Finaliza en Purchena el Curso de Verano más longevo de la UAL analizando los retos de futuro del sistema de protección de menores

0
1488

La trata de seres humanos, problemática que en Andalucía afecta principalmente a personas de nacionalidad nigeriana, y la situación de los niños de las calles de Melilla han sido algunos de los temas tratados en la última jornada del curso.

El Edificio Polivalente del Ayuntamiento de Purchena ha acogido este viernes, 21 de julio, la clausura del Curso de Verano ‘Cambios legislativos en los sistemas de protección y justicia de menores. Objetivos y retos de futuro’.

A lo largo de tres días expertos de reconocido prestigio llegados de varios puntos de España y del mundo como Honduras, han ahondado sobre la actual situación de la protección de menores y los objetivos que todos los agentes implicados deben marcarse para mejorarla y afrontar el futuro de los menores de edad en situación de riesgo de exclusión social.

Una de las ponentes de la última jornada ha sido Violeta Assiego, de la Universidad Pontificada de Comillas, quien ha presentado un informe que recoge la situación que viven los niños que duermen en las calles de Melilla. En este sentido ha señalado que “la realidad de los MENA (menores extranjeros no acompañados) requiere la intervención socioeducativa que estamos realizando, poniendo el foco de la intervención en la historia previa de cada uno de los menores”.

Assiego ha destacado también la importancia de que la Universidad de Almería organice un Curso de Verano, el más longevo de ellos, dedicado a esta temática. “Es un curso maravilloso que se debería conocer más dada la temática tan importante que se aborda”.

Tras su intervención, le ha tocado el turno a Carmen Rubio, fiscal de menores de la Fiscalía de Córdoba quien ha protagonizado la charla ‘La trata de seres humanos’. La fiscal ha asegurado que “la problemática más grave de la trata de seres humanos en España procede de Rumanía, en el caso específico de Andalucía dicha problemática procede en mayor porcentaje de Nigeria”. Sobre la identificación de la víctima de trata de seres humanos ha indicado que “es un proceso interdisciplinar altamente especializado que requiere tiempo y asistencia cualificada”.

La última ponente del curso ha sido María Juana Pérez, adjunta al Defensor del Pueblo Andaluz y el Menor, en la que ha explicado los retos de futuro de los sistemas de protección de justicia en menores.

El Curso de Verano de Purchena ha finalizado con la presentación de las conclusiones derivadas de las charlas mantenidas a lo lardo de las tres jornadas que han sido presentadas por sus directores, Jaime de Pablo Valenciano, profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Almería y Mariola Gómez, coordinadora de la Fiscalía de Menores de Almería.

Al acto han asistido los casi 180 alumnos inscritos en este curso, siendo el que ha contado con mayor número de participantes de los 28 que se han celebrado en esta edición. Una puesta conjunta de conclusiones que marcan el camino que han de seguir los profesionales relacionados con la protección de menores para mejorar la asistencia que les prestan a los más necesitados.