Comienza el Curso de Verano ‘Contribuciones de la mejora genética de hortícolas al desarrollo del sistema productivo almeriense’.  Por quinta vez la oferta formativa estival de la UAL se une al Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas para la organización de un curso dedicado a esta temática

La mejora genética regresa como temática principal de unos de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería. Es la quinta vez que la oferta formativa de la UAL se une al Colegio Oficial de Ingenieros Agrícolas para realizar un curso de estas características, repitiendo el éxito de los anteriores en cuanto a número de participantes. Entre ellos, estudiantes de Ingeniería Técnica Agrícola, de Biotecnología y Agronomía y profesionales del sector que han agotado las matrículas, y que a partir de este miércoles recibirán una formación especializada en mejora genética.

El curso ha sido inaugurado por el vicerrector de Política Científica de la Universidad de Almería, José Antonio Sánchez, quien ha explicado la importancia de la formación y el conocimiento para seguir haciendo del sector agrícola almeriense un referente mundial. “Este curso es realmente interesante puesto que la mejora genética es una clave importantísima en el éxito de agricultura almeriense. La Universidad de Almería siempre apoya a nuestro sector productivo y a nuestra sociedad y, por tanto, apostamos fuerte para que en la programación de los Cursos de Verano siempre haya presencia del sector agrícola, en este caso de mejora genética de nuestros productos. Se trata de una gran oportunidad para que nuestros estudiantes conozcan la gran labor que se hace y podamos transmitir  ese trabajo a nuestros futuros profesionales, que son las personas que el día de mañana van a hacer a este sector aún más grande, basado en el conocimiento, la tecnología y la investigación”.

Por su parte, el delegado de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural en Almería de la Junta de Andalucía, Antonio Bartolomé Mena, ha señalado que se trata de un curso “fundamental y muy importante para el estudiante y para el sector agrícola almeriense.  No existirá este modelo productivo al que llamamos milagro, aunque de milagro tiene poco y mucho de trabajo, esfuerzo e investigación, en las casas de semillas que trabajan en una continua mejora genética de los productos saludables, sanos, que se exportan a toda Europa. Y que, además, se adaptan a las distintas circunstancias climatológicas, al cambio climático, a las distintas plagas y enfermedades que tenemos, y que tendremos”.  Un sector que, ha continuado explicando el delegado, “tenemos que seguir potenciando para sentirnos orgullosos del sector al que pertenecemos, el principal motor económico de la provincia de Almería y que tenemos que llevar por todo el mundo”.

En su presentación, Juan Capel, director del curso, ha dado las gracias al Colegio Oficial de Ingenieros Agrícolas, por su implicación en la organización por quinta vez de un curso en el que interactúa la mejora genética con el desarrollo del sistema productivo almeriense. “La idea de este curso es ver desde lo más básico a lo más complejo de la mejora genética y cómo ha contribuido a hacer más grande este sector. La mejora genética es la gran olvidada cuando se habla del milagro almeriense”.

Sin embargo, el director del curso ha explicado que “si sumamos toda la tecnología que hay en cualquier invernadero almeriense, desde los sistemas de producción hasta las plantas que se cultivan, se ha calculado que todas esas pequeñas cosas, desde un gotero hasta los sistemas de control de la climatización de un invernadero o la mejora genética, superan con creces a lo que creemos que es el sumum de la tecnología que son la Fórmula 1. En una variedad de tomate hay más tecnología que en un coche de Fórmula 1”.

Durante el curso se va a hacer un repaso de toda la contribución que la mejora genética aporta a la sociedad almeriense en general y cómo los ingenieros técnicos agrícolas son también importantes en este ámbito y no solo en la producción. “Creo que el interés que ha despertado este curso se debe a que hemos sido capaces de transmitir a los estudiantes de la Universidad de Almería, y muchos de fuera de ella, que las contribuciones de la mejora genética son esenciales para el desarrollo de cualquier sociedad. Nosotros nos centramos en el modelo Almería, pero muchos vienen de fuera para aprender parte de ese modelo”.  

Por último, Francisco Portero, vocal del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y codirector del curso, ha agradecido que se cuente con el Colegio para la realización de este curso. “Estamos implicados en la formación de los ingenieros técnicos agrícolas y de los de los estudiantes de grado de la Universidad de Almería.  Este curso va en esa línea de formación y reciclaje. Estamos muy agradecidos de contar con la administración de la Junta de Andalucía, con las empresas del sector y con todos los alumnos y participantes que año tras año muestran un gran interés por esta temática”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here