“Producir energía con biomasa ayuda a revertir la llamada España vacía’”

0
397

Concluye la parte teórica del Curso de Verano ‘Energías renovables para una sociedad más sostenible’. Esta jornada ha contado con la participación, entre otros, de David Vera, profesor titular del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Jaén. Mañana los participantes visitarán la Plataforma Solar de Tabernas.

La ‘Energía producida a partir de biomasa’ ha sido uno de los temas protagonistas en la última jornada teórica del Curso de Verano ‘Energías renovables para una sociedad más sostenible’, en el que durante tres días se ha hablado de la importancia, beneficios y retos de esta forma de producir energía más limpia.

David Vera, profesor titular del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Jaén, ha sido el encargado de arrojar luz sobre esta energía que es “poco conocida” y cuyo potencial “es aún menos conocido”.

Hablar de biomasa es “hablar de restos de poda, de heces de cerdos (llamados purines) y en Almería de los restos de los invernaderos, unos 1,2 millones de toneladas de residuos anuales, sobre todo en la zona de El Ejido”.

Durante su charla, David Vera ha hablado de cómo la biomasa se utiliza para generar energía como la eléctrica.  “Es una forma de producir energía que se conoce poco porque las que están más desarrolladas son la fotovoltaica y la eólica. La biomasa requiere un modelo de explotación donde entran otros factores como la producción de energía eléctrica o térmica. Por ejemplo,  un invernadero necesita energía térmica por la noche para que las plantas no tengan frío y energía eléctrica para tener luz, etc. Entonces, son modelos de negocio más complejos que la eólica y la fotovoltaica. No obstante, en países del norte de Europa, como Alemania,  son potenciales, pero aquí en España todavía le queda un poco más de camino”.

Sin embargo, el uso de biomasa para producir energía tiene importantes ventajas. “Una de ellas es que beneficia al entorno rural porque la agricultura está principalmente allí y, por tanto, la biomasa se genera en el entorno rural. Si producimos centrales de biomasa estamos generando economía en entornos rurales, frente a la eólica o fotovoltaica que se ponen en cualquier sitio”.  

Otra de las ventajas que destaca David Vera es que es una energía gestionable. “Puedo producir energía eléctrica cuando quiera, siempre que tenga un residuo. La eólica depende del viento y la solar del sol, por la noche no hay sol y, por ejemplo, en las noches de verano hay poco viento. En cambio la biomasa se puede gestionar todo el año”.

Su valor va aún más allá y “puede prevenir incendios de montes forestales, puesto que si recogemos de ellos biomasa (los desechos que están en el suelo) evitamos que los incendios se propaguen. Por todas estas razones, es necesaria más concienciación  y apoyo por parte de los gobiernos, que haya más vatios generados por la biomasa y que vean su importancia porque ayuda a la despoblación, a revertir lo que se llama la ‘España vacía’”.

Por su parte, el director del curso, Joaquín Alonso Montesinos, ha agradecido a la Universidad de Almería “haberme brindado la oportunidad de dirigir un curso de esta importancia, en un entorno muy ligado a las energías renovables, fundamentalmente orientado a la energía solar por tener en nuestra provincia uno de los mayores potenciales a nivel mundial”.

Además, el director ha valorado de forma muy positiva el transcurrir del mismo, “pues ha dado la opción a que todo el público pueda aprender y conocer de la mano de investigadores y científicos punteros, qué fuentes de energía renovable tenemos en la actualidad, las capacidades y tecnologías de las mismas, y su aprovechamiento actual”.

El curso ha contado con un importante respaldo. “Me siento muy orgulloso de haber contado con el patrocinio de la compañía Naturgy y, cómo no, por haber tenido una magnífica acogida entre los estudiantes almerienses, (que han cubierto todas las plazas) permitiendo así potenciar sus capacidades.»