Una “conferencia-espectáculo” culmina los Viernes Científicos sobre la Tabla Periódica

0
130

El divulgador Fernando Blasco ofrece “un show de magia en la que la razón siempre es científica”, combinando varios juegos matemáticos y experimentos químicos para “sorprender al público”, un cierre brillante a 2019 con la nonagésima edición de esta exitosa propuesta de la UAL.

Han sido varias y muy diversas las actividades con las que la Universidad de Almería, a través de su Facultad de Ciencias Experimentales, ha conmemorado 2019 como el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos. De hecho, una de sus citas más consagradas, la de los Viernes Científicos, se ha volcado en el tramo final del año con el 150 aniversario de su descubrimiento, y su última fecha antes de 2020, correspondiente además a la redonda cifra de la nonagésima edición de esta consagrada propuesta de divulgación científica, no iba a ser menos. Ante la presencia del vicerrector de Investigación e Innovación, Diego Luis Valera, quien ha elogiado “la brillante actividad” de la facultad y ha disfrutado sentado entre el público, se ha desarrollado una divertida “conferencia-espectáculo, porque realmente es lo que se hace”, así definida por el propio ponente, Fernando Blasco.

Este doctor en Ciencias Matemáticas y reconocido divulgador científico ha ofrecido “un poco de magia científica”, matizando que, pese a ser matemático y por ello estar acostumbrado a hacer juegos matemáticos, “como este es el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, se han cambiado algunos juegos y en lugar de usar números se utilizan símbolos de los elementos químicos”. Esta última jornada de Viernes Científicos de 2019, no en vano, se ha llamado ‘La magia de la tabla periódica’, aprovechando el tirón que el ilusionismo tiene entre la población general: “La idea es divulgación, y la magia es algo que atrae bastante; el problema es hasta dónde llegas con show, espectáculo y humor y cuándo empiezas a meter el contenido, eso sí que es lo más complicado”. Por lo tanto, “para atraer, la magia es una herramienta estupenda, pero también la relación entre magia y ciencia, y no solo las matemáticas, es muy fuerte”.

En ese sentido ha recordado que “los científicos están en la vanguardia de los descubrimientos y los magos tiene que hacer cosas que el público general no conozca, y un ejmplo es que hace unos meses se publicó que sea inventado una capa de invisibilidad, y probablemente los magos serán los primeros que empiecen a usarla en sus espectáculos”. Es algo que ha sucedido a lo largo de la historia: “Ahora hay mandos a distancia que mueven cosas y ya no es mágico, pero hace veinte años, que se movieran objetos a distancia… el mago también usaba la radiofrecuencia”. Otras de las referencias que ha puesto se remontan mucho más tiempo atrás: “No se conoce, pero ya hace quinientos años, en un libro que se llama ‘De viribus quantitatis’, es donde se habla por primera vez de un juego de magia con cartas, escrito por Luca Pacioli, que era un matemático, y también por Leonardo Da Vinci, entonces, esta relación ya viene de antiguo”. Uno de sus maestros, más reciente, es Martin Gardner, “la persona que escribía la columna de juegos matemáticos en la revista Scientific American, que era mago aficionado, y a partir de ahí, leyéndolo a él se aficioné yo”, ha reconocido antes de precisar que “hay muchos juegos de cartas que en realidad tienen a las matemáticas por debajo”.

Esta conferencia-espectáculo ha sido todo un éxito, divirtiendo e interesando a partes iguales, “un show de magia con el que la gente se sorprende, pero la razón que hay siempre es científica, una parte de experimentos químicos con sustancias para revelación de cartas y desapariciones, y lo demás juegos matemáticos, siempre insistiendo en ello, en que los asistentes sepan que la ciencia está debajo, que la ciencia puede entretener y que se usa en el arte, como puede ser el arte del ilusionismo”. Como matemático, ha asegurado que “el problema es que no sabemos de otras ciencias”, en referencia a que se ha atrevido con la química, pero con ayuda: “Lo hemos hecho y preparado Miquel Durán, de la Universidad de Girona, químico, y yo; sí que es verdad que la química y las matemáticas están muy relacionadas porque los números naturales aparecen en el número de átomos que tiene cada elemento químico, y hay una relación unívoca entre números naturales y elementos químicos, que es la base de la materia”.

Recordemos que Fernando Blasco es profesor de Matemáticas en la Universidad Complutense de Madrid y de Matemática Aplicada en la Universidad Politécnica de Madrid. Es mago aficionado y autor de los libros ‘Matemagia’, ‘El Periodista Matemático’, ‘Tu hijo puede ser un genio de las mates’, ‘Un conejo matemático en la chistera’ y ‘Más allá de la razón áurea: las constantes matemáticas’. Desde 2018 es también miembro del Committee for Raising Public Awareness, de la European Mathematical Society, y a partir de enero será el responsable de divulgación de la Real Sociedad Matemática Española, esta último un dato desvelado por el vicedecano Juan José Moreno-Balcázar cuando lo ha presentado.