‘Experiencias y narrativas deportivas desde la diversidad y para la inclusión’ enriquecen al alumnado de la UAL

0
238

El grupo docente LabCorpoEDuca-M, en colaboración con el Departamento de Educación y la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Almería, realiza una mesa redonda con protagonistas y especialistas en esta materia.

El Aula 1 del Edificio de Ciencias de la Salud se ha llenado de estudiantes de la UAL para participar en un evento que ha llevado hasta el campus a deportistas y profesionales vinculados con la diversidad, el deporte y la inclusión. Todos han desvelado cómo cruzan esos tres parámetros para una normalización que ha enriquecido al alumnado asistente, gracias a una iniciativa surgida desde el grupo docente ‘LabCorpoEDuca-M’, en colaboración con el Departamento de Educación y la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Almería. Sin que el paralímpico en tenis de mesa Tomás Piña haya podido ir por causa de una lesión que requiere reposo, sí han sumado sus experiencias Roberto Aguado, director y jugador del URA Clan, que es la sección inclusiva de Unión Rugby Almería, Carmen Haro, subcampeona de Andalucía de tenis de mesa adaptado, y Emilia Paunica, medallista de alto rendimiento en atletismo y preparadora física para personas con trastorno mental.

El evento se ha realizado con formato de mesa redonda, titulada ‘Experiencias y narrativas deportivas desde la diversidad y para la inclusión’. Ha estado moderada por las profesoras Irene Hernández, del Departamento de Educación, y María Jesús Lirola, del Departamento de Psicología, con la ausencia de la compañera de ambas en el laboratorio, Esther Prados. Hernández ha explicado que el ‘LabCorpoEDuca-M’ viene trabajando durante varios años en la formación inicial de nuestro alumnado, en las guías docentes, para que contemplen cada una en su asignatura la motricidad en las personas con diversidad enfocada a la inclusión, y que los alumnos, de forma optativa, tengan experiencias con colectivos y asociaciones de diversidad, ya sea física, intelectual o social”. Ha elogiado el buen funcionamiento de las unidades de Igualdad e Inclusión de la Universidad de Almería, añadiendo que procuran que sea posible poner “nuestro granito de arena en otras asignaturas no específicas”.

Las “experiencias evidenciadas como deportistas y también como profesionales” de los invitados han sido un rico complemento a la formación de los estudiantes inscritos, que han seguido la actividad con mucho interés. Así lo han valorado la propia Hernández y también María Jesús Lirola, para la que “los ponentes, además de su trayectoria deportiva y de alto rendimiento, tienen calidad humana y simbolizan la superación personal, son ejemplos de resiliencia, ya que a partir de la adversidad hacen que la sociedad sea mejor”. Más allá aun, “su ejemplo da pie a trabajar con personas con diversidad” y que estas cuestiones sean vistas desde la perspectiva de la unión”. Así, Lirola ha deseado que tras la mesa redonda el alumnado haya “desterrado barreras mentales y los estigmas habituales, que hayan perdido el miedo a innovar, porque si no han tenido antes estas vivencias, les será más difícil hacer frente a los prejuicios o a su inseguridad de si están preparados para una normalización”.

Ha finalizado con que “no hay que fijarse en las diferencias, sino en lo que une, en las semejanzas, porque cada uno de nosotros somos especiales y todos trabajamos con personas, así que lo ideal es dar lo mejor de nuestra vocación y profesionalidad”. Justo es el mensaje lanzado por Roberto Aguado: “Este tipo de actividades en la UAL es necesario, que se puedan compartir estos foros en los que participan personas con y sin discapacidad y en los que se habla de las capacidades y potencialidades de personas con discapacidad”. A su juicio, “la inclusión parte del conocimiento, y si no conocemos la experiencia y los valores, no se avanzaría”. Con más detalle incluso ha insistido en que es necesario “conocer y tener una visión de una persona con discapacidad no solo por la discapacidad, ya que la final siempre nos centramos en conocerla por las características de su discapacidad”.

Por su parte, URA con su proyecto de rugby inclusivo, ha destacado que “una sección como cualquier otra, que participa en todo, implicados todos en el mismo nivel, y ver esas potencialidades fortalece al club”.  Conoce muy bien a Unión Rugby Almería la atleta Emilia Paunica, que por su parte trabaja con un grupo de personas de salud mental sin distinción en su mensaje general a la sociedad en lo relativo a la activación física: “Es salud, hago deporte desde los siete años y sigo en activo, y digo a todo el mundo que cuide su vida, porque es el único regalo que tenemos solo una vez”. La charla la ha titulado ‘Inclúyete’ y su discurso es general: “No solo es para mis deportistas, sino para la sociedad, en referencia a los cambios que se están produciendo y que conducen a problemas de salud, a tomar medicamentos contra la depresión, así que pide que se abran los ojos y que se reinventen; es primordial que se junten actividad física, comer bien y ser positivo”. Carmen Haro ha dejado claro que “no porque quedes con una discapacidad te tienes que encerrar”. Ha relatado que ha luchado mucho hasta llegar al tenis de mesa frente “a puertas cerradas”, y ha querido transmitir a los alumnos que “cuando se encuentren con un caso como el mío no hay que frenar, hay que seguir con decisión, una experiencia para ambos”.