Las selecciones de fútbol sala de UAL Deportes prosiguen su crecimiento en el Campeonato de España Universitario

0
254

Tanto chicas como chicos muestran un alto nivel competitivo, a pesar de haberles faltado un paso para entrar en las semifinales de estos CEU organizados por la UCAM: “Disciplina y esfuerzo, calidad humana y técnica… poco a poco”.

Integrantes de las expediciones hablando de “sabor agridulce” o de “buen sabor de boca”. Es la muestra de la ambición que reside en las dos selecciones de fútbol sala de la Universidad de Almería y de la satisfacción por un gran torneo al más alto nivel. No en vano, han vuelto del Campeonato de España Universitario 2022 sin medalla colgada al cuello, pero sumando experiencia, mostrando un claro crecimiento y, después de varias horas asimilando los resultados, teniendo confianza en asaltar el podio nacional en próximos cursos. Ambas han caído frente al mismo rival, la Universidad San Jorge de Zaragoza, la única que ha doblegado en femenino y masculino a la Universidad de Almería. Solo se clasificaba un equipo por grupo. Las chicas han sido las segundas del suyo con dos victorias y una derrota, y los chicos los terceros, pero en triple empate de puntos y fuera de la semifinal por el golaveraje. Se ha rozado el pase a la lucha final por las preseas y el balance es muy positivo.

Así lo ha valorado Manuel Calvo, responsable de Competiciones Externas de UAL Deportes y jefe de expedición en San Javier, el lugar de disputa del CEU 2022 organizado por la UCAM. Ha reseñado que “en líneas generales ha sido un buen campeonato para los dos equipos, estando ambos muy cerca de lograr el pase a semifinales”. Es idéntica impresión para ambos, pero ha detallado más por categoría: “El equipo femenino, que ya este año disputó por primera vez un CEU en el mes de octubre sin lograr estrenar su casillero de victorias, en esta ocasión ha conseguido imponerse en dos partidos con cierta claridad, lo que demuestra el buen trabajo realizado a lo largo de todo el curso y, fruto del mismo, la progresión en el juego”. Calvo ha puesto el foco principalmente en que “es un grupo de mucha calidad, tanto deportiva como humana, que trasmite muy bien los valores que venimos potenciando desde UAL Deportes de disciplina, esfuerzo y trabajo para conseguir, poco a poco, los objetivos”.

En cuanto al equipo masculino, “este ha sido el primer CEU que han disputado y lo han dado todo hasta el último suspiro, desde el primero hasta el último componente de la expedición”. Al igual que el femenino, “esto ha sido fruto del trabajo realizado, y no solo de ahora, sino de los últimos cursos, con un bloque que lleva varios años trabajando al que se ha ido incorporando más gente nueva curso tras curso”. Manuel Calvo ha elogiado que “también forman todos un grupo excepcional que está demostrando una progresión importante y que seguro que seguirá dando alegrías a la UAL”. No siendo para menos, “por mi parte, estoy muy satisfecho con ambos equipos, por el trabajo serio y disciplinado que han hecho durante el curso y por el gran papel desarrollado en el CEU, luchando hasta el final en la pista dentro de los márgenes estrictamente deportivos, y con un comportamiento ejemplar en lo deportivo y en lo humano, dejando el buen nombre de la Universidad de Almería en lo más alto”, textualmente.

Ha enfatizado su valoración al afirmar que “con gente así da gusto trabajar, porque sabes que se entrega al máximo por nuestra universidad y puedes estar tranquilo por su disposición y actitud siempre positiva, en todos los sentidos”. Personalmente, ha dicho sentirse “muy orgullos de ambos equipos y espero que en el futuro sigan consiguiendo éxitos para la UAL”, de modo textual. Solo los nervios han apartado a los chicos de las medallas en un partido final ‘cruel’ con ellos, con la mala fortuna de estar en el único grupo de solo tres universidades, lo que no da margen para el error. Ha habido triple empate a tres puntos, con un empate habría sido suficiente, pero se han visto pronto abajo en el marcador ante San Jorge y han arriesgado, pagándolo caro en la diferencia de goles. En cuanto a las chicas, una victoria y una derrota antes de la jornada final, sabían que tenían que esperar a que San Jorge pinchara, lo que no sucedió, pero además que tenían que recuperar goles para el hipotético empate con las aragonesas.

Su entrenador, Juan Pablo Jurado, ha precisado que “el torneo ha crecido mucho, con 16 equipos en liza, lo que hace que sea más atractivo y que haya más oportunidades de mostrar las capacidades del equipo”. Ha destacado que “se ha notado el crecimiento del grupo, ya que hemos pasado de sufrir bastante en la primera participación en un CEU, con goleadas en contra y sin conseguir puntuar, a quedar segundas de grupo con dos grandes victorias y una derrota que se fraguó en tres minutos de desconexión”. Muy clara la evolución, “nos despedimos con un buen sabor de boca y conscientes de que una provincia como Almería ha competido contra capitales de otras comunidades exhibiendo un buen nivel de juego”, ha dicho. Se asientas bases sólidas para el verdadero gran objetivo que se ha planteado el equipo: “Este CEU ayuda a mejorar de cara al objetivo principal, que es ganar el CAU”. El próximo curso así se intentará, manteniendo la misma base de la selección y abriendo puertas a nuevas incorporaciones desde los grupos de entrenamiento.

El “sabor agridulce” ha sido para Alberto Toledo ‘Tito’, entrenador del equipo masculino, explicado en “un ilusionante comienzo y un decepcionante final”. El técnico ha matizado que “el estar en el único grupo de tres participantes, debido a la vacante de una universidad que renunció, no había cabida a traspiés alguno, por lo que la derrota en el segundo partido penalizó definitivamente en esta primera participación en un CEU”. En su resumen de lo acontecido, “en el primer partido nos mostramos muy serios y a la vez competitivos, remontando el gol inicial de Pompeu Fabra, las ocasiones y el control de partido cayeron de nuestro lado y a falta de un minuto y medio logramos el definitivo 2-1”, ha detallado para proseguir con el choque definitivo: “Sin Antonio Vargas, encajamos pronto el primer gol, nos repusimos al poco tiempo fruto de una estrategia de banda, pero las sensaciones no fueron buenas, no tuvimos control y antes del descanso la gran efectividad San Jorge lo puso muy difícil”. Se queda, eso sí, con lo que ha sido “una gran experiencia para el equipo que debe de seguir haciéndonos crecer”, dicho textualmente.