‘El intérprete frente a la cámara’ pone fin al curso Filming Almería de Colomo

0
187

Una treintena de participantes han tenido la oportunidad de trabajar ante la cámara bajo la batuta del director de cine. El curso ha llegado a su fin con una mesa redonda en la que han participado las actrices Cuca Escribano, Ana Otero y Ruth Gabriel.

La mesa redonda ‘El intérprete frente a la cámara’ ha puesto el punto final al VI Taller Filming Almería: frente a la cámara’, celebrado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería y que este año han tenido como protagonista al director de cine Fernando Colomo.

Esta última actividad ha contado con la presencia de las actrices Cuca Escribano, Ana Otero y Ruth Gabriel. De la presentación de la mesa redonda se ha encargado la directora de los Cursos de Verano, Amalia Magán, quien ha destacado el gran éxito de este taller, un referente en los seminarios estivales de la UAL. “Sé que los alumnos han disfrutado muchísimo, han realizado buenísimas interpretaciones. Me han dicho que sois unos alumnos aventajados. Les agradezco a sus directores, Enrique Iznaola e Isabel Mercader, el acierto que tienen a la hora de elegir a sus ponentes. Desde la UAL estamos muy contentos de poder acercar Almería al cine junto a nuestros colaboradores”.

Por su parte el director, Enrique Iznaola, ha indicado que “una vez más el curso Filming Almería ha cubierto y sobrepasado todas las expectativas. Este taller de interpretación fue un éxito desde el mismo momento que se hizo público con todas las plazas agotadas en unos días. Una treintena de alumnos han tenido oportunidad de trabajar ante la cámara bajo la batuta de un gran director como es Fernando Colomo, figura indispensable de la historia del cine español de las cuatro últimas décadas y de participar en una mesa redonda de lujo con Colomo y tres actrices maravillosas”.

La mesa redonda ha comenzado con los participantes contestando a la pregunta del director sobre los orígenes de su pasión por el cine y la interpretación. Cuca Escribano ha indicado que “fue bien pronto porque siempre quise hacer cosas de cara al público. Empecé a estudiar Filología -porque me gusta mucho la literatura, leer y escribir-y a la vez empecé en el Instituto del Teatro, pensado que eso era un hobby, pero a los dos años dejé la carrera y me dediqué plenamente a la actuación porque se convirtió en mi pasión y veneno. Es una cosa que cuando la pruebas, ya no la dejas”.

Ana Otero ha explicado que tiene vocación desde que recuerda. “Tengo una capacidad de empatía brutal desde pequeña y siempre me agradaba ponerme en el lugar del otro. Y al final la actuación se cimienta en esto: en darle carnalidad a lo que otro siente”.

Ruth Gabriel, de padres actores, asegura que lo suyo “era inevitable”. Y ha compartido con Ana Otero la importancia de la empatía. “Es una base que tenemos. Se nos ve como los que comunicamos, pero antes, nosotros tenemos que absorber mucho, hacer un trabajo de fuera hacia dentro. Nos convertimos en una especie de almacén en el que, cada cierto tiempo, tienes que recurrir a una memoria de algo que hayas vivido, pasar ese filtro, meterlo en un personaje, que quizás no eres tú y trabajar muy potentemente eso que ha venido de fuera, que hemos observado, nos contado y hacerlo nuestro. Y es un trabajo hermosísimo”.

Por último, Fernando Colomo ha explicado que centró su vocación en la dirección de cine cuando en un cine fórum del colegio vio la película ‘Los 400 golpes’. “A partir de ahí hacía de actor en las películas de Super 8 que hacía con los amigos y descubrí que también me gustaba mucho estar delante de la cámara”.