Un estudio determina que la eliminación de la convocatoria de septiembre no ha tenido un impacto negativo en aprobados

0
2039

Se ha realizado un estudio comparativo entre los resultados académicos con el cambio de las convocatorias extraordinarias de septiembre a las nuevas convocatorias extraordinarias en la UAL desde la implantación de la titulación de ingeniero técnico agrícola en el curso 2010 hasta el curso 2021/22.

Con el fin de arrojar un poco de luz sobre la controversia en el mundo académico de la eliminación de la convocatoria extraordinaria de exámenes en septiembre, un equipo de investigadores de la Universidad de Almería ha realizado un estudio comparativo entre los resultados académicos de las convocatorias extraordinarias de septiembre a las nuevas convocatorias extraordinarias, febrero para las del primer cuatrimestre y julio para las del segundo cuatrimestre, en la universidad de Almería.

El estudio se ha llevado a cabo desde la implantación de la titulación del grado de ingeniero técnico agrícola en el curso 2010 hasta el curso 2021/22. Adicionalmente, los investigadores han analizado los resultados académicos del curso del COVID por la singularidad del modelo de enseñanza y de exámenes on-line.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que el cambio en la convocatoria extraordinaria, la eliminación de septiembre, no ha tenido un impacto negativo en los resultados de aprobados en las convocatorias extraordinarias en el nuevo escenario.

El estudio ayuda a aclarar un tema que ha sido debatido en el mundo académico y que cuenta con pros y contras. Por un lado, la convocatoria de septiembre permite a los estudiantes tener una segunda oportunidad para aprobar sus exámenes en un plazo de tiempo más prolongado, lo que reduce el estrés y la presión de tener que aprobar todo en la convocatoria de junio, es lo que se conoce como el uso estratégico del calendario de exámenes. Por otro lado, la convocatoria de septiembre también tiene algunas desventajas, sobre todo que algunos estudiantes pueden usar la convocatoria de septiembre como una excusa para no estudiar lo suficiente durante el curso regular, lo que puede resultar en un bajo rendimiento académico.

La primera reflexión que se extrae es que la convocatoria extraordinaria bajo el modelo clásico (con septiembre) o el nuevo modelo (sin septiembre) tienen una media de aprobados similar y alrededor del 10% sobre los matriculados, mientras que la media de aprobados totales en las materias es del 53 %, por lo que la incidencia de la convocatoria extraordinaria sobre el total de aprobados es en general limitada.

Por tanto, la investigación demuestra que la eliminación de la convocatoria de septiembre no tiene impacto negativo en los resultados académicos, es decir que no hay diferencias estadísticamente significativas en los resultados de los alumnos en la convocatoria con el modelo antiguo (septiembre) respecto del modelo actual, que supone que la convocatoria extraordinaria esté 2 semanas después de la ordinaria. Los investigadores encargados de este estudio han sido Francisco Manzano Agugliaro del grupo RNM-949: Tecnología, Energía y Medioambiente (TEM); Esther Salmerón-Manzano de SEJ560 – Estudios De Derecho Privado y Comparado; Fernando Martínez de TIC-221 – Optimización computacional en comunicaciones e ingeniería; Bruno José Nievas-Soriano de CTS411 – Plaguicidas, Salud y Medio Ambiente y Antonio J. Zapata-Sierra de RNM-949: Tecnología, Energía y Medioambiente (TEM)., y se ha publicado en la revista Espiral Cuadernos del Profesorado en septiembre de 2023.