Las videoconsultas simuladas de la UAL forman en atención a la violencia de género a estudiantes de México

0
445

Esta herramienta formativa creada por Diana Jiménez desde la Universidad de Almería se aplica con gran éxito en los alumnos de Enfermería de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, ejercicio de transferencia del conocimiento que da pie a una investigación publicada en la revista ‘International Journal of Environmental Research and Public Health’.

Hace justo un año, el 25 de noviembre de 2020, se dio a conocer que la UAL añadía la atención en violencia de género a su pionera formación en videoconsultas para Enfermería. La preocupación por la innovación docente y la excelencia en la formación de los estudiantes, más el abordaje de necesidades reales de la vida cotidiana surgidas por la COVID-19, condujo a que se crease una herramienta que, pasados los meses, ha visto confirmada su utilidad y ha saltado fronteras. Así, y coincidiendo de nuevo con una fecha tan señalada como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se desvela que la UAL ha aplicado con éxito sus videoconsultas simuladas a la formación en atención en violencia de género de los estudiantes de Enfermería de la Universidad Autónoma Aguascalientes, México.

“El aumento de esta lacra social a la luz de la pandemia de COVID-19 es un problema de salud pública que debe abordarse”, ha sentenciado Diana Jiménez, ideóloga de la formación en videoconsultas simuladas y responsable de esta transferencia realizada y, además, de una investigación posterior publicada en la prestigiosa revista ‘International Journal of Environmental Research and Public Health’, del primer cuartil del Journal Citation Report. Miembro del Departamento de Enfermería, Fisioterapia y Medicina de la UAL, Jiménez ha añadido el interés del contexto geográfico: “México es un país de alto riesgo por sus coordenadas sociales, históricas y culturales, y, en un ejercicio de transferencia del conocimiento y la investigación de la Universidad de Almería a otros entornos diferentes, nos planteamos conocer el patrón de comportamiento de estas videoconsultas simuladas como herramienta de capacitación en dicho país, concretamente en futuros profesionales clave en la atención a víctimas de violencia de género”.

De ese modo ha surgido el estudio titulado ‘Satisfaction and Beliefs on Gender-Based Violence: A Training Program of Mexican Nursing Students Based on Simulated Video Consultations during the COVID-19 Pandemic’. Se puede consultar íntegramente en el link https://doi.org/10.3390/ijerph182312284 y lleva la firma de otros cinco investigadores de gran nivel. Son parte de “un equipo multidisciplinar compuesto por Enfermería, Psicología y Antropología Social y Cultural”, entre los que “se hace patente que las sinergias entre las distintas disciplinas y universidades, tanto nacionales como internacionales, son fundamental en el abordaje de problemas sociosanitarios”. En el caso de Isabel Morales, profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Murcia que imparte docencia en el área de Enfermería Comunitaria, además de ser facilitadora en Simulación Clínica, cuenta con la participación previa, junto a Diana Jiménez, en un proyecto europeo perteneciente al Programa Erasmus K+ KA2 denominado ‘Violence Dating for Youth-VIDA YOUTH’.

En cuanto a Maravillas Giménez y Magdalena Gómez, son también profesoras de la Facultad de Enfermería de la UCAM, ambas dedicadas al ámbito de las habilidades y competencias socioemocionales en los estudiantes de Enfermería. Por otro lado, respecto a Nery Guerrero cabe destacar que es profesora del Departamento de Enfermería en la Universidad Autónoma de Aguascalientes en México, impartiendo docencia en el área de Comunitaria y siendo facilitadora en Simulación Clínica. Por último, en referencia a Oscar Arrogante, es profesor en la Escuela Universitaria de Enfermería de la Cruz Roja, adscrita a la Universidad Autónoma de Madrid, enfermero, doctor en Psicología y facilitador de Simulación Clínica Avanzada. Todos juntos han realizado un trabajo que ha tenido por objeto “describir la satisfacción tras la experiencia, analizar las creencias sobre violencia de género en estudiantes mexicanos de la licenciatura en Enfermería y comprender las habilidades que necesitan ser mejoradas”.

El balance realizado por este equipo es que “los resultados nos obligan a prestar más atención a la formación que se ofrece, en relación con el contenido y con la forma de impartirla”. A su juicio, a tenor de los datos extraídos, “los contextos de simulación y nuevas tecnologías permiten evaluar contenidos y acciones relacionados con la igualdad, la violencia, la empatía, la inteligencia emocional, el respeto y la proactividad, como se observa en nuestro estudio”, textualmente. De esta forma, se conseguirá “generar una docencia de excelencia que redundará en la calidad de la atención”. Ello se ha desprendido de “una experiencia satisfactoria para los estudiantes de Enfermería de Aguascalientes”. En esa línea, “este programa de formación resultó beneficioso para ellos, ya que adquirieron nuevos conocimientos y habilidades socioemocionales”. Además, “los estudiantes destacaron la conciencia del problema y, especialmente para los hombres, apareció un marco relacionado con la negación de las ideas anteriores sobre la violencia de género, que nos insta a intervenir y brindar más educación sobre este grave problema de salud”.

Como detalle a tener en cuenta a la hora de realizar las valoraciones, “el género prevalece sobre la pertenencia del estudiante a profesiones relacionadas con la salud y sobre la percepción y las representaciones mentales de la violencia de género”. Así, Diana Jiménez ha desvelado que “estos estudiantes de Enfermería mostraron una tendencia a normalizar el problema, si bien entre los aspectos que mejoraron encontramos una mayor conciencia; en cuanto a las áreas que necesitaban ser mejoradas, señalaron los conocimientos necesarios sobre la temática y la necesidad de herramientas para la adecuada creación de una relación de ayuda”. Por último, “los estudiantes exigieron protección frente a su implicación emocional y un mayor registro de los casos”, lo que es de gran relevancia y resulta muy interesante.

Cabe recordar que las videoconsultas simuladas es “una propuesta innovadora de adaptación de la simulación de alta fidelidad al contexto no presencial derivado de la pandemia por COVID-19 y publicado anteriormente en la revista ‘Clin Simul Nurs’ en 2020, con acceso en el enlace https://www.nursingsimulation.org/article/S1876-1399(20)30076-1/fulltext. Más adelante se publicó lo que ya ha sido referido, la aplicación de las videoconsultas simuladas a los alumnos de Enfermería de la Universidad de Almería en la atención a potenciales víctimas de violencia de género, en ‘Int. J. Environ. Res. Public Health’. En este caso, se puede consultar en el enlace https://www.mdpi.com/1660-4601/17/22/8654. Diana Jiménez ha manifestado que “viendo el éxito que tenía la formación generamos la transferencia docente e investigadora a la Universidad de Autónoma de Aguascalientes, siempre con el objetivo de contribuir a la mejora de la formación del alumnado desde la perspectiva de la simulación clínica de alta fidelidad”.