‘Herramientas para la creatividad fotográfica’ se inicia derribando miedos e instando a reconocerse en la obra

0
158

Una inspiradora charla de la fotógrafa y divulgadora Ana Becerra enseña a ‘Aprender a mirar’, “la creatividad es un animal salvaje con un ojo disciplinado”, arrancando así los XXI Cursos de Verano de la Universidad de Almería y, en concreto, un completo seminario compuesto por seis especialistas de primer nivel en sus diferentes estilos fotográficos.

Bajo la dirección de Blas Fuentes y de María José Ortega, organizado por la UAL, en colaboración con el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, ha echado a andar un nuevo curso de verano dedicado a la fotografía, en esta edición XXI de los seminarios estivales abordando la temática del crecimiento creativo de cada autor. Su título, ‘Herramientas para la creatividad fotográfica’. Ha sido, además, el encargado de abrir las puertas a tres semanas intensas de formación de calidad que tendrán la gran novedad de desarrollarse íntegramente en formato on-line. Lo ha hecho con pleno de matriculados, cubriendo las 51 plazas ofertadas, ello como resultado del gran interés que han despertado los prestigiosos ponentes que conforman su programa. Así, la primera ponente de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería en 2020 ha sido Ana Becerra, quien desde las 9.30 horas de la mañana ha enseñado a ‘Aprender a mirar’.

No solo fotógrafa reputada, con una dilatada trayectoria profesional, sino formadora también con varios años de experiencia en la temática impartida, ha explicado que su ponencia busca una ruptura: “Chaplin decía que la creatividad es algo muy serio que hay que tomarse a broma’, y mi exposición es un recorrido por cómo funciona nuestra mente en la actualidad, haciendo reflexiones de base que sirven para entrar en conciencia de lo limitada que está y de lo condicionados que estamos a la hora de crear imágenes”. Sabido esto, “también podemos hacerlo cambiar, y pensar de una manera más divergente para llegar al disfrute y la personalidad que todo fotógrafo necesita”, ha añadido, “pero no solo se ha hablado de pensamiento, sino también sobre inteligencias múltiples, imaginación, ¿qué es creatividad, el pensamiento creativo…?, de dónde viene la inspiración, las referencias, las influencias… o de la importancia de limitar nuestro consumo visual para vernos tan sometidos a tanto estímulo”. Otro de los pilares tratados durante las dos horas de conferencia ha sido “la importancia de rebeldía”, así como “algunas de las definiciones sobre arte y creatividad de algunos personajes de gran índole”.

Becerra ha querido destacar, respecto a la composición del curso, que “estas iniciativas son siempre bienvenidas y lo mejor es que despiertan interés, son necesarias, porque son las que generan los cambios de paradigmas para las futuras generaciones”. Dicho eso, ha expresado su satisfacción por formar parte de un elenco tan selecto de ponentes: “Mis felicitaciones por la programación; me siento feliz no solo de estar, sino de ser la primera de la programación, porque si pudiéramos visualizarlo y relacionarlo con algo, yo sería la que corta los ingredientes para hacer un buen plato de cocina”. Tras ella ha sido el turno de Rodrigo Valero, con ‘Luz natural y el Blanco y Negro como recurso expresivo personal’. En la sesión vespertina de este lunes se ha contado en primera persona el desarrollo personal de la fotografía de Juan Francisco Martínez, agricultor de profesión. La segunda jornada del curso se dedicará a la ‘Luz y retrato pictórico’, a cargo de la fotógrafa Carmen Pascual, toda la mañana, y también a la ‘Fotografía de Naturaleza’, con David Santiago, que ocupará la tarde íntegramente, ambos especializados en esas ramas. El seminario cerrará el miércoles con Domingo Leiva, uno de los fotógrafos panorámicos más reclamados del momento, en su caso con doble temática, la de ‘Herramientas de selección avanzadas en Photoshop’ y la de ‘Rutinas con máscaras de luminosidad’.

Precisamente sobre la variedad de aspectos tratados en el curso ‘Herramientas para la creatividad fotográfica’, así como también por el solo hecho de incluir la fotografía en el programa general de seminarios estivales de la UAL, Ana Becerra ha dicho que es “necesario” y además que “ojalá muchas universidades se animen para algo parecido”. Así mismo, ha destacado como un acierto que la Universidad de Almería haya decidido mantener su propuesta de cursos de verano este 2020, pese a la COVID-19, acomodándola al formato on-line: “Me ha parecido ejemplar y profesional; hay que adaptarse a los medios y a las circunstancias, y hoy tenemos los medios y las herramientas para hacerlo, así que fenomenal”. Con mucho de si misma expuesto en la charla, Ana Becerra ha reconocido que, en su caso, nutre su yo de fotógrafa “de creatividad, sobre todo, porque abarca mi forma de vida para poder construir mi obra, y eso junto con conocimiento, apoyo familiar y mucha paciencia”, textualmente. Se lo ha dicho, como una forma de introducción, a los alumnos, en referencia a su objetivo respecto a ellos: “Me quedaré hoy con un… me hiciste pensar”.

Le han ratificado que lo ha conseguido todas las personas conectadas virtual y emocionalmente a su charla, dados los comentarios y preguntas posteriores que han formulado una vez interiorizado un discurso honesto y sincero, utilizando como hilo conductor su propia experiencia y crecimiento. Así, Becerra ha comenzado valorando en su justa medida el tiempo, ha seguido enseñando en la pantalla compartida la foto desde la que reencontró su sello propio y ha comenzado después una serie de pautas fundamentales a través de distintas propuestas, con preguntas y ejercicios. Como premisa fundamental, “la satisfacción no es tener más ‘likes’ en las redes sociales, sino que te reconozcas en tu obra, disfrutar no es que mole tu foto, sino que te reconozcas en ella”. Para ello ha invitado a un “análisis constante” del propio portfolio, ha recordado la necesidad de “sacar en papel la fotografía para generar un vínculo”, sin miedos ni vergüenza para quedarse con “solo lo que nos representa en este momento, en este ahora de cada uno”. Sus ‘tips’ pasan por crear un espacio de trabajo permanente, “una atmósfera”, y algunos otros métodos sencillos para “activar la inspiración”, con constancia en el trabajo, “rutinas a seguir”, con dosis de rebeldía, lejos de la sobreexcitación, sin rubor por el hecho de tener referentes e imitarlos, porque la propia evolución sobre ellos llevará a la propia identidad. Todo se engloba en eso de ‘Aprender a mirar’, que ha dado título a su charla, porque “la creatividad es un animal salvaje con un ojo disciplinado”.