito empresarial, académico e investigador, “para recabar sus conocimientos y experiencias”. Se ha recordado que su finalidad será “impulsar a los sectores de actividad económica vinculados con los mares y la costa de Andalucía como motores de dinamización socioeconómica y en el marco de una economía innovadora, respetuosa con la capacidad de carga de los ecosistemas naturales y la sostenibilidad”.

La parte de ‘Los cultivos marinos y su aportación al medio ambiente’ ha sido abordada por Francisco Gabriel Acién, catedrático de la Universidad de Almería en el Departamento de Ingeniería Química, y por Félix López, catedrático de la Universidad de Málaga en el Departamento de Ecología y Geología. Acién ha realizado una presentación general indicando que “son cultivos alternativos a los convencionales que ya conocemos, sobre todo relacionados con algas, macro y microalgas”. Ha matizado que “en Almería se tienen los cultivos de invernadero y no es cuestión de sustituirlos, sino que en terrenos donde estos no se pueden hacer, o con agua salada, tener otra agricultura paralela, aprovechando las buenas condiciones climáticas, para producir algas, cosa que ya se está haciendo en otros lugares del mundo, de manera incipiente, pero cada vez con más apoyo porque es una fuente de alimentos, y de materiales también, alternativos”.

No hay mejor sitio para plantear esta cuestión que en la UAL: “En la Universidad de Almería tenemos una trayectoria de más de 20 años trabajando en ello, somos un grupo pionero en el ámbito europeo, estamos muy bien ubicados también en ámbito mundial, y lo que necesitamos es poner ya en valor esos desarrollos que hemos hecho, que no que queden solo como trabajos de investigación, sino que tenga explotación comercial”. Ha desvelado que “existe interés de las empresas por introducir en el mercado este tipo de productos”. De hecho, “hay que mejorar la producción de alimentos, no se pueden desaprovechar alimentos, para lo que hay muchas estrategias, pero hay que mejorar la cantidad y la calidad de los alimentos”.

Como vía alternativa, “estamos buscando producir algas como parte de alimentación, para generar los compuestos que se usan en la industria alimentaria, como espesantes, o materiales para fabricar cervezas, panes… y otras cosas interesantes que hacemos en Almería es usar las algas para mejorar la sostenibilidad de la producción agrícola, fertilizantes, o bioestimulantes, o biopesticidas, todo basado en algas, que no se tengan que usar pesticidas químicos, piensos para acuicultura producidos con algas, sin necesidad de utilizar otro tipo de materiales, incluso algunas empresas están pensando ya en biocombustibles, tratamientos de aguas residuales también”. Francisco Gabriel Acién ha puesto el foco en que “es una alternativa que se puede hacer a día de hoy teórica, hay ejemplos prácticas ya y lo que queremos es ponerla en el mercado”.

Falta, a su juicio, “el último paso, porque una vez que esté en el mercado, va a tener ya su desarrollo, marcando si son competitivas o no y se harán los desarrollos pertinentes”. En la UAL, junto al IFAPA, hay una planta demostrativa, con reactores grandes y unas instalaciones “que vienen las empresas a ver, comprueban que es real y deciden que quieren implementar una planta piloto para ya trabajar en esto”. La cuestión es aprovechar otros terrenos que no pueden dedicarse a la agricultura convencional, “superficie que no se está usando, como la zona desértica en el Campo de Tabernas, con todas las salvedades ambientales, donde se puede generar valor utilizando agua de mar, produciendo para consumo humano directo o para que otros sectores no dependan de las reservas de combustibles fósiles, por ejemplo, o de generar agua dulce”.

A este tema ha seguido la exposición sobre ‘Investigación y modelos de transferencia de conocimiento. Proyectos y casos de buenas prácticas. Carbono azul’. Ha sido realizada por Fabio de Farias Neves, de la Universidade do Estado de Santa Catarina – UDESC, en Brasil, Joaquín Pozo, consejero ejecutivo en Biorizon Biotech, y Juan Carlos Gázquez, director adjunto de Cajamar Innova. En la primera parte de la jornada se ha hablado de ‘Diagnóstico e Innovación sostenible de los procesos de desalación de aguas’, en su caso de la mano de Víctor Monsalvo, jefe del Área de Ecoeficiencia en Aqualia, y Guillermo Zaragoza, investigador de OPIs en el CIEMAT-PSA.

Se ha continuado con el abordaje de ‘Desalación y economía circular: transformando el agua de mar en recursos valorizables’. Esa exposición ha correspondido a Jorge Malfeito, director de Innovación Acciona. Además, se ha tratado ‘Energía y sostenibilidad en la desalinización. La gestión del agua y la producción agroalimentaria’. Ha sido con José Gabriel López, investigador de Recursos Naturales y Forestales en el Centro IFAPA La Mojonera, Tomás Valdecantos, de la gerencia territorial Zona IV de Acuamed, y Francisco Javier Martínez, del Servicio de Infraestructura Hidráulica de la Diputación de Almería. La clausura la ha realizado el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de Almería, Manuel de la Torre.