Tributo al rugby universitario de la UAL de la mano de Raimundo Bretones y su recuerdo

0
472

El próximo día 18 de agosto se realiza la vigésimo séptima edición del memorial dedicado a uno de los ‘pioneros de lo oval’ y el Servicio de Deportes de la Universidad de Almería se suma a su organización.

Con la participación de los veteranos de Escoriones de Granada y Lomos Plateados de Almería, del Club de Rugby Huércal Overa, de URA Clan y de un combinado entre jugadores de la Universidad de Almería y Old Nicolás, el XXVII Memorial Raimundo Bretones será un merecido homenaje y al mismo tiempo un repaso a la historia universitaria vinculada con el deporte oval. Durante varias horas del día 18 de agosto, sábado, entre las 18.00 y las 21.00 en el Estadio Emilio Campra con el balón en juego, y posteriormente en Lamarca San Francisco, la sede de Unión Rugby Almería, con un tercer tiempo cargado de anécdotas y recuerdos, esta cita anual contará con la participación activa del Servicio de Deportes de la UAL.

Como no podía ser de otro modo, el puro carácter emotivo no se ha perdido jamás aunque hayan pasado muchos años: “Para mí el trofeo es una forma de honrar a un amigo que se fue, pero que vuelve al menos una vez al año a disfrutar con nosotros”. Así lo ha expresado Octavio Malato, uno de los miembros de la organización, desde el CIESOL: “Él me descubrió este deporte, me presentó a todos estos ‘vejestorios’ que vuelven a sus veinte años de edad cada vez que llega el memorial, que salen al campo a darlo todo y a disfrutar del rugby y de todo lo que lo envuelve, amistad, deportividad y, por supuesto, un buen tercer tiempo recordando a ‘Ray’”. Su prematura muerte conmocionó al mundo del deporte, pero su recuerdo perdura inquebrantable.

El que fuera durante 14 años capitán del equipo de la Universidad de Almería, Felipe Rodríguez, ha rememorado los orígenes de la historia que da pie a este Memorial: “A veces, para que se dé el momento propicio, también tienen darse las circunstancias adecuadas, y en el caso que nos ocupa tuvo lugar en el año 1989, pues acababa de crearse el primer equipo de rugby en Almería con carácter permanente; durante ese periodo surgió un grupo de personas con intereses comunes que hicieron germinar la idea de formar un equipo en el instituto Nicolás Salmerón y Alonso”. Por lo tanto, “nació partiendo de las motivaciones y anhelos de un grupo de estudiantes y de su profesora, Irene Hernández, y reflejó la necesidad de darle cometido y objetivo común a esos jóvenes, los valores de esfuerzo, compañerismo, humildad, integración y amistad, valores, del rugby”. Uno de sus “miembros más destacados y capitanes” fue Raimundo Bretones Martínez.

Felipe Rodríguez ha destacado cómo “este grupo sin experiencia pero con empeño y constancia ante las circunstancias adversas de una tarea novedosa fue arraigándose y afianzándose”, en parte por Bretones, “muy influyente en el grupo por su personalidad”. Mientras tanto, Irene Hernández y José Antonio Ruano ‘El Tote’ montaban el equipo en la Universidad de Almería. Su repentina desaparición junto a su “constancia, apoyo y decidido compromiso con sus compañeros dejó un hueco imposible de llenar y es cuando surgió la idea unánime de recordarlo como mejor sabían sus compañeros y amigos: jugar un partido de rugby en su memoria y no olvidarlo como al él le hubiera gustado”. Fue en agosto de 1991 cuando echó a andar el primer Memorial Raimundo Bretones, “y aquí seguimos, todos juntos”.

La organización de esta vigésimo séptima edición será a cargo de un grupo de antiguos alumnos de la UAL y del IES Nicolás Salmerón, que han destacado que el torneo siempre ha contado con el apoyado del Servicio de Deportes de la Universidad de Almería. En ese sentido, se ha dejado constancia de que “la mayoría de los jugadores de la ciudad son ex alumnos de la UAL”, siendo muy importante contar con el respaldo del Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deportes de la Universidad de Almería: “Con estos partidos recordaremos a nuestro amigo fomentando los valores que siempre caracterizan rugby, compañerismo, humildad, esfuerzo y ante todo igualdad y respeto”. Por último, se ha lanzado la invitación a participar en el tercer tiempo a todo aquel que desee vivirlo, realizándose de manera abierta y no solo para los equipos participantes.