El ‘sonido de la batuta’ repite en los Cursos de Verano con un taller único en España

0
464

La Universidad de Almería cubre por tercer año consecutivo un vacío con el seminario práctico más extenso del país dedicado a la ‘dirección de orquesta, banda y wind ensemble’, y que tiene carácter internacional con el coreano Seokwon Ryu y el norteamericano Langston Hemenway.

Uno a uno han pasado sobre el escenario de la EMMA, y cada alumno lo ha hecho con su manera particular de sentir la unión entre la batuta y la música. Siguiéndolos de cerca, y corrigiendo algún gesto concreto en el ejercicio, Seokwon Ryu, el director titular de la Kangneung Philarmonic Orchestra, se ha mostrado sorprendido por el buen nivel general: “Ser director es una labor muy sacrificada y que requiere trabajo diario; hay que pensar y practicar, y es muy importante la batuta, la técnica, porque la batuta y la música están conectadas”. A su juicio, eso sucede hasta el extremo de que “aunque haya diferentes niveles, la orquesta es buena si el director es bueno”,  ha valorado antes de añadir que “todos los instrumentos son igual de importantes, pero los directores deber ser tan buenos como los pianistas”.

Este reputado director coreano ha sido el encargado de abrir el curso de verano más extenso de la Universidad de Almería, ya que se extiende durante toda la semana. Esa particularidad lo hace incluso más único si cabe, no solo por la calidad de los ponentes y la diferenciación clara en su propuesta. El objetivo es ambicioso, pero se consigue, tal y como ha relatado el director de este ‘Taller de dirección de orquesta, banda y wind ensemble’, Juan José Navarro: “En España hay un vacío en la dirección porque hay dirección de orquesta pero no hay de banda, y aparte de eso la dirección de orquesta está muy limitada, hay muy poquitas plazas y poquitos conservatorios, por lo que este curso, que alcanza ya su tercera edición, está teniendo una aceptación muy grande”.

Tan es así que “se llena siempre, las 30 plazas que se ofrecen”, y surge la “obligación de poner alguna más”. La UAL se convierte en un foco de atención en la materia cada verano “porque ofrece la posibilidad de estudiar dirección de banda, de orquesta, de wind ensemble, y de tener profesores extranjeros, que no siempre se tiene la posibilidad de aprender de internacionales, así que aunque sea solo un curso de verano, completa el vacío”. No en vano, se hace un esfuerzo por ofrecer lo mejor, y se logra: “Intentamos siempre variar, traer gente nueva y que traiga una nueva visión de la dirección, porque cuando viene una persona de Corea, lógicamente las personas con las que ha estudiado y las orquestas que ha dirigido nunca van a ser las mismas que conocen los españoles”. Consigue “dar una nueva visión, nuevas ideas y nuevas formas de ver la dirección”.

El otro director internacional es el norteamericano Langston Hemenway, de la Kansas Wind Symphony, que se une a los que repiten año tras año, el murciano José Miguel Rodilla y el mismo Juan José Navarro, director de la Orquesta de la Universidad de Almería recientemente anunciada. Navarro ha recordado que “hay una frase muy típica que dice que la batuta suena, y es verdad”, para referirse a que “cuando hay un buen director, una orquesta suena mucho mejor que si hay un mal director”, alineándose así a lo que ha expresado Seokwon Ryu, el primero de los protagonistas de un curso al que “la gente viene muy motivada por ser algo nuevo, por no ser el típico curso de un par de días y con un solo profesor de los que se imparten en otros sitios, sino una oferta mucho más amplia”.

Por lo tanto, se ha iniciado una serie de días cargados de práctica y trabajo, pero marcados por la ilusión de un alumnado muy participativo, como ha querido destacar el propio director coreano: “Es muy importante que se hagan cursos como este que plantea la Universidad de Almería, ya que es un estudio muy duro el que hay que desarrollar y estoy seguro de que los alumnos se van a convertir en buenos directores”. Una de las cualidades importantes de que deben desarrollar es “la imaginación” y no se puede olvidar que es obligado “estudiar todos los días aunque sea unos minutos”, algo “esencial” para Seokwon. De hecho, él mismo se ha puesto como la muestra, al reconocer que practica todos los días, “algo que se debe hacer sea donde donde sea, en Corea o en España”. Encantado con Almería, ha comentado entre risas que se quiere quedar aquí.