Comienza en Purchena el curso de Menores con la charla de Javier Urra

0
1802

Arranca, en la sede de Purchena, el curso de verano ‘Menores: educación y valores‘ con expertos de todo el país como el psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Javier Urra, la fiscal coordinadora de menores en Almería, Mariola Gómez Ponce o el entrenador nacional de fútbol, Antonio Fernández.

Con más de 180 alumnos ha arrancado esta edición de los Cursos de Verano en Purchena, con la temática ‘Menores: educación y valores’. En la inauguración el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, ha destacado la relevancia de esta sede y ha reconocido el tesón y la constancia en relación con la infancia y la juventud de su entorno que tiene el Ayuntamiento de Purchena.  Rodríguez ha remarcado que “creo que hay que apostar por una educación en valores, la prioridad debe de ser formar buenas personas para que sean excelentes profesionales en un futuro”.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Juan Miguel Tortosa, ha destacado que estos cursos de verano “son la mejor vía que tiene la Universidad de Almería para que todos nos sintamos más próximos a ella, y especialmente este seminario que desarrollamos ya que nuestra sede está especializada en cursos de menores, desde 2008, ya que mueve unos recursos que son de vital importancia para la comarca, por la cantidad de empleo que genera”.

Y es que especialistas en inteligencia emocional o en la prevención de acoso escolar debatirán durante los próximos tres días sobre los mecanismos de respuesta e intervención a la realidad social y educativa de los menores. El  psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados de Menores de Madrid, Javier Urra, ha ofrecido la charla ‘Educar y educarnos en lo esencial’. Para Javier Urra “los jóvenes, en gran medida lucen los valores, que les trasmitimos los adultos. Tengo la impresión de que son muy de vivir el aquí y el ahora, muy del presente, quizás porque les hemos hurtado la perspectiva del futuro laboral y social. También creo que son conscientes de que algunas relaciones, nacen y acaban, para reiniciar otras. Tienen eso sí, una cosmovisión del mundo, dónde tiempo y espacio se reducen y dónde se está con las nuevas tecnologías interconectado”.

El psicólogo forense ha afirmado que “se aprecian más los aspectos psicológicos y emocionales, pero se debe a que se soslayan ya muchos problemas físicos. Hemos de plantearnos, cuándo acaba la infancia y cuándo la juventud, en una sociedad cuya esperanza de vida aumenta día a día. Y es que hoy día se infantiliza mucho a algunos jóvenes”.

Sobre la educación en España y la relación entre padres e hijos, Urra cree que “la educación en general, no va mal. Habría que cultivar más la capacidad de trabajo, de estudio, de ir a las bases, a la etiología. En cuanto a los padres hemos de ser exactamente padres, próximos, pero padres. Sin confundir nuestro rol”.

Psicólogos y sociólogos concentran también su mirada en un fenómeno que no es nuevo: la violencia filio-parental. Un 16% de los delitos de menores son de violencia contra sus padres “los hijos son lo que son, por la herencia, por el entorno próximo, por el ambiente social, y por su propia decisión. Estamos estudiando por qué el aumento de la violencia, de hijos hacia sus padres, es algo que se incardina, en una sociedad donde se ha roto el dique del respeto a los mayores, y a la autoridad. Pero es un tema que tiene distintas vertientes”. Una violencia que está íntimamente relacionada con el uso abusivo de las nuevas tecnologías, ha destacado.

Sobre las segundas oportunidades Urra lo tiene claro “en el caso de los jóvenes pueden ser tan esperanzadoras como persistentes para alcanzar la reinserción, pues ciertamente es factible, como nos lo demuestra la práctica cotidiana. La juventud y la adolescencia es una etapa de cambio, de conversión. Hay que estar a su lado, manteniendo la distancia óptima, dándoles cierta libertad, mostrándoles lo que significa asumir responsabilidad. Y siendo conscientes de que pese a todo habrá roces, habrá conflictos”.