El Concurso de Microrrelatos de la Biblioteca Nicolás Salmerón de la UAL estrena palmarés con un alto nivel

0
797

Organizado por primera vez con motivo del Día del Libro, el texto ganador es ‘Como decía Quiroga’, escrito por Lucía Guerrero, y se concede el segundo premio a ‘Selfie!’, obra de Paula del Mar Gil, ambas estudiantes del Doble Grado de Filología Hispánica y Estudios Ingleses, con alta participación de todos los segmentos de la Universidad de Almería.

Han destacado dos estudiantes, pero no estaba destinado solo para este grupo de la comunidad universitaria. En ese sentido, cabe destacar la involucración también de PAS y PDI, reuniéndose más de un centenar de obras presentadas entre los tres segmentos de la UAL, siendo importante reseñar el buen nivel general de escritura. Así, ha sido complicado para el jurado, pero ya está compuesto el primer palmarés del Concurso de Microrrelatos de la Biblioteca Nicolás Salmerón de la Universidad de Almería. Ha ganado Lucía Guerrero, estudiante de quinto curso del Doble Grado de Filología Hispánica y Estudios Ingleses, con el texto titulado ‘Como decía Quiroga’. En segundo lugar ha quedado Paula del Mar Gil, estudiante de tercer curso de esa misma titulación, en su caso con la obra ‘Selfie!’.

Convocado por primera vez con motivo del Día del Libro, pero con una clara vocación de continuidad en los años venideros, este martes 25 de abril ha tenido lugar el acto de entrega de los premios en el patio interior de las propias instalaciones bibliotecarias. Lo ha presidido la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria, María del Mar Ruiz, que además ha sido integrante del jurado. En su intervención ha realizado un recorrido por sus ocho años al frente del vicerrectorado, un camino bajo la premisa de “generar cultura en la UAL, dar respuesta a las inquietudes culturales de la comunidad universitaria, no solo de los estudiantes, y de ahí la organización de actividades de todo tipo en torno a diez aulas culturales temáticas”. Ruiz ha hecho referencia a que se han tenido “propuestas que surgen desde la comunidad universitaria y también desde la ciudadanía en general”.

El bagaje acumulado y la dinámica de trabajo han conducido a que “actualmente hay programadas en torno a doscientas actividades culturales”. Un línea estrategia seguida ha sido “generar cultura desde otros servicios, como la Biblioteca Nicolás Salmerón”, algo de lo que este Concurso de Microrrelatos es un ejemplo. Ha agradecido a Arsenio Gutiérrez, su director, la “predisposición total”, al igual que al resto de personas involucradas para que “esta actividad haya sido un éxito tanto de acogida como de calidad de los textos, resultando complejo llegar a los finalistas y seleccionar de entre ellos a los ganadores”. Gutiérrez, por su parte, ha querido “resaltar la alta participación, con más de cien textos presentados, en su mayoría ciertamente de alumnos, pero también hay relatos de profesores y del personal de administración y servicios”. Ha añadido que “esto, por supuesto, nos anima a realizar más ediciones y se puede decir, por lo tanto, que ha sido el primero de los muchos certámenes de microrrelatos que pensamos hacer”.

Como integrantes del jurado, junto a la propia María del Mar Ruiz en su calidad también de profesora de Didáctica de la Lengua y la Literatura, han estado tres miembros más del profesorado, que son Isabel Giménez, Miguel Gallego, a la par director de EDUAL, y Lorena Ávila, además facultativa de Biblioteca. A ella, como secretaria del jurado, ha correspondido la lectura del acta, para dar después paso a los podcast grabados en UAL Radio basados en los textos ganadores, pasos previos a la entrega de reconocimientos a las autoras. Lucía Guerrero ha confesado sentirse “súper feliz”, al tratarse de “algo que no me creía”, dicho de modo textual. Ha explicado que “lo que escribo, habitualmente lo guardo o lo destruyo directamente, no suelo publicarlo, pero entonces vi el anuncio del concurso y había escrito recientemente algo que me servía, y pensé ‘lo voy a mandar, por si acaso’”, textualmente.

Su sorpresa llegó a través de una amiga que le preguntó si había participado y le comunicó que había ganado: “Entré al enlace y no me lo creía; me provocó más felicidad porque lo que yo escribí trataba sobre mis amigos, así que es maravilloso”. Llegado el fin de sus estudios en el doble grado, el texto lo compuso “para desahogarme el último día de carrera, porque estaba muy triste por no ver más a mis amigos y pensé ‘necesito poner esto sobre el papel’, así que fue algo que pasó, sentados en la escalera de la biblioteca y repasando cómo había ido todo”. Se ha mostrado orgullosa de sus compañeros por haberse graduado y le gustaría que su futuro se viera ligado a la escritura: “Me encanta escribir y me encanta leer, y de hecho me gustaría mucho dedicarme a la escritura; creo que voy para profesora, pero la escritura siempre me ha llamado muchísimo la atención y entré en la carrera para poder acercarme mucho más a la literatura”.

Respecto a Paula del Mar Gil, su sentimiento ha sido de mucha emoción: “No me esperaba este reconocimiento y ni tan siquiera me había planteado presentarme, pero vi la notificación en Instagram y pensé, ‘¿por qué no?, por intentarlo no voy a perder nada’”. A ese impulso le ha llegado una segunda posición de mucho mérito, sabido el nivel, algo que además ha merecido la pena por poner a la luz su maestría: “Lo que yo escribo lo dejo para mí, nunca he intentado publicar ni nada, ni se lo he enseñado a nadie, me lo guardo para mí, aunque sí me gustaría dedicarme a la escritura; es una de mis opciones, no es la principal, pero sí una opción, si bien por ahora mismo es hobby”. En el texto “pongo una situación muy presente en el campus, el postureo de voy a clase, o voy a la biblioteca, publico la foto y poco más, pero al fin y al cabo es algo que hemos hecho todos y no soy nadie para juzgar, al contario”.